Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan de homicidio al exalcalde de Iguala

La Fiscalía mexicana le achaca seis asesinatos a José Luis Abarca

Activistas participan ayer en una marcha de protesta en Guerrero por el caso de los 43 estudiantes. Foto edh / reuters

Activistas participan ayer en una marcha de protesta en Guerrero por el caso de los 43 estudiantes. Foto edh / reuters

Activistas participan ayer en una marcha de protesta en Guerrero por el caso de los 43 estudiantes. Foto edh / reuters

MÉXICO. La Fiscalía General de Guerrero, México informó ayer que acusó formalmente al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, por los hechos relacionados con la desaparición de 43 estudiantes, publicó CNN en su portal.

Abarca es descrito como el "probable autor intelectual" del secuestro de los normalistas el pasado 26 de septiembre. Está acusado de seis cargos de homicidio agravado y un cargo de intento de intento de homicidio, dijo la oficina del fiscal del Estado, indica el medio.

Las autoridades dijeron que los estudiantes —en su mayoría hombres en sus 20 años que estudian para ser maestros— fueron secuestrados por la policía en septiembre bajo la dirección de Abarca y entregados a sicarios del grupo criminal Guerreros Unidos que opera en Guerrero.

Por su parte, familiares y compañeros de los 43 estudiantes se reunieron ayer con funcionarios del Gobierno, quienes les ofrecieron los últimos datos sobre la búsqueda de los jóvenes.

Según informaron a Efe fuentes de los abogados de las familias, en el encuentro participaron Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la fiscalía y el comisario general de la policía Federal, Enrique Galindo, además de un grupo de compañeros de los desaparecidos de la escuela de Ayotzinapa.

Tras dos horas de reunión, que se produjo en el hangar del aeropuerto de Chilpancingo, la capital de Guerrero, los familiares salieron molestos porque la información que se les proporcionó no era la que esperaban, sin dar más detalles.

Fuentes allegadas indicaron que los funcionarios le entregaron el informe de las investigaciones en el que se explica cómo se está realizando la búsqueda, con qué tecnología y cómo se buscaron las fosas que se han ido encontrando por distintos lugares del estado de Guerrero cuyos cuerpos están siendo investigados.

Ante su descontento, los familiares acordaron otra reunión para el próximo martes a mediodía.

Aunque los estudiantes siguen considerados como desaparecidos, según la investigación oficial fueron entregados por policías de Iguala y Cocula a miembros del crimen organizado, quienes presuntamente los asesinaron y luego incineraron. Esos restos han sido enviados a Austria para su análisis.

También en la ciudad de Chilpancingo, familiares, maestros y compañeros de los 43 estudiantes marcharon pacíficamente ayer por la mañana para exigir que aparezcan con vida, en una marcha en la que participaron unas 3,000 personas.

Mientras, las tres caravanas de familiares y compañeros que salieron el jueves hacia distintas partes del país continuaron su ruta, en la que realizarán varias paradas para informar sobre este caso.

También se informó ayer que el cadáver de un sacerdote de Uganda que estaba reportado como desaparecido en México fue identificado entre restos hallados en las últimas semanas en fosas clandestinas, en medio de la búsqueda de los 43 estudiantes, informó la diócesis a la que pertenecía. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación