Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a Reina Isabel II de robarse diamante de 106 kilates

El Koh-i-Noor es uno de los mayores diamantes pulidos del mundo y hoy está en la corona de la reina Isabel.

Reina Isabel del Reino Unido

Reina Isabel del Reino Unido | Foto por Archivo

Reina Isabel del Reino Unido

Tras enviar en el último medio siglo 786 cartas en vano a la reina Isabel II y pedirle a ella y a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher el retorno del diamante Koh-i-Noor a Pakistán, un abogado paquistaní ha demandado ante un tribunal a la soberana para que entregue la joya.

"Planteé la cuestión del diamante por primera vez en 1958. Lo discutí personalmente con la reina en una reunión en 1962. En 1985 hablé de ello con la entonces primera ministra Margaret Thatcher... Tras hacer todos estos esfuerzos sin resultado he presentado finalmente la demanda", dijo hoy a Efe el letrado Jawaid Iqbal Jafree.

El Koh-i-Noor, que significa Montaña de Luz en urdu, es uno de los mayores diamantes pulidos del mundo y hoy está en la corona de la reina Isabel, expuesta en la Torre de Londres, después de que la Compañía Británica de las Indias Orientales se hiciese con la joya de 106 quilates en 1850 en la entonces India Británica.



Cuando la reina Victoria fue proclamada Emperatriz de la India en 1877, el diamante se convirtió en parte de las Joyas de la Corona Británica.

Adquirido sin legitimidad


En su demanda el abogado argumentó que el Koh-i-noor fue adquirido "sin legitimidad" en un acto "ilegal, realizado bajo fuerza y sin justificación por la ley o la ética", algo que el paso del tiempo "no convierte en correcto".

A pesar de que de las 786 cartas que le envió a Isabel II solo una obtuvo respuesta, Iqbal no guarda rencor a la soberana de 89 años, a la que considera "la mejor reina de todos los tiempos".

El letrado, también pintor y quien visitó España para retratar el país en sus lienzos, indicó que no quiere que el diamante se devuelva ahora, sino cuando la reina muera o abdique.

Un portavoz del Alto Tribunal de Lahore (Pakistán), donde se presentó el caso el miércoles, indicó a Efe que habían devuelto la petición al abogado por "pequeñas objeciones de forma".

El letrado respondió que hará los cambios necesarios para que sea admitido en la corte, en una muestra más de su tesón.

La petición del abogado y artista puede caer mal en también en la vecina India, archienemiga de Pakistán y que ha pedido en numerosas ocasiones la devolución de la joya.

Los antiguos colonizadores se hicieron con el diamante en la provincia del Punyab, entonces parte de la India Británica y dividida entre la India y Pakistán en 1947, países que han librado tres guerras desde su independencia.

El abogado paquistaní afirmó que el diamante -sobre el que existe una leyenda que dice que está maldito ya que la mayoría de quienes lo han poseído han encontrado un final trágico- debe ser devuelto a Pakistán, ya que fue tomado por los británicos cuando la capital del Punyab no dividido era Lahore, hoy en territorio paquistaní.

Pero mucho tendrían que cambiar las cosas para que el Reino Unido devuelva la joya, ya que el primer ministro británico, David Cameron, dijo a una televisión india en 2013 que el diamante permanecería en Londres ya que si lo devolvía llegarían otras reclamaciones por parte de otros países y "el Museo Británico se vaciaría". EFE


 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación