Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS MUNDIALES

Tsunami chino arrasa con petróleo, oro y las bolsas mundiales

El barril del petróleo en Europa llegó a los $42.60, mientras en Estados Unidos bajó a los $38.24. Los precios han llegado a niveles que no se veían desde la crisis económica.

Regresa el pánico a las bolsas chinas por las dudas sobre la economía del país

La bolsa de Shanghái sufre su peor caída desde 2007, al regresar el pánico en las mercados chinos. El principal parqué del país perdió este lunes un 8,48...

El desplome de la bolsa china provocó ayer un tsunami que arrasó con los precios de los mercados internacionales del petróleo, el oro, las materias primas y las bolsas del planeta.

El epicentro bursátil se originó en Shanghái, cuyo índice se hundió un 8.49 %, llevando de encuentro a la segunda bolsa del país, la de Shenzhen,  con una caída del 7,83 % con impactos fuertes en el mercado de los  componentes de valores tecnológicos.

Los mercados desbastados fueron Hong Kong, que se precipitó un 5.17 %, con su segunda mayor caída del año, y cerró en su nivel más bajo desde julio de 2013. Le siguió Tokio, que perdió un 4.61 %, su mayor caída desde mayo de 2013, con desplomes en Seúl, Taipei y los mercados de todo el sureste asiático.

La sacudida bursátil se extendió con fuertes pérdidas   en las principales bolsas europeas: Londres, Fráncfort, París y Madrid, con caídas de entre el 2.55 y el 3.24 %.

Bernard Aw, un analista de la firma financiera IG, atribuyó la caída de las bolsas chinas a las menores compras estatales destinadas a sostener el precio de las acciones y al peso de la ralentización de la economía global. El Gobierno ha reducido las compras de valores (sobre todo de grandes empresas) a fin de “desincentivar el abuso al apoyo estatal” al mercado.

La bolsa china sufrió su mayor caída en más de ocho años y contagió al resto de parqués mundiales y mercados de materias primas.

Efectos en el petróleo

China, el segundo mayor consumidor de petróleo, de materias primas y de mercancías en el mundo, tambaleó y el precio del crudo cayó hasta niveles que no se veían desde el inicio de la crisis económica: en  Europa cerró en  $42.69 el barril, llegando a los mínimos registrados en 2009, mientras,  en Estados Unidos (que sirve de referencia para Latinoamérica), acabó en $38.24, precio que rompe la barrera de los $40, en seis años.

Las dudas  cada vez más extendidas sobre la economía del gigante asiático han aumentado en las últimas semanas la presión sobre los precios del crudo, que ha perdido cerca de un 35 % de su valor en el International Exchange Futures (ICE),  desde mayo, por el exceso de producción que ha saturado el mercado.

Los analistas temen que una ralentización del crecimiento de China pueda tener un efecto demoledor sobre su consumo energético, lo que agravaría la actual crisis de escasez de demanda de petróleo.

El oro y los insumos

El valor promedio de las commodities (materias primas) experimentaron su mayor disminución en lo que va de este siglo. Por ejemplo, en Wall Street, se  cerró la sesión en negativo, con las materias primas en ( -4.72%).

El impacto de este tsunami bursátil y petrolero se hizo sentir en la bolsa de Sao Paulo que sufrió  su mayor caída del año, del orden del 3.03 %.

Los sectores peor parados en la jornada fueron precisamente las siderúrgicas y los exportadores de materias primas, que tienen en China a su principal cliente y son especialmente vulnerables a las señales de desaceleración de la economía del gigante asiático.

Mientras, en Chile,  la Bolsa de Comercio de Santiago bajó 2.77 %, arrasando  el precio del cobre, principal producto de exportación chilena, con una caída del 3.13 %.

Latinoamérica siguió el patrón global y la mayoría de sus mercados cerraron con pérdidas por encima del punto porcentual, liderados por el corro brasileño.

En Europa, el efecto China ha causado una pérdida media del 5 % a las principales bolsas europeas.

Ante la sacudida bursátil y sus efectos en los mercados internacionales, la Casa Blanca ha reaccionado con un mensaje de solidez. La economía de Estados Unidos es “resistente” y “mucho más fuerte” de lo que era en 2008, destacó el portavoz,  Josh Earnest,  en respuesta al aumento de la volatilidad en los mercados y el desplome de las bolsas asiáticas y europeas.

Pero, los temores no se disipan. China ha hecho  tres devaluaciones en agosto, equivalentes a una caída del 3% en el valor del yuan.

A este grave síntoma hay que agregar lo que la  “bbc.com” ha llamado “el tiro de gracia” en la depresión china: el  índice industrial aparece por sexto mes consecutivo por debajo de los 50 puntos, lo que equivale a una contracción industrial.

En respuesta, ayer, el  precio del oro, metal refugio en tiempos de incertidumbre, también fue arrastrado por el tsunami y cayó 0.6%.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación