Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

INVERSIONES

Textiles Opico y firmas relacionadas planean inversión de $8 millones

La maquiladora de ropa sintética ampliará su operación y contratará más personal para responder a un aumento de la demanda en el exteriorLa empresa es propiedad del inversionista surcoreano David Ha, quien también está apostando por proyectos en tur

Panorámica de la planta de producción de Textiles Opico, que emplea a cerca de 1,000 personas en sus diferentes áreas. Foto de Expansión / Mauricio Cáceres.

Panorámica de la planta de producción de Textiles Opico, que emplea a cerca de 1,000 personas en sus diferentes áreas. Foto de Expansión / Mauricio Cáceres.

Panorámica de la planta de producción de Textiles Opico, que emplea a cerca de 1,000 personas en sus diferentes áreas. Foto de Expansión / Mauricio Cáceres.

Textiles Opico es una empresa maquiladora que opera en el Valle de San Andrés, junto a la autopista entre San Salvador y Santa Ana. Sus productos son de tal calidad que incluyen uniformes para clubes de la Liga Premiere del fútbol de Inglaterra.

Todas las prendas que la empresa fabrica están hechas de materiales sintéticos. "No queremos producir la camiseta barata que compite con China. Queremos agregar valor siempre", asegura su presidente, David Ha.

La firma cuenta con robots para cortar las telas, impresoras que estampan directamente sobre el tejido los diseños previamente hechos por sus propios creativos, así como otros equipos de tecnología avanzada.

Ha, de origen surcoreano, señala que esta apuesta de Textiles Opico por producir prendas con alto valor agregado ha sido una de las claves de su éxito. Un éxito que también se ha apoyado en la existencia en el país del "clúster sintético", una cadena de empresas que integran desde la producción de hilo a partir de plástico, pasando por la tela, hasta el producto terminado.

La empresa elabora prendas para practicar deportes pero también vestidos formales, camisas y otros artículos, como telas estampadas para zapatos.

Además de presidir Textiles Opico, Ha también posee en el país la Zona Franca Santo Tomás y otras 11 empresas que incluyen una fabricante de Cajas (CAISA), otras maquiladoras y una marina en la Zona Oriental.

El empresario detalló que para este año, las inversiones que sus compañías en El Salvador tienen proyectadas para 2015 alcanzan los 8 millones de dólares.

Más infraestructura y maquinaria

La millonaria inversión está destinada a la construcción de infraestructura, compra de maquinaria y capacitación de los colaboradores. "Hemos comprado tierra y un nuevo edificio para un proyecto nuevo", añadió Ha, sin profundizar en detalles sobre esta nueva apuesta.

Una parte de los fondos que Ha invertirá este año en El Salvador servirá para ampliar la capacidad de producción de Textiles Opico.

"En 2015 estamos expandiendo nuestro negocio en TexOps (como se conoce comercialmente a la empresa) y vamos a emplear más personal, porque la demanda de nuestros servicios está creciendo orgánicamente y estamos trayendo nuevos clientes a El Salvador", dijo Ha.

Al preguntarle si este aumento en la demanda es resultado de la recuperación económica de Estados Unidos, el empresario dijo que en parte sí lo es, pero agregó que se debe principalmente al alto valor agregado de los productos de la compañía, que son posibles gracias a la existencia en el país del "clúster sintético".

Proyecto turístico

Otra de las apuestas del empresario asiático en el país es un proyecto turístico ubicado en el estuario de El Tamarindo, en el departamento de La Unión.

El proyecto incluye una marina con capacidad para 15 botes, que comenzó a operar en septiembre del año pasado.

Ha detalló que Velazul será un desarrollo turístico por etapas, que en el futuro incluirá alojamiento para los visitantes.

Velazul está ideada para viajeros que lleguen al país por vía marítima en embarcaciones recreativas, por ejemplo en tránsito desde Norteamérica hacia Costa Rica, Panamá o Suramérica.

Este año, los planes para Velazul incluyen la construcción de una borda para menguar la fuerza de las olas y garantizar a los turistas mayor seguridad tanto personal como para sus embarcaciones, dijo el empresario.

Dependiendo de la demanda, este año podría iniciar también la construcción de edificaciones para brindar alojamiento a los turistas.

Ha destacó que el Golfo de Fonseca, donde se ubica Velazul, ofrece seguridad a los turistas. Los registros de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) de los Estados Unidos indican que la zona nunca ha sido golpeada por un huracán categoría 3.

Una playa amplia y vistas del Volcán de Conchagua constituyen dos de los principales atractivos del lugar.

Entre las facilidades que Velazul ofrece a sus visitantes está la posibilidad de entrar y salir con sus botes los 365 días del año, además de vigilancia con cámaras de video y estacionamiento.

Inversión en el ser humano

El terreno en que opera Textiles Opico cuenta no solo con infraestructura para la producción de la empresa. Ahí también hay inversión destinada a mejorar la calidad de vida de los empleados y de la comunidad.

Una cancha de fútbol totalmente engramada, una pista para practicar moto cross en bicicleta (abierta al público y no solo a empleados), un huerto de vegetales que pertenece a una cooperativa de los empleados y un taller de capacitación que brinda clases gratuitas también son parte de esta empresa.

Ha sostiene que su filosofía es que "Al final del día, solo puedes comer tres comidas al día, no importa si eres más grande o una persona rica. Más allá de eso, lo que importa es lo que haces con los recursos que tienes mientras estás aquí".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación