Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Vega Sicilia celebró en Nueva York sus 150 años de historia

Estados Unidos sigue siendo el primer consumidor de los vinos de la bodega española Vega Sicilia.

Vega Sicilia es uno de los vinos españoles más reconocidos a nivel internacional. Está localizado en la Denominación de Origen Ribera del Duero, en Valladolid.

Vega Sicilia es uno de los vinos españoles más reconocidos a nivel internacional. Está localizado en la Denominación de Origen Ribera del Duero, en Valladolid.

Vega Sicilia es uno de los vinos españoles más reconocidos a nivel internacional. Está localizado en la Denominación de Origen Ribera del Duero, en Valladolid.

Estados Unidos sigue siendo el primer consumidor de los vinos de la bodega española Vega Sicilia.NUEVA YORK. La bodega española Vega Sicilia llevó esta semana en Nueva York sus mejores vinos, uno de ellos con casi un siglo de historia, para conmemorar su 150 aniversario en Estados Unidos, su principal mercado externo.

En una cata de Riberas de Duero que ofreció a decenas de enólogos, clientes y distribuidores en un restaurante de esta ciudad, Vega Sicilia maridó un menú de cuatro platos con diez tintos de su marca, de cosechas que van desde 1921 hasta 2010.

"Es lo mejor de nuestra historia", dijo el consejero delegado de la firma, Pablo Álvarez Mezquiriz, al comienzo del acto, mientras en las mesas se agolpaban las copas de cada vino, en dos turnos, de acuerdo con el plato que acompañaban.

Hubo además un Montrachet francés y un vino dulce húngaro, el Oremus Tokaji Eszencia, como preludio y epílogo del concierto de tintos que llevó la bodega española a Nueva York.

Xavier Ausás, director técnico del Grupo Vega Sicilia, se encargó de explicar cada caldo que se probaba, destacando sus características, sus ventajas de aroma y sabor, su historia y algunas particularidades específicas.

Al Único de 1921, Ausás lo calificó, con indulgencia, como el "abuelo" de la gama que se presentaba. "Probablemente no está en el mejor momento, como el abuelo, pero sigue siendo el abuelo", dijo el enólogo de la bodega.

La cata incluyó además botellas del Ribera de Duero Único de las cosechas de 1942, 1953, 1960, 1970, 1981, 1990, 1999 y 2004, y el más joven, el Valbuena de 2010.

El mismo Ausás reconoció que era difícil apostar por uno. Del Único de 1942, con una producción de 12.150 botellas, destacó el hecho de que, por las características de la cosecha de ese año, se trata de un vino "perpetuo" que aguanta muchos años de reserva.

Del Único de 1953, del que se produjeron 32.000 botellas, dijo que "el tiempo no pasa para él", a pesar de que para los mejores caldos de Vega Sicilia es conveniente esperar entre 30 y 40 años para disfrutar todas sus ventajas.

Y del más joven, el Valbuena de 2010, que será lanzado al mercado el año próximo, con una producción de 179.600 botellas, dijo que se trataba de un primer enfoque de la bodega con un caldo de gran complejidad.

Álvarez Mezquiriz dijo a Efe que, para Vega Sicilia, "Estados Unidos es un país muy complicado", aunque sigue siendo el primer consumidor de los vinos de la bodega.

"Es un país inabarcable, un lugar donde hay que estar permanentemente trabajando y viniendo, luchando contra todas (las bodegas) que hay aquí. Es una labor que hacemos desde hace muchísimos años y que seguiremos haciendo", agregó el directivo de la firma, que exporta caldos a 115 países.

"El mundo del vino está dominado por Francia. Nosotros somos los hermanos pequeños (...), por eso hay que moverse más que nunca", añadió Álvarez Mezquiriz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación