Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a hija de Chávez de lucro en venta granos

Clarín destapó el presunto caso de corrupción para vender arroz y maíz con sobreprecio a Venezuela que afronta escasez

María Gabriela Chávez, en el centro, compartió una foto con Cheppi y los Vignati, a su derecha. foto edh / Tomada de Clarín

María Gabriela Chávez, en el centro, compartió una foto con Cheppi y los Vignati, a su derecha. foto edh / Tomada de Clarín

María Gabriela Chávez, en el centro, compartió una foto con Cheppi y los Vignati, a su derecha. foto edh / Tomada de Clarín

VENEZUELA. Diputados opositores han solicitado a la Fiscalía de Caracas investigar a María Gabriela Chávez, hija del fallecido presidente Hugo Chávez, y al exministro de Alimentación, Félix Osorio, por un presunto caso de corrupción y estafa que habría causado un daño patrimonial de $15.5 millones a las arcas públicas venezolanas por el sobreprecio en la importación de arroz y maíz procedente de Argentina, publicaron varios medios.

Por el mismo caso, los políticos venezolanos también piden que le suspendan la credencial al embajador argentino en Venezuela, Carlos Cheppi.

"Hay un sobreprecio del rubro del arroz de aproximadamente 30 % y en el maíz de 80 %. Comparado con otras compras que se han hecho tanto a Uruguay como a Brasil, nos damos cuenta de que hay un precio sumamente alto", declaró el diputado Abelardo Díaz en entrevista con El Universal.

Díaz y Homero Ruiz presentaron la denuncia basándose en las informaciones publicadas por el diario argentino Clarín, que ha destapado un escándalo de corrupción que sería la punta del iceberg en el gran negocio de la importación de alimentos con sobreprecio para luchar contra el desabastecimiento en Venezuela.

El diario Clarín publicó esta semana que se trata de un "caso inédito", porque es todo un sector económico, el arrocero, el que denuncia irregularidades en ciertas exportaciones argentinas a Venezuela y dio aviso a las más altas autoridades del país que, hasta el momento, no han hecho nada al respecto.

"En los embarques de arroz dirigidos al país caribeño, la única beneficiada es una firma desconocida en el sector, que vende a precios muy inflados y cuyos dueños tienen trato directo con el ministro Julio De Vido, el embajador Carlos Cheppi, y hasta con María Gabriela Chávez, hija del fallecido líder venezolano", publica el medio argentino.

La hija de Chávez negó, a través de su red social de instagram, estar implicada en los señalamientos que le hacen, indica El Nacional.

"Hablan de millones, hablan de herencias, hablan de riquezas… y creen que ofenden con insultos. Son seres tan básicos que no tienen idea que la riqueza más grande que siempre me diste y que aquí me dejaste... Te siguen atacando. Te siguen temiendo", dice en el mensaje.

Díaz, quien es diputado por el partido popular democristiano, Copei, y se refiere en la denuncia a la negociación que se hizo dentro del convenio agroalimentario venezolano argentino, aseguró a ABC que investigaron a la empresa argentina Bioart SA, que no se dedicaba a la exportación de estos productos y de repente "misteriosamente desde marzo, abril y mayo de este año, exporta a Venezuela 41,000 y 28,000 toneladas de arroz padi y maíz blanco respectivamente", dijo Díaz.

Resulta que Bioart SA es una empresa domiciliada en Rosario, Argentina, y cercana al ministro Julio De Vido, que fue favorecida para importar arroz y maíz después de que sus directivos, los hermanos Roberto y Eugenia Vignati, se reunieran en la Embajada de Argentina en Caracas con la hija del presidente difunto, María Gabriela Chávez, en febrero pasado, explica ABC.

Clarín indica que la empresa nació en 2009, pero recién en noviembre de 2013 se inscribió en el rubro "Venta al por mayor de cereales". Y afirma que en los papeles sus titulares son María Isabel y María Eugenia Vignati, dos jóvenes hermanas de Arteaga, modesto pueblo ubicado a 110 kilómetros de Rosario. Pero la cara visible es la de Roberto Vignati, su hermano mayor.

Insólitos precios

"Estos insólitos sobreprecios en los negocios con Venezuela llamaron la atención de otras compañías exportadoras de granos, tal como sucedió con el sector productor de arroz", añade el diario argentino.

El arroz "padi" se vendió a $606.5 dólares por tonelada cuando en el mercado oscilaba entre $350 y $380.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha hecho la vista gorda con estas negociaciones, señala ABC.

"Las autoridades argentinas han sido debidamente y formalmente informadas de esta operación y a pesar de eso, la situación no solo ha continuado, sino que ha ido a más", se lamentó la Cámara de Industriales Arroceros de Entre Ríos (Argentina), que confirmó las denuncias de Clarín.

De allí que los diputados venezolanos exigen al gobierno de Nicolás Maduro que haga valer su promesa de combatir la corrupción e investigue a María Gabriela Chávez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación