Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ABC: despidos masivos en El Universal de Venezuela

El periódico español afirma que la purga en el medio informativo caraqueño ha iniciado con los columnistas de oposición

El nuevo director de El Universal había prometido mantener la línea editorial crítica del régimen y respetar la nómina. foto edh /internet

El nuevo director de El Universal había prometido mantener la línea editorial crítica del régimen y respetar la nómina. foto edh /internet

El nuevo director de El Universal había prometido mantener la línea editorial crítica del régimen y respetar la nómina. foto edh /internet

CARACAS. Hace un mes, el diario de Venezuela, El Universal, cuya línea editorial es crítica con el régimen de Nicolás Maduro anunció su venta. Para los lectores no fue la compra el problema, sino lo nuevos dueños.

Aunque en su momento el nuevo director, Jesús Abreu Anselmi, aseguró al público que mantendría intacta la línea editorial del periódico, la creciente censura ha probado lo contrario. En tres semanas, el periódico de 105 años comenzó una purga, y puso cualquier pretensión de independencia en duda.

El diario español ABC denunció ayer, en su edición on line, que "la poda ha comenzado por las páginas de opinión, cuyos articulistas, mayoritariamente opositores, probablemente incomodan a sus nuevos dueños".

En un artículo del periodista Ludmila Vinogradoff, el medio afirma que "una larga lista de columnistas retirados, encabezada por Carlos Blanco, ha puesto en evidencia una vez más que se apaga la libertad de expresión en Venezuela con la reciente venta del diario".

La venta de El Universal, cerrada a comienzos de julio, sigue en el misterio y sus nuevos dueños no dan la cara. José Luis Basanta, el consejero delegado de la empresa española Epalisticia que se constituyó hace un año con un capital de 3,500 euros (unos $4,697), no ha despejado las dudas sobre la extraña operación que ha seguido los mismos pasos de otros medios privados que han terminado en manos de grupos vinculados al chavismo.

El exministro Carlos Blanco escribió su último artículo en las redes sociales. Pero antes y durante 15 años lo publicaba religiosamente todos los domingos en El Universal.

"Pienso que es indispensable que se sepa quiénes son los dueños de este periódico, así se despejarán las dudas que hay sobre la posibilidad –nefasta si así fuera– que el régimen le haya puesto la mano. No se trata de que alguien con simpatías chavistas no pueda ser dueño de un medio de comunicación; el asunto es que lo sean el gobierno o personeros del gobierno por interpuesta persona, o miembros de la boliburguesía corrupta, que no se atrevan a dar la cara", escribió.

Según el sitio digital es.panampost.com, el abogado y criminalista Luis Izquiel fue censurado por El Universal. El nuevo director informó que su artículo sobre la relación entre el tráfico de drogas y miembros del régimen chavista, no sería publicado.

También al columnista Axel Capriles. Vía Twitter explicó la reciente decisión del gobierno: "Después de 42 años escribiendo para la prensa venezolana, y siempre en contra del poder, es la primera vez que me censuran".

Capriles, quien escribía en El Universal desde 1978, informó a sus seguidores que no seguiría escribiendo en el periódico.

El artículo que catalizó la salida de Capriles del periódico ataba a oficiales del gobierno a la corrupción y el crimen organizado, en relación al caso de Hugo Carvajal.

"Pensamos que disimularían más pero no aguantaron ni unas pocas semanas. El diario, ahora chavista, El Universal comenzó la censura", afirmó Capriles en Twitter.

En señal de solidaridad con los más de 30 columnistas y periodistas despedidos del diario, la prominente periodista y columnista Marta Colomina renunció inmediatamente. Colomina explicó su decisión ayer.

"Reconozco que El Universal tiene derecho a reorganizar su estructura informativa y de opinión, pero todos los que han salido son críticos al gobierno", dijo la periodista en Twitter.

La larga lista incluye a Orián Brito, representante de la oposición en la Asamblea Nacional e Ismael García. Sus artículos tenían un cosa en común: todos ellos hablaban de las violaciones a la libertad de expresión, la corrupción del gobierno y la falta de democracia en Venezuela.

El último caso de censura fue el del caricaturista Rayma, quien por años ha plasmado sus opiniones (sobre todo en tono político) a través de sus dibujos.

Después del encuentro entre los presidentes de Colombia y Venezuela, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, Rayma sacó una caricatura que criticaba la involución de la relación bilateral, y la llamó una comedia. El Universal lo excluyó de su publicación, y escogió una caricatura de archivo para la edición del pasado domingo.

Todo indica que El Universal cierra sus ventanas a la crítica y se suma a los diarios Ultimas Noticias y El Mundo integrantes del grupo Cadena Capriles y a la cadena Globovisión, que forman parte del conglomerado oficialista. El único y último diario que queda de la oposición es El Nacional. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación