Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salvadoreña celebra 102 años junto a su familia

"El respeto es lo principal para mantener una amistad. Estudien, trabajen y ayuden sin esperar nada a cambio", es el consejo que la centenaria envía a los jóvenes de hoy

Fotos del recuerdo de Doña Mercedes.

Fotos del recuerdo de Doña Mercedes.

Fotos del recuerdo de Doña Mercedes.

Entre música, bailes, risas y aplausos, doña Mercedes del Carmen García de Retana le dio la bienvenida hoy a sus 102 años de vida. Una alegría que fue compartida con sus hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y amigos, en una celebración que dio inicio desde tempranas horas en la colonia El Refugio, avenida San Lorenzo, de San Salvador.

Mientras doña Mercedes aplaudía cada vez que la banda musical militar terminaba de tocar, muchas personas llegaban a dejarle regalos y a felicitarla por su 102 aniversario. Esta fecha también se celebra el día de la Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes.

Nació en 1912, es originaria de Santa Ana, inició su vida laboral cuando tenía 15 años. Su primer empleo fue de secretaria en una empresa de un amigo, luego se desempeñó como bibliotecaria en una escuela de San Salvador.

Cuando tenia alrededor de 20 años conoció a su esposo, Roberto Salomón Retana, quien murió en 1991. "Conocí a mi esposo en una fiesta de despedida de soltera de una amiga. Días después empezamos a ser novios, pero después me pidió matrimonio", relataba doña Mercedes.

Con Salomón Retana tuvo 8 hijos, ahora tiene 21 nietos, 46 bisnietos y 23 tataranietos, a quienes, a pesar de su avanzada edad, identifica a cada uno sin problemas y les sigue brindando sus consejos. "Qué más le puedo pedir a la vida. Tengo a mi familia, soy feliz por todo lo que me ha dado", aseguró la centenaria.

En la entrevista con El Diario de Hoy, doña Mercedes recordó parte de los mejores momentos de su juventud. Aseguró que siempre fue una mujer trabajadora, pero que también disfrutó de reuniones y fiestas que planeaban con sus amigos.

"En mis tiempos todo era diferente, los caballeros eran muy respetuosos. Cuando salíamos a bailar ellos se acercaban y nos daban un clavel", recordaba la festejada mientras todos escuchaban sus historias.

También, sus hijos y resto de familia recordaron los mejores momentos que han vivido con la centenaria.

Su hija mayor, Edith de Mónico, de 84 años, se mostraba feliz de estar celebrando un año más junto a su madre y aseguró que ella ha sido el principal pilar de toda la familia.

Carlos Galicia, de 40 años, nieto de doña Mercedes, dijo que esa es la celebración más grande que realizan con la familia.

"Siempre que mi abuela cumple años esto se vuelve un carnaval. La gente siempre pasa a saludarla, ella está rodeada de amor, a pesar que somos una gran familia, ella extiende su amor a mucha más gente. No tenemos cómo pagar todo el cariño que le brindan", indicó Galicia.

Para finalizar, doña Mercedes quiso enviar un consejo para los jóvenes: "El respeto es lo principal para mantener una amistad. Estudien, trabajen y ayuden sin esperar nada a cambio", puntualizó.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación