Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Se van el Bank of América, Intel y Hanes, pero Costa Rica atrae más inversión

Se retiran para mejorar costos en el extranjero. Los expertos advierten que la deuda pública y el encarecimiento de los servicios resta competitividad al mercado

La empresa tecnológica Intel anunció, hace tres días, que pagará $1,500 millones por una participación del 20 % en el fabricante de semiconductores chino Tsinghua Unigroup.

La empresa tecnológica Intel anunció, hace tres días, que pagará $1,500 millones por una participación del 20 % en el fabricante de semiconductores chino Tsinghua Unigroup.

La empresa tecnológica Intel anunció, hace tres días, que pagará $1,500 millones por una participación del 20 % en el fabricante de semiconductores chino Tsinghua Unigroup.

Para la "suiza centroamericana", 2014 ha sido un año de ajustes en crecimiento económico, de replanteamiento fiscal y también el año en que se perderán tres grandes inversores: Intel, Bank of América y Hanes Brands. El cierre de Intel marcará los niveles de exportación de este país, ya que representa el 20 % de las mismas.

La multinacional informó que cancela la planta de manufactura de ensamblaje y prueba, de Heredia, a finales de año, debido al reajuste global de sus operaciones. Mil 500 personas se quedarán sin empleo, en su mayoría, ingenieros y técnicos con alta calificación.

La nueva estrategia de la firma se enfocará en el desarrollo de tecnología para dispositivos móviles. Operaba desde 1997, en la fabricación de microprocesadores de computadoras.

Asia, el factor de atracción

Ahora Intel ha buscado socios chinos que fabrican microprocesadores. La semana pasada anunció que pagará $1,500 millones por una participación del 20 % en el fabricante de semiconductores chino Tsinghua Unigroup, propietaria del segundo y tercer mayores fabricantes de microprocesadores de China, Spreadtrum Communications y RDA Microelectronics.

Catex Manufactura, subsidiaria de la estadounidense Hanes Brands, que cerrará en noviembre sus plantas de corte y confección de ropa interior masculina, ubicadas en el parque industrial de Cartago, ha decidido marcharse a Vietnam, según ha dicho, porque le ofrece mejores condiciones geográficas para operar, ya que está más cerca de los suplidores de tela, lo cual le resulta más rentable.

El cierre significa el despido de 1,250 trabajadores. La compañía tenía 40 años de haberse establecido en suelo costarricense.

La decisión pareció extrañar a muchos, ya que en El Salvador, Hanes Brands ejecuta una inversión $24 millones destinados a un proyecto de energía renovable.

Mauricio Brenes, director de Operaciones de la compañía en Costa Rica, dijo a medios de comunicación de ese país que la decisión se tomó para "optimizar" el flujo de producción, dado que los proveedores de telas se encuentran en China, lo cual conlleva una reducción en los costos.

Poco después, del anuncio de Intel y Hanes Brands, el Bank of América también anunció el cierre de su centro de operaciones en Costa Rica, donde emplea a 1,400 personas. "Como resultado de continuas revisiones (de nuestras actividades) procederemos a cerrar nuestros sitios de tecnología y operaciones en San José de Costa Rica", detalló Bank of América en una nota que explicaba su decisión.

El cierre se producirá en los próximos 12 meses, para permitir que sus trabajadores busquen nuevos empleos.

Para colmo de males, a mediados de este mes, la agencia Moody's bajó la calificación crediticia soberana de Costa Rica a "Ba1" desde "Baa3" dejándola en terreno especulativo por una "debilidad institucional" y continuos obstáculos políticos a una reforma fiscal.

No habrá efecto dominó

No obstante, los niveles de inversión extranjera directa (IED) del país no han bajado, asegura Gabriela Llobet, directora general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de desarrollo (Cinde), quien advirtió que la baja en las calificaciones de Moody's afecta más la colocación de bonos estatales que las políticas para atraer inversión.

Según sus datos, el flujo total de IED creció anualmente a una tasa promedio de 15.1 % desde el año 2002.

En 2013, representó 5.5 % del PIB, mientras que la IED per cápita alcanzó $569, con lo cual Costa Rica se clasifica entre las primeras posiciones en ambos índices en Latinoamérica.

En entrevista con Expansión, Llobet resaltó que Costa Rica ha diversificado su base exportadora, ante el tipo de inversores que se atraen.

Incluso, Costa Rica ahora le apuesta que sean los dispositivos médicos el principal producto de exportación de Costa Rica. (Ver nota aparte)

Consideró que las empresas que anunciaron la transformación de sus operaciones argumentaron que se debía a decisiones internas y estrategia de negocios.

Explicó que en el caso de la planta de manufactura de Intel, la empresa ratificó su decisión de trasladar su operación de ensamble y prueba a Asia, zona en la que concentrará este tipo de actividades.

Intel mantendrá presencia parcial en Costa Rica, fortaleciendo su Centro de Servicios Globales y el Centro de Diseño e Ingeniería, el cual se ha comenzado a considerar "un megalaboratorio de diseño".

Pérdida de competitividad

Pero Juan Carlos Hidalgo, analista del Cato Institute para América Latina, sostiene en una publicación de la revista Pulso, que Costa Rica ha tenido serios problemas de competitividad en los últimos años, debido a un aumento de la deuda pública, volatilidad del tipo de cambio, altos costo de servicios, la electricidad y combustibles más caros de Centroamérica, infraestructura que está entre las peores del mundo.

En su opinión eso ha incidido en la decisión de las empresas de dejar de operar en Costa Rica.

Hidalgo deja en claro que tal decisión no tiene nada que ver con la llegada del nuevo presidente Luis Guillermo Solís (de centroizquierda), quien tiene entre sus metas estimular la atracción de inversión extranjera y la competitividad.

El gobernante también impulsa un proyecto de reformas tributarias, como parte de los esfuerzos por enfrentar el alto déficit fiscal que supera el 6 % del PIB.

En su viaje a Nueva York, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas celebrada la semana pasada, el mandatario afirmó que su país aún es objetivo de inversión extranjera directa y que estas se realizan en sectores como el de manufactura, la investigación y el desarrollo.

"Estamos atrayendo más inversión, hicimos dos anuncios importantes, uno es que JetBlue va aumentar un vuelo directo de Boston a Liberia, lo cual va a generar muchas más posibilidades al turismo. Y una empresa de alta tecnología anunció el aumento de sus operaciones de 600 a 900 empleados", dijo en una entrevista con El Financiero Bloomberg TV .

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación