Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

The Economist: Venezuela es el país que peor gestiona la economía en el mundo

La revista británica considera que no se justifica la crisis en una de las principales naciones exportadoras de petróleo

Agencias

Agencias

Agencias

Venezuela tiene la economía peor administrada del mundo, asegura la revista británica The Economist en su editorial.

El diario argentino Infobae cita el texto, ante el riesgo de que Venezuela caiga en default.

"Un gran productor de petróleo incapaz de pagar sus cuentas durante un auge prolongado del precio del petróleo es una bestia rara", indica The Economist .

En el editorial se destaca que el país, el décimo mayor exportador de petróleo del mundo, hizo una "mala gestión económica colosal".

"El gobierno de Nicolás Maduro insiste en que tiene los medios y la voluntad para pagar los tenedores de bonos extranjeros. Pero pocos observadores esperan que se cumpla con el plazo", agrega.

The Economist recordó que el 16 de septiembre la agencia calificadora Standard & Poor's rebajó la nota a Venezuela a CCC+, "la categoría especulativa de alto riesgo".

Considera que el país está en condiciones vulnerables y dependientes de negocios favorables, financieros y económicos para cumplir con sus compromisos financieros.

"La recesión económica, la alta inflación y las crecientes presiones sobre la liquidez externa seguirán erosionando la capacidad del Gobierno para pagar sus obligaciones externas en los próximos dos años", explicó S&P.

Infobae destaca que "dos economistas venezolanos de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann y Miguel Ángel Santos, causaron un gran revuelo al criticar la decisión del gobierno de Maduro de mantener religiosamente el pago de los tenedores de bonos durante la ejecución de miles de millones en atrasos a los proveedores de alimentos, medicinas y otros suministros vitales".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación