Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

"Vamos a ayudar para que el crecimiento del país sea mejor"

Carlos Yepes valora a El Salvador como el mercado filial por excelencia del conglomerado, en la carrera hacia el liderazgo en el istmo

Yepes lidera una nueva ola de ejecutivos colombianos bajo la filosofía de un valor agregado "más humano" en la banca y las finanzas. FOTO EXPANSIÓN / JUAN JOSÉ MORALES

Yepes lidera una nueva ola de ejecutivos colombianos bajo la filosofía de un valor agregado "más humano" en la banca y las finanzas. FOTO EXPANSIÓN / JUAN JOSÉ...

Yepes lidera una nueva ola de ejecutivos colombianos bajo la filosofía de un valor agregado \"más humano\" en la banca y las finanzas. FOTO EXPANSIÓN / JUAN JOSÉ MORALES

Para Carlos Raúl Yepes, ejercer la presidencia de una entidad que determina en gran medida el comportamiento del sistema financiero de Colombia no solo es cuestión de administración y planeación estratégica. "Es necesario generar valor e incluso rentabilidad social, no solo utilidades", insiste en cada uno de sus discursos, quizá inspirado en esa oposición al ejecutivo clásico, calculador, el cual ve en la cifra un precepto que determina resultados, utilidades y proyecciones.

He ahí su admiración por El Salvador, país amable para Yepes por su valor humano y clave en el futuro de mediano plazo para el Grupo Bancolombia, sobre todo en su afán de consolidar su presencia regional después de adquirir Banco Agrícola en 2007, lo cual sentó las bases para cerrar en 2013 la compra de HSBC Panamá y el 40% de Grupo Agromercantil en Guatemala.

En esta entrevista posterior a la Asamblea de Accionistas 2014 del conglomerado financiero en la ciudad de Medellín, Yepes subraya que después de tres años de crecimiento continuo se cuenta con un presupuesto global de $300 millones para inversiones financieras, e insiste en que con la última emisión de 110 millones de acciones preferenciales "hay suficiente combustible" para recorrer la ruta de la expansión por Latinoamérica, un afán incuestionable para la institución.

Usted preside una organización de más de 46,000 personas en 10 países del continente. ¿Cómo homogeneizar el criterio de esa nueva banca, más humana, y evitar que eso se quede en retórica?

En la búsqueda de la eficiencia y de la productividad se han logrado dos cosas: que tengamos una identidad corporativa acorde a la idiosincrasia de los 9 millones de clientes a quienes servimos, y que nuestra prioridad en cada una de las inversiones sea fortalecer el recurso humano y las capacidades tecnológicas del Grupo para que Bancolombia eleve su presencia hasta en un 30%, porque nosotros no queremos una banca distante, fría, y es acá dónde queremos aprovechar hasta el último recurso para "bancarizar" Latinoamérica.

Son los componentes de valor agregado vitales en este negocio.

El reflejo más claro hacia esa apertura es la reciente emisión de 110 millones de acciones preferenciales para tener más patrimonio y solvencia en el marco de apuestas estratégicas...

Definitivamente, pero también responde a una forma de generación de ingresos vía intereses que da más rentabilidad para cumplir con disposiciones regulatorias de capital bajo estándares globales. Por ello, hoy tenemos 59,000 "nuevos dueños" que dan una visión a futuro al Grupo y que apoyan esta dinámica que enfoca sus luces en la consolidación de las operaciones, no en adquisiciones.

La consecuencia lógica de esto es la inversión global de 300 millones de dólares en Colombia, Panamá y El Salvador, aunque en el contexto de la industria financiera, pesará a mediano y largo plazo el retiro de estímulos de Reserva Federal en Estados Unidos, ¿les condiciona?

Hemos tomado una decisión valorando que llevamos tres años de crecimiento continuo y dinámico, y que nuestra casa matriz y las filiales, como Banco Agrícola, han llegado a un punto donde si se quiere acercar todo el portafolio de soluciones financieras, hay que invertir en proyectos estratégicos e infraestructura, por lo que habrá crecimiento en oficinas, cajeros automáticos y corresponsales.

Sabemos que la demanda global del crédito no es muy alta, pero no creemos que el recorte (de estímulos) afecte el esquema de fondeo porque la capitalización permite responder ante shocks externos e internos.

¿Qué representa Banco Agrícola para el Grupo desde el punto de vista de una filial que les da el mayor margen de utilidades?

Con el banco y su liderazgo local hemos aprendido a conocer el mercado centroamericano y a respetar la gestión local.

En 2013 se cerró con $91 millones al respecto y se crece anualmente en un 4% de participación de mercado. Por ende, es fundamental para Bancolombia, no solo por resultados, sino por la mayor capacidad de cobertura de cartera vencida. Y para inyectar dinamismo a estas cifras, en dos años queremos invertir más de $55 millones en un nuevo centro de cómputo y en la figura de corresponsal bancario, no solo por rentabilidad, sino que también por estrategia.

La economía de El Salvador crece poco y pocos sectores productivos logran despegar, por mencionar dos grandes escenarios actuales. ¿Confía Grupo Bancolombia en que esta dinámica puede cambiar para seguir sus planes en el país?

Somos conscientes de esa situación y queremos que el país muestra algún despegue en la medida que la economía de Estados Unidos mejore.

Tenemos clara nuestra responsabilidad, independiente del gobierno en turno, por ello vamos a ayudar para que el crecimiento del país sea mejor y esperamos que sectores como la construcción, la inversión pública y la industria, entre otros, mejoren progresivamente.

Con el modelo de banca electrónica han gestionado el 13% de operaciones. Luego está el modelo de corresponsales, que el país está en boga. Acercar la banca, ¿es parte de una receta para tener un sector sólido y que le dé confianza a sus clientes?

Debemos aceptar que poco a poco vamos avanzando en el tren de las nuevas ideas porque la banca siempre fue un negocio ligado a procedimientos que no siempre eran del agrado de los clientes.

En promedio, se liberó 19 horas mensuales de proceso en cada una de nuestras agencias y para 2014 esperamos llegar a 60 agentes corresponsables en El Salvador. Bajo esta idea hemos tenido un éxito de cobertura en Colombia y creemos que podemos llegar en un plazo de dos años a un 35% de presencia en el sector salvadoreño.

Son pasos con compromiso y tenemos certeza que se concretizarán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación