Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

100 desaparecidos tras alud en estado de Washington

El lodo sepultó decenas de viviendas del pequeño pueblo de Oso, donde viven cerca de 200 personas, 60 km al noroeste de Seattle.

Imagen del paisaje tras el deslizamiento de tierra que destruyó varios hogares y ha matado a 14 personas. foto edh / efe

Imagen del paisaje tras el deslizamiento de tierra que destruyó varios hogares y ha matado a 14 personas. foto edh / efe

Imagen del paisaje tras el deslizamiento de tierra que destruyó varios hogares y ha matado a 14 personas. foto edh / efe

OLYMPIA, EE. UU. Las autoridades del estado de Washington informaron ayer que más de 100 personas están desaparecidas tras un alud ocurrido el fin de semana y por el que ya se han confirmado 14 muertes.

El deslizamiento de tierra, ocasionado por intensas lluvias que derrumbaron diques a lo largo de la autopista estatal 530 cerca de Oso, unos 90 kilómetros al noreste de la ciudad estadounidense de Seattle, se produjo el sábado por la mañana y arrasó con al menos seis viviendas en la zona.

En total, unas 49 viviendas tienen algún tipo de daños tras el deslave, dijo John Pennington, director del departamento de gestión de emergencias del condado de Snohomish.

La búsqueda de las víctimas se retomó temprano ayer después de que unas condiciones peligrosas obligaron a los equipos de rescate a suspender sus labores al caer la tarde el domingo. Algunos trabajadores, atrapados en el barro hasta las axilas, tuvieron que ser arrastrados por su seguridad.

Un portavoz de la comisaría del condado de Snohomish dijo que hasta la tarde del domingo se habían encontrado 14 cuerpos en la zona del desastre, de 2.6 km cuadrados, llena de escombros, rocas, árboles y barro. Otras ocho personas resultaron heridas en el alud.

El domingo por la noche, las autoridades habían situado el número de desaparecidos en 18 o más, pero ayer por la mañana Pennington dijo que varios departamentos habían recopilado denuncias - algunas específicas y otras más vagas - de 108 personas de las que se desconocía su paradero tras el desastre.

Pennington dijo que era probable que esta cifra descendiera a medida que los sobrevivientes inicialmente señalados como desaparecidos fuesen contactando a sus seres queridos y las autoridades locales, o por denuncias que se solapan con otras.

Pero las autoridades tienen cada vez más dudas sobre encontrar a más gente viva en la maraña de restos y el barro de más de cinco metros de profundidad.

"La situación es muy desalentadora", dijo Travis Hots, jefe de bomberos del distrito 21 del condado de Snohomish. "Todavía tenemos esperanzas de encontrar a gente que podría estar viva. Pero hay que tener en cuenta que no hemos encontrado a nadie vivo en esa montonera desde el sábado en las primeras fases de nuestra operación", sostuvo.

El vicegobernador de Washington, Brad Owen, declaró el estado de emergencia en el condado de Snohomish. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación