Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Allanan oficinas de Joao Santana, exasesor de Mauricio Funes

Por el escándalo de Petrobras también se investiga a una veintena de grandes empresas y a medio centenar de políticos

Escándalo Brasil

Joao Santana al centro junto a Antonio Donato y Fernando Haddad. | Foto por Folha. com

La Policía Federal brasileña puso hoy en marcha una nueva fase de la operación que investiga el escándalo de corrupción de la estatal Petrobras con la ejecución de 51 nuevos mandatos judiciales, informaron fuentes oficiales. 

Entre ellos el allanamiento de las oficinas del publicista Joao Santana, que coordinó las campañas presidenciales de Dilma Rousseff y fue exasesor de imagen del expresidente salvadoreño Mauricio Funes.

Santana, por medio de la agencia de publicidad Polistepeque Comunicación y Marketing, manejó la campaña de Mauricio Funes (2009)

TE PUEDE INTERESARCapres oculta pagos a firma brasileña de publicidad Polistepeque

La vigésima tercera fase de la operación policial por el caso de Petrobras se lleva a cabo hoy lunes en diversos municipios de los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Bahia y contempla el cumplimiento de 38 órdenes de registro, seis de detención temporal, dos de prisión preventiva y cinco de prestación de declaración. 

La acción policial se realiza desde primera hora de la mañana en las localidades paulistanas de Sao Paulo, Campinas y Poá, así como en Salvador y Camaçari, en el estado de Bahía, y en Río de Janeiro, Angra dos Reis, Petrópolis y Mangaratiba en la región fluminense. 

La investigación tiene como objetivo el cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la Justicia en relación con un grupo empresarial, presuntamente responsable de la realización de pagos ilícitos, la propia Petrobras y un grupo de personas que se habrían beneficiado de estos pagos. 

Esta nueva fase de la investigación ha recibido el nombre de Acarajé, en alusión a un término empleado por algunos de los investigados para referirse a los pagos en especie. 

Esta investigación de la que la estatal petrolera es el centro apunta a que importantes empresas brasileñas obtenían de Petrobras contratos amañados, inflaban sus valores y repartían las diferencias con exdirectores de la compañía y políticos que amparaban esas maniobras. 

Por el escándalo también se investiga a una veintena de grandes empresas y a medio centenar de políticos, en su gran mayoría de la base que apoya a la presidenta, Dilma Rousseff, y entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros. 

La propia Petrobras ha reconocido en sus balances que, entre 2004 y 2014, los fraudes le causaron perjuicios financieros por valor de 2.000 millones de dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación