Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sabrina Rivera: "Soy la cuarta del mundo y me siento orgullosa"

Esta madrugada estuvo cerca de conseguir su segunda medalla en los II Juegos Olímpicos de la Juventud

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Foto: Archivo

En Nanjing, la salvadoreña Sabrina Rivera concluyó está madrugada muy cerca de su objetivo de una segunda presea. Rozó cualquier de los metales, pero al final dos fallas (ocho faltas) la dejaron fuera de toda posibilidad. Aún así, terminó cuarta en el salto individual de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Rivera alcanzó un nivel alto, en una competencia que contó con un total de 27 jinetes de todo el mundo, en la ronda "B", y que finalizó con el jump-off (desempate), en un duelo finalista auténtico entre América y Oceanía.

La jinete nacional habló sobre su sentir en este evento: "¡Estoy feliz! Toda esta experiencia ha sido única e inolvidable, y nunca me imaginé llegar tan lejos. Estoy sumamente agradecida con Dios por haberme dado esta oportunidad".

Luego añadió: "Fue un honor pasar al desempate con Nueva Zelanda, Australia y Argentina. Ahí, arriesgue todo, pero estoy súper contenta con los resultados".

Rivera dijo sin titubear sobre las faltas que terminaron en ocho penalizaciones y en qué pensó luego de eso: "Me arriesgué. Di una vuelta muy corta y por eso tumbé. Y pensé: 'No se gana esperando que los otros pierdan, se pierde tratando de ganar'".

De la ronda previa, en la que cerró con cero faltas y eso le permitió estar en el ranking uno y pelear el desempate, dijo que se sintió "feliz. La verdad, no pudiera estar más contenta con mis resultados. Hice mi mejor esfuerzo y di mi todo".

Pero es sincera al afirmar que sí quedó a medias con algo en la prueba: "Lamento no haber ganado la medalla, pero el gozo del proceso nadie me lo quita. Ha sido una experiencia inolvidable que solo me motiva a seguir adelante y a luchar por más".

Sobre el final de la competencia, fue el australiano Jake Hunter el que se coló último en la pelea a las medallas con Sabrina y las otras dos rivales, y aseguró: "Todavia tenía esperanzas cuando Hunter pasó. Pero ya estaba feliz con mi resultado y con como había montado".

No logró la salvadoreña una segunda presea, además de su bronce por equipos, pero termina su paso por Nanjing con éxito: "Ahora soy la cuatro del mundo y me siento orgullosísima con mis resultados. Lo valoro muchísimo".

"Nanjing me dejó una medalla de bronce y un cuarto lugar para toda la vida en unos Juegos Olímpicos. Es algo que voy a llevar en mi corazón siempre. Me dejó muchas amistades, memorias. Y me enseñó que la perseverancia, la determinación, el esfuerzo y la disciplina dan resultados y que todo es posible cuando uno confía en Dios".

Sabrina reconoce que de esta cita juvenil en China aprendió "muchísimo" y la hizo mejorar "como atleta en Juegos a nivel Olímpico".

Ahora, la jinete se enfocará en estar en los C.A. y del Caribe de Veracruz, pero lo toma con mesura: "Esto totalmente me sirve como un fogueo para Veracruz y para mi carrera deportiva. (Pero) ahorita no puedo asegurar nada de Veracruz, porque todavía estoy en proceso de clasificación".

Finalmente, la chica bronceada por equipos y cuarta del mundo en individual cerró reconociendo que el caballo con el que hizo dupla, Con-Zero, fue un gran aliado y siempre lo recordará: "Sí, la verdad que le agarré mucho cariño a Con-Zero. Siempre va ser mi campeón, y mi caballo olímpico", cerró.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación