Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Egipto

Abu Osama al-Masri, el autor intelectual del derribo del avión ruso en el Sinaí

Oficiales egipcios de inteligencia señalaron al jefe de Combatientes Islámicos del Egipto, una filial del Estado Islámico. En el episodio murieron 224 personas

La única foto que circula del egipcio Abu Osama al-Masri tiene el rostro del terrorista borrado.  | Foto por www.thesundaytimes.co.uk/

La única foto que circula del egipcio Abu Osama al-Masri tiene el rostro del terrorista borrado.  | Foto por www.thesundaytimes.co.uk/ | Foto por EDH

La única foto que circula del egipcio Abu Osama al-Masri tiene el rostro del terrorista borrado.  | Foto por www.thesundaytimes.co.uk/

El misterio y la confusión que rodearon los momentos finales del avión de pasajeros ruso que se desplomó en el desierto de Egipto, matando a las 224 personas a bordo, ya estarían resueltos. El jefe de un grupo satelital al Estado Islámico (ISIS) en la península del Sinaí, el egipcio Abu Osama al Masri (también conocido como sheikh Osama al Masri) es sindicado como autor intelectual del atentado que causó la explosión de la aeronave, según informaron ayer el Sunday Times y Al Arabiyya a través de oficiales egipcios de inteligencia que revelaron los datos.

Desde el gobierno británico, definieron a Masri como "un objetivo" al que su inteligencia sigue de cerca en sus actividades terroristas desde hace unos años. Agregaron que Londres dispone de información suficiente como para colaborar con Egipto y Rusia para "capturarlo o darlo de baja".

Abu Osama al Masri es un devoto religioso egipcio de poco más de 40 años, graduado en Teología en la Universidad al Azhar del Cairo que estuvo presente en el discurso del presidente Obama en esa casa de estudios en el año 2009.

Al Masri pasó a la clandestinidad luego de la caída del gobierno de la Hermandad Musulmana conducido por Mohamed Mursi y se erigió como jefe del grupo Combatientes Islámicos del Egipto (Ansar al Islamiyye Massri'e), aliado desde junio de 2014 de la filial regional del ISIS, por lo cual tiene una orden de captura vivo o muerto firmada por el propio presidente egipcio, Mohamed al Sisi, desde septiembre del mismo año.

Confirmada esta versión, la aerolínea descartó enfáticamente un error del piloto o un fallo técnico, y las agencias de inteligencia occidentales, al igual que las autoridades de aviación rusas luego de recuperar la caja negra de la nave, confirman en un 99% que el avión fue derribado como consecuencia de una explosión interna en su bodega. Algunos expertos en aviación plantean que ya no hay duda de que una bomba a bordo del Airbus A321-200 de Metrojet produjo su caída.

El director estadounidense de inteligencia nacional, James Clapper, declaró que hay evidencia directa de implicación terrorista en la tragedia del avión y que se cree que el Estado Islámico (ISIS) y sus grupos afines en la península del Sinaí han sido los ejecutores del atentado.

Dmitry Peskov, portavoz del presidente Vladimir Putin, declaró a la prensa que "la versión puede ser correcta". Peskov agradeció el papel de las autoridades egipcias en el manejo de la investigación y dijo que habrá coordinación en profundidad entre ellos y expertos en aviación militar de Rusia en los próximos días.

De momento, Putin prohibió los vuelos rusos sobre el Sinaí y se plantea extender la zona de exclusión como también enviar cazas de combate a exterminar al grupo radical, aunque esto no es bien visto por el gobierno egipcio, que sostiene que tiene la capacidad operativa para encargarse de Abu Osama al Masri y sus seguidores.

Una filial local de ISIS afirmo que derribó el avión, que se estrelló en el norte del Sinaí, donde las fuerzas militares y de seguridad egipcias han combatido contra militantes yihadistas durante años. Los EE.UU., Alemania y Gran Bretaña tenían advertencias de no sobrevolar el espacio aéreo de la península del Sinaí. Y ahora se aconseja a otras compañías aéreas no volar sobre la península y evitar el aeropuerto de Sharm el Sheik, debido a la violencia extremista y, en particular, el uso de armas antiaéreas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación