Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Amplían búsqueda de avión malasio; Australia designa órgano de supervisión

Diez barcos y diez aviones están rastreando una extensa área en el océano Indico al este de Perth, tratando de hallar algún resto del avión

Amplían búsqueda de avión malasio; Australia designa órgano de supervisión

Amplían búsqueda de avión malasio; Australia designa órgano de supervisión

Amplían búsqueda de avión malasio; Australia designa órgano de supervisión

La búsqueda del vuelo MH370 de Malaysia Airlines podría tardar años, sugirió el domingo un responsable de la Marina estadounidense, mientras los equipos de búsqueda y rescate trataban de localizar la caja negra del avión días antes de que sus baterías se agoten.

Diez barcos y diez aviones están rastreando una extensa área en el océano Indico al este de Perth, tratando de hallar algún resto del avión, que desapareció hace más de tres semanas y que se habría estrellado en una de las áreas más remotas del planeta.

He Jianzhong, del Centro de Búsqueda y Rescate Marítimo de China, dijo a la agencia estatal de prensa Xinhua que los esfuerzos internacionales no habían divisado ningún objeto relacionado con el avión el domingo y que los barcos chinos ampliarían la zona de búsqueda.

Numerosos objetos se han divisado en el mar desde que las autoridades australianas trasladaran la zona de búsqueda unos 1,100 kilómetros, después de que nuevos análisis de datos de radar y satelitales concluyeran que el Boeing 777 viajó más rápidamente y a una distancia más corta tras desaparecer de los radares civiles el 8 de marzo.

No se ha confirmado que ninguno de esos objetos provenga del vuelo MH370.

Un navío de la marina australiana, el Ocean Shield, fue acondicionado con un sofisticado localizador estadounidense de cajas negras y con un drone submarino el domingo.

Pero el capitán de la marina estadounidense Mark Matthews, a cargo del localizador de cajas negras, el Towed Pinger Locator (TPL), dijo a los periodistas en la base naval Stirling, cerca de Perth, que la falta de información respecto al lugar donde cayó el avión afectaba seriamente a la capacidad de encontrarlo.

"Ahora mismo, el área de búsqueda es básicamente de tamaño del océano Indico, lo que llevaría una cantidad insostenible de tiempo en la búsqueda", dijo.

"Si se compara esto al vuelo 447 de Air France, (esa vez) tuvimos mucha mejor información del lugar en el que el avión cayó al agua", dijo Matthews, en referencia al avión que se estrelló en 2009 cerca de Brasil, y cuyo hallazgo llevó más de dos años.

Australia, que está coordinando la búsqueda en el sur del océano Indico, dijo que había establecido un nuevo organismo para supervisar la investigación y emitió a los países que están participando en la búsqueda un conjunto de protocolos a los que ceñirse si llegan a encontrar restos.

Malasia dice que el avión, que desapareció apenas una hora después de haber despegado de Kuala Lumpur a Pekín, probablemente se desvió deliberadamente. Los investigadores no han determinado un motivo de alarma entre los 227 pasajeros o en los 12 miembros de la tripulación.

Las condiciones del clima amenazan la búsqueda

La autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA) dijo que aviones de China, Australia, Japón, Corea del Sur, Malasia y Estados Unidos participaban en la búsqueda el domingo.

La búsqueda ha implicado una cooperación sin precedentes entre más de veinte países y 60 aviones y barcos, pero también se ve amenazada por las rivalidades regionales y por una aparente reticencia a compartir información que podría ser crucial, por temores sobre seguridad.

Esta semana, Australia emitió un conjunto de normas a todas las partes que participan en la búsqueda, que le da a Malasia la autoridad sobre la investigación de cualquier resto para que sea conducido a suelo australiano, dijo a Reuters una portavoz del Departamento de Asuntos Internacionales y Comercio.

"Australia pretende llevar los restos a puerto a Perth y mantenerlos seguros para los propósitos de la investigación de Malasia", dijo la portavoz.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, nombró el domingo al exjefe de las fuerzas de defensa de Australia, el comandante del aire Angus Houston, para la dirección de un nuevo Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas (JACC, por su sigla en inglés).

El centro coordinará la comunicación entre todos los socios internacionales además de con las familias de los pasajeros, muchos de los cuales viajarían a Perth.

Protestas de familiares

El Gobierno malasio ha estado bajo fuertes críticas de China, de donde son más de 150 de los pasajeros, donde los parientes de las personas desaparecidas han acusado al Gobierno de "retrasos y engaños".

El domingo, decenas de parientes furiosos de los pasajeros chinos de Pekín se reunieron con funcionarios de la embajada china en Kuala Lumpur, sumando presión sobre el Gobierno de Malasia por su manejo del caso.

"Llegamos aquí esta mañana con pesar y ansiedad, porque el enviado especial de Malasia, el denominado equipo de tecnología de alto nivel, no nos dio ninguna información efectiva en las reuniones que tuvieron lugar en tres días consecutivos", dijo Jiang Hui, pariente de una de las víctimas.

"Queremos que el Gobierno malasio nos pida disculpas por entregar información confusa en la última semana, que provocó el retraso en los esfuerzos de búsqueda y rescate".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación