Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alerta terrorista en Londres tras decapitación de un soldado

Fue atacado por dos sujetos con cuchillos, machete y una pistola

Imágenes de video filmadas por un transeúnte y dadas a conocer por la cadena de noticias local ITV mostraron a uno de los agresores con las manos cubiertas de sangre y con un cuchillo y un machete ensangrentado. foto edh / reuters

Imágenes de video filmadas por un transeúnte y dadas a conocer por la cadena de noticias local ITV mostraron a uno de los agresores con las manos cubiertas...

Imágenes de video filmadas por un transeúnte y dadas a conocer por la cadena de noticias local ITV mostraron a uno de los agresores con las manos cubiertas de sangre y con un cuchillo y un machete ensangrentado. foto edh / reuters

GRAN BRETAÑA. Dos individuos fueron abatidos a tiros por agentes de policía armados después de asesinar ayer a machetazos y cuchilladas a un soldado británico en el sureste de Londres.

El Ejecutivo activó la alerta antiterrorista y convocó a una reunión de urgencia del comité de seguridad nacional, llamado grupo Cobra, y se acordó incrementar las medidas de seguridad en los cuarteles militares de Londres.

El primer ministro, David Cameron, viajó hacia Londres desde París, ciudad en la que ha confirmado que el gobierno baraja la hipótesis del atentado terrorista. "Ya hemos sufrido este tipo de ataques en el pasado, y siempre hemos ganado", ha afirmado, en una apresurada rueda de prensa junto al presidente francés, François Hollande.

El suceso tuvo lugar en el barrio de Woolwich, en la calle John Wilson, en los aledaños de un conocido cuartel de la artillería montada real.

Dos individuos armados con cuchillos, machetes y una pistola atacaron al soldado, a unos 300-400 metros del perímetro de seguridad de las instalaciones militares.

Los medios británicos identificaron a la víctima como un militar. Algunos indican que había estado de servicio en el centro de la capital durante la jornada. Otros apuntan a que volvía al cuartel tras participar en un acto de reclutamiento. La víctima llevaba, al parecer, una camiseta de apoyo a los veteranos de las Fuerzas Armadas.

Al parecer, los agresores embistieron primero a su víctima con un coche. Varios testigos explicaron que los dos atacantes cantaban "Allahu Akbar" (Alá es grande) mientras agredían al hombre a base de cuchilladas y machetazos.

Algunos de los vecinos pensaban inicialmente que los dos sospechosos estaban realizando un masaje cardiaco y maniobras de reanimación sobre la víctima.

Otros testigos presenciales declararon que, en realidad, abalanzados sobre el soldado, intentaban decapitarle después de haber arrastrado su cuerpo al centro de la calzada.

La cadena BBC citó algunos informes que indican que uno de los dos agresores sería de origen nigeriano. Ambos eran jóvenes de unos 20 años y hablaban inglés con acento londinense, según varios testigos.

Imágenes escalofriantes

Mientras llegaban las unidades de policía, los agresores merodeaban la escena, y pidiendo a los testigos que les grabaran con sus cámaras.

Permitieron además que algunas mujeres atendieran a su víctima. "Estaban completamente ajenos a todo, les preocupaba más que les sacaran fotos, y corrían arriba y abajo por la calle", explicó un testigo a la BBC. De hecho, en un escalofriante video, grabado al parecer de forma espontánea por uno de los testigos, uno de los autores del ataque justifica la agresión "porque los musulmanes mueren cada día".

En el video emitido por ITV se ve a un joven de raza negra de unos 20 años con un cuchillo y un machete en el brazo izquierdo, y ambas manos completamente ensangrentadas.

El agresor se disculpa de que las mujeres hayan sido "testigos" de lo sucedido. Y llama a los ciudadanos a acabar con su Gobierno. "No se preocupan por ustedes, dice.

"Juramos por Alá el Misericordioso que nunca pararemos de luchar contra ustedes, la única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes que mueren cada día, la muerte de este soldado es un ojo por ojo, diente por diente", asegura. El agresor se refiere también a la necesidad de "traer a casa a nuestros soldados" –del frente afgano, se supone, aunque no lo menciona– para vivir en seguridad.

Los dos agresores fueron tiroteados minutos más tarde por agentes armados (en Londres solo el 10 % de los policías llevan armas de fuego), y fueron evacuados a dos hospitales de la capital. Uno de ellos estaría en estado de gravedad.

La Policía Metropolitana confirmó que los dos individuos están considerados como sospechosos del crimen, y se encuentran hospitalizados bajo la vigilancia de agentes armados. La unidad antiterrorista de Scotland Yard se hizo cargo de la investigación del crimen. Según la BBC, el Gobierno británico está tratando este suceso como un "atentado terrorista".

Los jefes antiterroristas británicos han advertido recientemente de que individuos radicalizados, calificados de "lobos solitarios" que podrían no tener contacto directo con Al Qaeda, suponen un peligro tan grande como aquellos que planearon los atentados de 2005.

En julio de ese año, Londres fue escenario de unos atentados terroristas cuando cuatro hombres se inmolaron al detonar unas bombas en el metro y en un autobús, matando a 52 personas e hiriendo a cientos más. Otros cuatro fracasaron a la hora de repetir un ataque similar dos semanas después. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación