Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Telefónica se convierte en empresa "Onlife"

La compañía pasa por una transición en la que deja en el pasado el "roaming" y ya no se preocupa por el "Wi-Fi".

Douglas Ochoa, director de Asuntos Públicos de Telefónica para Centroamérica

Douglas Ochoa, director de Asuntos Públicos de Telefónica para Centroamérica | Foto por Cortesía

Douglas Ochoa, director de Asuntos Públicos de Telefónica para Centroamérica

Telefónica ha iniciado este 2016 con un cambio de estrategia. Se ha lanzado al mercado con la ambiciosa propuesta de brindarle a los usuarios una oferta de servicios más integrada, que ha dejado atrás la incómoda tarea de buscar “roaming” para llamar cuando se está fuera del país, o ingeniárselas para buscar una posición de altura, para captar una señal de Internet. “El roaming” ha quedado atrás, es cosa del pasado y por el Wi-Fi no hay que preocuparse”, celebra Douglas Ochoa, Director de Comunicaciones y Asuntos  Públicos de Telefónica para Centroamérica.

Se trata de la estrategia “Onlife Telco”, la cual sustituye a leguas a su antecesora “Be More”.

A tres años de haberla lanzado, la compañía renueva sus tácticas hacia el cliente y la competencia de los países donde opera. Evoluciona, dijo, de la experiencia del descubrir y el enviar (Be more), a la fase del “Big  data”, de la innovación, de la digitalización, de la mayor velocidad, la conectividad, y de la mejor experiencia personal. En definitiva, dijo, se trata del Internet de las cosas.

La revolución telefónica

Incluso, el mismo presidente de Telefónica, César Alierta,  considera que la compañía ha entrado en una etapa de “revolución” con la estrategia “Onlife Telco”, pero no se trata, aclaró,  de “cualquier revolución”.

Para Alierta, la digitalización y el “Big data” son capaces de cambiar los modelos productivos a los que el mundo está acostumbrado y, a la vez, son la clave de Telefónica para innovar y entregar valor agregado a los clientes, para que tomen mejores decisiones de negocios, según recogen los medios españoles.

“No es una revolución más. Ya está demostrado ser la que mayor impacto va a tener en la historia de la humanidad, en términos de generación de riqueza. El desarrollo social que conlleva va a ser más que exponencial (...) Se abre un nuevo mundo de posibilidades para todos, en cualquier lugar, para crear un mundo mejor”, dijo Alierta al presentar la estrategia en 2015.

Con esta nueva estrategia, asevera Ochoa, Telefónica, ha roto las fronteras y ha colocado a seis países (desde México hasta Panamá) en una posición más privilegiada que la de los propios europeos, porque a diferencia de estos modernos ciudadanos, cualquier centroamericano con servicios de Telefónica puede almorzar en México y hacer llamadas, consultar su correo o enviar documentos y confirmar el estado del tiempo, sin cambiar de celular, de compañía, ni de “chip”.

Si esto le suena similar a la “Nación Tigo”,  estrategia lanzada por la competencia en agosto de 2015, Ochoa asevera que los primeros fueron Telefónica, al aplicar su propia unión de fronteras, dos meses antes, en junio.

Expansión conversó con el ejecutivo de Telefónica, quien compartió las claves de la propuesta “Onlife Telco”.

¿Qué provecho le puede sacar una empresa a la estrategia “Onlife Telco”?

Por ejemplo, para una pyme o un abogado en su bufete, o una tienda de distribución que carecen de recursos necesarios para tener una oferta en web y comercio electrónico, para lo cual se necesita mucha infraestructura, hacemos una propuesta de valor, asumimos esos costos y brindamos el servicio de forma simplificada a cambio de una pequeña cuota.

Otro ejemplo: una empresa distribuidora de papel pierde un camión repartidor, tendrá un retraso en lo que reemplaza el vehículo; si pierde un lote, igual lo repone, pero si pierde la información, se la roban, la diferencia es que perdió la empresa. Los datos son el centro y corazón de cualquier negocio y en eso estamos enfocados, en dar confianza a los usuarios, vamos a cuidar su información y lo protegemos con servicios de nube con servidores propios protegidos. Estos son los beneficios  que  estamos ofertando.

¿Qué otros beneficios prácticos?

Está Movistar sin fronteras, somos la primera región en el mundo en tenerla, nos adelantamos a Europa, rompimos las fronteras, eliminamos la barrera geográfica y pusimos de México a Panamá, en esta primera etapa. El usuario puede movilizarse a cualquier país y utilizar sus datos. Si me voy a Panamá, puedo usar mi mismo teléfono, llamo como si estoy en mi casa u oficina, y sin roaming, ni preocuparse por WI-Fi.

Sólo en El Salvador se han incrementado en más de 1,512% el uso de datos que en la región de México a Centroamérica. Eso significa que el usuario ya no necesita comprar un chip cuando va a México, ni una línea local para que le salga barato. Eso ya quedó en el pasado. Esta estrategia se usa desde junio.

¿Cuántos países más cubrirá?

Estamos por lanzar distintos destinos adicionales y va por etapas. Estamos muy pronto a alcanzar distintos destinos: Estados Unidos, Colombia, Canadá y luego el resto de Sudamérica. Estos primeros destinos estarán listos en un mes, aproximadamente en marzo.

Lo que queremos es brindar el mejor servicio, la mejor experiencia, es decir, por lo mismo que ya paga, brindarle mayores y mejores servicios.

El Wi-Fi ya quedó en el pasado, en esta nueva ola de gadget o equipos de uso frecuente, tales como un reloj y el Internet de las cosas.

¿Se trata de cubrir la demanda de tres generaciones?

Se cubre a los milenials, a los “X” y a los  “Baby Boomers”.  Queremos estar en la vida del usuario. Uno de 17 años que tiene tendencias y usos diferentes, que uno de 40, que gusta más de la TV, el otro ya no ve TV, si no contenido en dispositivos. Eso significa “Onlife Telco”, queremos darle servicios, contenido, protección y experiencia.

¿Les interesa licitar más espectro?

El Salvador es el único país, junto con Cuba, que no tiene servicios de cuarta generación, los denominados  Long Term Evolution o LTE. Son servicios mas eficientes en espectro, con mayor velocidad y los  usuarios pueden hacer mejor uso de tiempos y recursos. Estamos quedando rezagados cuando en su momento el país  fue pionero en telecomunicaciones, ahora estamos rezagados.

Nuestros vecinos ya tienen servicios de LTE. En El Salvador tenemos un parque de teléfonos inteligentes que ya supera el 50% y estos ya pudiesen usar la nueva tecnología. 

En Barcelona hacen el congreso de móviles donde muestran las nuevas tecnologías del próximo año y se presentan las pruebas de quinta generación y nosotros apenas estamos en tercera y no tenemos  proximidad con la cuarta.

No puede ser que nos quedemos rezagados, no lo merecemos. Los vecinos están en cuarta generación y sólo El Salvador y Cuba se han quedado rezagados, el resto de Latinoamérica ya está en cuarta generación. Chile y Brasil ya se están expandiendo en 4.5 que es una mejora de LTE que da aún más velocidades de las que actualmente se pueden brindar , y nosotros estamos en tercera generación, todavía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación