Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alba quiere recobrar fuerza a un año de muerte de Chávez

Crearon una zona económica común que buscará alianzas con otros bloques

En la cumbre se puso énfasis en la creación de la zona económica Petrocaribe, el apoyo a sectores sociales y se buscará erradicar el hambre en los países signatarios del acuerdo. foto edh /

En la cumbre se puso énfasis en la creación de la zona económica Petrocaribe, el apoyo a sectores sociales y se buscará erradicar el hambre en los países...

En la cumbre se puso énfasis en la creación de la zona económica Petrocaribe, el apoyo a sectores sociales y se buscará erradicar el hambre en los países signatarios del acuerdo. foto edh /

VENEZUELA. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) cerró una semana crucial en la que sus integrantes han buscado recuperar la fuerza del mecanismo, tras un año marcado por la muerte del gobernante venezolano Hugo Chávez y la negativa de Guatemala a sumarse al Petrocaribe.

Frente a quienes auguraban un corto recorrido para este organismo después de Chávez, fallecido en marzo pasado, la Alba convirtió su cumbre extraordinaria con Petrocaribe, esta semana, en un acto de reafirmación avanzando en la creación de una zona económica común y manifestando sus aspiraciones de llevar ese proyecto tanto a Mercosur como a la Comunidad del Caribe (Caricom).

Petrocaribe ha enfrentando últimamente la negativa de Guatemala de pasar a formar parte del mecanismo en noviembre.

Así, a principios de noviembre, Guatemala se retiró de Petrocaribe aduciendo que no recibió las tasas de financiación ultrarreducidas que le había prometido Venezuela cuando buscó unirse al pacto en 2008.

A este inconveniente se le sumó que Honduras, último país en unirse, anunció que el primer envío de crudo pautado para septiembre no llegaría hasta diciembre por "problemas técnicos" en las refinerías venezolanas.

La idea de que la unión Alba-Petrocaribe consiga una zona económica con Mercosur, mercado común formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Uruguay, parece una empresa complicada. A pesar de las buenas relaciones que mantienen los dos pesos pesados del organismo, Argentina y Brasil, con Venezuela, ambos se han mostrado reacios a formar parte del proyecto de la Alba.

Analistas sostienen que el sueño de Chávez, de aprovechar la influencia de la riqueza petrolera de Venezuela para propagar su revolución en toda Latinoamérica, se está esfumando bajo el peso de una crisis económica que fuerza a Maduro a reducir la generosa ayuda exterior que, bajo las formas de subsidios, inversiones y programas de ayuda, suman unos US$ 100,000 millones desde 1999.

El país más perjudicado por la crisis venezolana es Nicaragua, que recibe S$ 600 millones en transferencias anuales de Caracas. A partir de 2014, el Gobierno de Daniel Ortega empezará a financiar pagos "socialistas" de US$ 30 en efectivo a los nicaragüenses pobres que, hasta ahora, habían sido pagados por Venezuela.

El ministro de Petróleo y Minería venezolano, Rafael Ramírez, señaló la semana pasada, al inicio del XII Consejo Interministerial de Petrocaribe que antecedió a la Cumbre con el Alba que se celebró el martes, que el organismo de integración energética cubre el 43 % de las necesidades de combustible de sus países miembros, a los que reparte 103,000 barriles por día. "Podemos decir, con satisfacción, que todo el tema energético se ha venido cumpliendo y se ha venido supliendo de acuerdo a los requerimientos y a las posibilidades de nuestro país", dijo.

Ante esto, la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) señaló que Petrocaribe se reunió en un momento "particularmente difícil para la salud financiera de Venezuela, motor fundamental de esa organización, cuya existencia depende exclusivamente de los regalos y generosidad venezolana".

"Este es un Gobierno de contradicciones: tenemos una severa crisis financiera en el país, se plantean mayores impuestos a los venezolanos, se va a incrementar el precio de la gasolina, aumentarán las tarifas de los servicios públicos, pero se mantienen los regalos para los aliados ideológicos", dijo la oposición

La MUD agregó que sólo Cuba debe a Venezuela $15,000 millones por los envíos a través de Petrocaribe, afirmando que parte de esos suministros los revende en mercados internacionales.

Asimismo, reseñan que el gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega, "maneja a su total discreción, por concepto de cooperación petrolera venezolana, más de 3000 millones de dólares desde que regresó al poder".

Para la analista de la Universidad Central de Venezuela (UCV) María Teresa Romero, tanto Petrocaribe como la Alba son iniciativas debilitadas, sobre todo por la crisis económica en la que está sumergida Venezuela desde hace meses, con una inflación que ronda el 50 %, escasez de alimentos básicos y alto coste de la vida.

"Los dos están (debilitados) por los problemas económicos y por la falta de Venezuela de un liderazgo (...) la propuesta general, que es incorporar también a Mercosur y a Caricom, no se ha dado y yo no creo, incluso, que se vaya a dar", dice Romero.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación