Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Wall Street amanece con pérdidas e inversores nerviosos

Las pérdidas se produjeron en todos los sectores, lideradas por los papeles industriales que cayeron un 0.4%. Parálisis parcial del gobierno de Obama puede ser peor.

Obama defiende rentabilidad de energías renovables

El presidente Obama anunció nuevas medidas "para acelerar la transición de Estados Unidos hacia fuentes de energía más limpias y formas de reducir el despilfarro energético". 

Obama defiende rentabilidad de energías renovables

NUEVA YORK. Las acciones retrocedieron el miércoles en la bolsa de Nueva York en el segundo día de una paralización parcial de la administración federal de Estados Unidos, que genera nerviosismo en los inversores pues amenaza con ser prolongada por el estancamiento en las negociaciones políticas.

A las preocupaciones se sumó un reporte que mostró que los empleadores privados sumaron menos puestos de trabajo que los esperados en septiembre. Los inversores estaban buscando más información de estos datos pues el reporte oficial de empleo, programado para el viernes, podría postergarse si no hay un acuerdo por el presupuesto.

Los líderes del Congreso estadounidense y el presidente Barack Obama estaban reunidos en la Casa Blanca para negociar un acuerdo por el presupuesto y discutir el inminente tratamiento de la ampliación del límite de endeudamiento.

Las pérdidas se produjeron en todos los sectores, lideradas por los papeles industriales, que cayeron un 0,4 por ciento.

El índice industrial Dow Jones perdió 58,56 puntos, o un 0,39 por ciento, y cerró a 15.133,14 unidades.

En tanto, el índice Standard & Poor's 500 cayó 1,14 puntos, o un 0,07 por ciento, y cerró a 1.693,86 unidades, mientras que el Nasdaq Composite perdió 2,963 puntos, o un 0,08 por ciento, a 3.815,019.

La posibilidad de una segunda oferta por Blackberry Ltd revirtió un descenso de los precios de la acción luego de que el golpeado fabricante de smartphones dijo que espera cargos antes de impuestos por 400 millones de dólares relacionados con recortes anunciados el mes pasado.

El valor terminó con un alza del 0,3 por ciento, a 78,06 dólares, tras caer previamente a un mínimo de 11 meses a 77,28 dólares.

Complicaciones

El presidente estadounidense, Barack Obama, canceló un tramo de un esperado viaje a Asia para reunirse ayer con líderes del Congreso, mientras la parálisis parcial del Gobierno entraba a su segundo día sin soluciones a la vista.

El estancamiento ha generado dudas sobre la capacidad de Washington para desarrollar las tareas más esenciales.

Aunque una paralización corta haría un daño relativamente pequeño a la mayor economía del mundo, los mercados globales podrían colapsar si el Congreso tampoco se pone de acuerdo para elevar el límite de deuda antes de que se acabe la autoridad de endeudamiento en las próximas semanas.

La paralización parcial, que entró en vigencia a la medianoche del lunes después de que republicanos y demócratas no llegaran a un acuerdo sobre una medida a corto plazo para mantener las operaciones del Gobierno, dejó a cientos de miles de empleados federales de licencia, cerró sitios históricos como el Gran Cañón y evitó que algunos pacientes de cáncer recibieran tratamiento de última tecnología.

El mandatario sostuvo un encuentro en la Casa Blanca con jefes empresariales como el presidente ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, quienes advirtieron sobre las consecuencias de que el Congreso no llegue a un consenso para elevar el límite de deuda y de permitir que el cierre del Gobierno se prolongue demasiado.

La lucha entre demócratas y republicanos sobre la autoridad de endeudamiento se ha fusionado rápidamente con el choque sobre el financiamiento. El secretario del Tesoro, Jack Lew, dijo que el país llegará a su límite de endeudamiento antes del 17 de octubre.

El Gobierno podría tener dificultades para pagar cheques de pensiones, cargos de interés y otras deudas tras ese punto.

Algunos republicanos ven la votación sobre límite de deuda como otra oportunidad para recortar la ley de salud de Obama o para extraer otras concesiones.

Había pocas señales de que el segundo día de paralización pusiera presión a los legisladores demócratas y republicanos para llegar a un acuerdo.

El Tesoro estadounidense también se vio forzado a pagar la tasa de interés más alta en unos 10 meses en su deuda a corto plazo, ya que varios inversionistas evitaron los valores gubernamentales con vencimientos este mes, cuando el Gobierno haya llegado al límite de su capacidad de endeudamiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación