Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Amplían la búsqueda de los 43 estudiantes en Guerrero

Miles de estudiantes se sumaron a las protestas en apoyo a jóvenes

Estudiantes de varias universidades protestan frente al edificio de la Fiscalía ayer, en la capital de México. foto edh /EFE

Estudiantes de varias universidades protestan frente al edificio de la Fiscalía ayer, en la capital de México. foto edh /EFE

Estudiantes de varias universidades protestan frente al edificio de la Fiscalía ayer, en la capital de México. foto edh /EFE

MÉXICO. Las autoridades mexicanas comenzaron a enviar policías a caballo y perros a la zona serrana de las inmediaciones de la ciudad de Iguala para colaborar en la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos, luego de que se notificó que los restos encontrados en las primeras fosas clandestinas halladas en la zona no correspondían a ninguno de los alumnos.

También se analizan los restos contenidos en otro grupo de fosas también halladas en Iguala, a unos 200 kilómetros al sur de la ciudad de México y donde desaparecieron los jóvenes después de ser detenidos por policías municipales y entregados a un cártel de las drogas.

Las tareas para intentar dar con el paradero de los estudiantes en una zona rural controlada por el narcotráfico podrían develar aún más horrores.

A medida que avanza la búsqueda se han localizado más fosas que podrían contener muchos más cuerpos que el número de alumnos desaparecidos.

Cuando el gobierno descartó que entre los 28 cuerpos encontrados en las cinco fosas alguno perteneciera al grupo de estudiantes, surgieron preguntas sobre quiénes son esas víctimas y cuántas personas en esa zona del sur de México han sido asesinadas de manera silenciosa.

El presidente Enrique Peña Nieto, que desde hace poco más de una semana ha hablado prácticamente a diario del tema, reconoció que la desaparición de los jóvenes pone a prueba a México, cuya imagen de relativa mejoría en materia de seguridad pública se ha visto sacudida dentro y fuera de sus fronteras.

"Estos lamentables hechos son un momento de prueba para las instituciones y para la sociedad en su conjunto", dijo el mandatario ayer en un acto público en la capital.

La Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero señaló que se ha pedido la colaboración de la policía en seis estados cercanos a Guerrero, incluidos Oaxaca, Michoacán y la Ciudad de México.

Mientras las autoridades tratan de encontrar a los estudiantes, las manifestaciones en apoyo a los estudiantes de Guerrero en distintos puntos del país van en aumento para presionar al gobierno.

En la Ciudad de México, diversas universidades llevaron a cabo paros y mítines. Allí cientos de personas exigieron justicia frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República. Durante esta protesta, un grupo arrojó piedras, botellas y material incendiario al edificio, que no llegó a quemar nada del interior pero sí rompió varios ventanales.

"Estamos aquí por las desapariciones de nuestros compañeros de Ayotzinapa. Ya basta de tantas matanzas e impunidad. Estamos en contra de toda la injusticia del Gobierno en contra de todas las personas que piensan", dijo en el acto Jesús Olvera, uno de los estudiantes llegados del estado de Guerrero.

Presión política

También, en el Senado de la República, el Partido Acción Nacional (derecha) presentó una petición para la desaparición de poderes en el estado de Guerrero (gobernado por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática), a fin de que se inicie un proceso de pacificación en la entidad y se investiguen los sucesos de Iguala, informó la cámara alta en un comunicado.

Estos actos coincidieron con la presentación en Chilpancingo del informe final de la Comisión de la Verdad de Guerrero, que instó al estado a que tipifique el delito de desaparición forzosa y reiteró la necesidad de reparación del daño a víctimas de torturas y desapariciones. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación