Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se accidenta un bus en Chile y deja 16 muertos

En el vehículo viajaban unos 40 aficionados del equipo de fútbol O'Higgins de Rancagua

El accidente se produjo en torno a las 02:00 hora local (05:00 GMT) de ayer en las cercanías de la localidad de Tomé, a 470 kilómetros al sur de Santiago. foto edh / efe

El accidente se produjo en torno a las 02:00 hora local (05:00 GMT) de ayer en las cercanías de la localidad de Tomé, a 470 kilómetros al sur...

El accidente se produjo en torno a las 02:00 hora local (05:00 GMT) de ayer en las cercanías de la localidad de Tomé, a 470 kilómetros al sur de Santiago. foto edh / efe

SANTIAGO DE CHILE. Dieciséis personas fallecieron y veintidós resultaron heridas en el sur de Chile al caer por un precipicio un autobús en el que viajaban hinchas de un equipo de fútbol local, en un accidente que enluta al país y vuelve a poner sobre el tapete los problemas de seguridad de esos vehículos.

Según la lista oficial que entregó el Gobierno regional, entre los fallecidos hay un menor de un año que al parecer es hijo del chófer del autobús, de 38 años, y que también murió en el siniestro, y el resto de víctimas son jóvenes de entre 15 y 28 años, todos ellos hombres, excepto una mujer de 25 años.

Los cuerpos fueron identificados en el Servicio Médico Legal de Concepción y entregados posteriormente a los familiares.

Sus restos fueron trasladados ayer en avión a Santiago y desde allí a Rancagua, donde miles de personas se concentraron en la tarde de ayer en la plaza principal de la ciudad para rendirles homenaje.

En tanto, algunos de los heridos han sido dados de alta mientras varios permanecen en estado muy grave en cuatro centros hospitalarios de la región.

El accidente se produjo en torno a las 02:00 hora local (05:00 GMT) de ayer en las cercanías de la localidad de Tomé, a 470 kilómetros al sur de Santiago, cuando el vehículo se salió de la vía y cayó por una pendiente de unos 150 metros. En el vehículo, un microbús, viajaban unos cuarenta aficionados del O'Higgins de Rancagua, que en la noche del viernes presenciaron en Talcahuano la victoria de su equipo por 0-2 ante Huachipato, en el inicio de la tercera jornada del campeonato local.

En total fueron tres los autobuses con hinchas del O'Higgins que se habían desplazado a Talcahuano, pero, de regreso, un grupo de aficionados decidió no volver de inmediato a Rancagua para aprovechar la noche veraniega en las costas del Biobío.

Por ello, algunos de los aficionados intercambiaron sus lugares en los vehículos. Eso, unido a que el autobús no llevaba una lista de pasajeros y a que muchos ocupantes no se conocían entre sí, dificultó determinar cuántos pasajeros iban en el vehículo.

"Había gente que estaba de acuerdo (en ir a la playa), otra que no. Mi polola (novia) y yo, con otras personas, nos bajamos, y llegando a Linares nos enteramos de lo que había pasado", declaró a los periodistas uno de los aficionados.

El microbús, propiedad de la empresa Trans O'Higgins y alquilado por los hinchas, no estaba obligado a llevar ni esa lista de pasajeros ni cinturones de seguridad en sus asientos. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación