Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Telefónica refuerza sus negocios en Sudamérica

Una operación con Telecom Italia valorada en $1,200 millones permitirá a Telefónica fortalecer su presencia en países como Brasil y Argentina

El trato entre Telefónica y Telecom Italia está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias de los distintos países.

El trato entre Telefónica y Telecom Italia está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias de los distintos países.

El trato entre Telefónica y Telecom Italia está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias de los distintos países.

MILÁN. Telefónica anunció un acuerdo con tres inversionistas italianos que eventualmente le asegura el control de Telecom Italia y sus atractivos negocios en América del Sur, sin necesidad de lanzar una oferta pública de compra de acciones, en una operación valorada en 1,200 millones de dólares.

La operación le ofrece a la empresa española, que ya es el mayor accionista de Telecom Italia, duplicar su participación a través de Telco, el holding que controla a la compañía italiana, y dominar su directorio.

El trato, según dos fuentes cercanas a la negociación, debería ser presentado a reguladores sudamericanos porque tanto Telefónica como Telecom Italia son importantes operadores en Argentina y Brasil, donde compiten entre ellos y también con América Móvil del magnate mexicano Carlos Slim.

Telefónica sólo podrá comprar la participación de sus socios italianos y acceder al control de Telecom Italia cuando consiga las aprobaciones de los reguladores de Brasil y Argentina. Hasta entonces sus derechos de votos seguirán sin cambios.

Una fuente de la agencia antimonopolio de Argentina dijo este martes que investigará el acuerdo con el objetivo de garantizar condiciones adecuadas de competencia.

"Estamos analizando qué está pasando. Con seguridad, vamos a investigar el asunto para preservar las condiciones de competencia del mercado argentino", dijo a Reuters una fuente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) bajo condición de anonimato.

ITALIANOS PUEDEN ROMPER PACTO

Los inversores italianos mantendrán una opción para romper el pacto hasta junio de 2014, lo que supone que Telefónica corre el riesgo de no poder concretar todo el aumento de participación si las cosas salen mal.

El acuerdo acaba con meses de especulaciones sobre el futuro de Telecom Italia, que había sido objeto de interés del magnate egipcio Naguib Sawiris y de Hutchison Whampoa de Hong Kong.

Pese al alto endeudamiento y pobres márgenes que tiene Telecom en el mercado italiano, parte de su atractivo es su unidad brasileña Tim Participacoes, valorada en unos 10,000 millones de dólares.

Sin embargo, una fuente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones brasileña, Anatel, dijo el martes a Reuters que el regulador podría exigir que Telecom Italia venda al operador local TIM Participacoes si Telefónica adquiere un 100 por ciento de Telco.

Bajo los términos del acuerdo, Telefónica aumentará su participación de un 46 por ciento en Telco, que tiene un 22.4 por ciento de Telecom Italia, a un 65 por ciento con la opción de aumentarla a un 70 por ciento.

"El aumento de la participación es gradual, pero hay un claro camino para que Telefónica tenga el control", dijo un analista de Nomura.

El negocio valora las acciones de Telecom Italia en poder de Generali, Intesa Sanpaolo y Mediobanca -los otros socios de Telco- en 1.09 euros, casi el doble de valor de mercado.

Telefónica, que ya tiene que afrontar la compra del operador de móviles alemán E-Plus, inyectará 860 millones de euros (1,200 millones de dólares) en efectivo y sus propias acciones para pagar deudas y comprar la participación de sus socios italianos.

"Creemos que esta inversión adicional de Telefónica en Telco es el precio que la empresa está dispuesta a pagar para mantener sus opciones abiertas en Telecom Italia y evitar que otro se interese en la empresa y especialmente en sus activos brasileños", dijeron analistas de Espirito Santo.

El grupo español y los inversores italianos tomaron el control de la participación clave en Telecom Italia en 2007 con un costo de 2,8 euros por acción, una inversión que les valió críticas y que no ha sido rentable desde entonces.

Las acciones de Telecom Italia subían más de un 3 por ciento tras el anuncio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación