Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. en alerta ante la amenaza de terroristas

Piden aumentar la vigilancia, porque se aproxima el festivo 4 de julio

Seifeddine Rezgui es el presunto asesino de los 39 turistas en Túnez. Foto edh / EFE

Seifeddine Rezgui es el presunto asesino de los 39 turistas en Túnez. Foto edh / EFE

Seifeddine Rezgui es el presunto asesino de los 39 turistas en Túnez. Foto edh / EFE

WASHINGTON. Las agencias federales de seguridad de EE. UU. emitieron ayer un boletín conjunto de inteligencia en el que alertan a aumentar la vigilancia ante la posibilidad de un ataque terrorista el próximo 4 de julio, cuando se celebra el Día de la Independencia.

El boletín, dirigido a las fuerzas de seguridad de todo el país, está firmado por el Departamento de Seguridad Nacional, la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el Centro Nacional Antiterrorista.

En un comunicado separado, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, aseguró que "especialmente ante las inminentes vacaciones del 4 de julio aquí en EE. UU., el Departamento de Seguridad Nacional y el FBI continúan comunicándose con las agencias estatales y locales sobre lo que sabemos y vemos".

"Estamos instando a todas las fuerzas de seguridad a estar vigilantes y preparadas. Ajustaremos además nuestras medidas, visibles e invisibles, como sean necesarias para proteger al pueblo estadounidense", agregó.

El próximo fin de semana se celebra en EE. UU. el Día de la Independencia, con festivo el viernes, por lo que se espera se produzcan numerosos desplazamientos y eventos de conmemoración en todo el país.

La advertencia del Gobierno estadounidense se produce después de que este viernes tuviesen lugar una ola de atentados en Túnez, Francia y Kuwait de los que se han responsabilizado los yihadistas del Estado Islámico (EI) y que han dejado más de 60 muertos.

En Túnez, las víctimas ascendieron ayer a 39, en su mayoría británicos. El viceministro de Exteriores del Reino Unido, Tobías Ellwood, informó ayer que fueron 15; en Francia un hombre fue decapitado; y en Kuwait mataron a 27 en una mezquita.

Miles de turistas huyen

Entre tanto, cerca de 2 mil 500 turistas extranjeros abandonaron Túnez en las últimas horas como consecuencia del atentado en un hotel en Susa, informaron responsables de sector turístico.

Todos ellos han partido de los aeropuertos aledaños y de la propia capital, donde se ha creado cierta confusión con la llegada de numerosos vuelos charter fletados por las compañías turísticas para recoger a sus asustados clientes.

La mayor parte se marcha impelidos por el propio miedo, otros por consejo de sus embajadas y agencias de viajes.

El Ministerio de Turismo no ha confirmado ni desmentido estas cifras y se ha limitado a apuntar que se está valorando el impacto real de la masacre.

Y ante lo ocurrido también en Kuwait, el gobierno tunecino también decidió cerrar 80 mezquitas en manos de clérigos salafistas. El primer ministro tunecino, Habib Essid, admitió que quieren recuperar el control de esos templos en los que se incita a la violencia y hay indicios de que se promueven y financian ciertos grupos yihadistas.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación