Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Telefónica, cada vez más "smartphone" antes del apagón

Una de las metas de la compañía es facilitar el acceso de teléfonos inteligentes a un mayor número de clientes, mejorar precios, y migrar cada vez al mundo de la velocidad 4G

Telefónica, cada vez más "smartphone" antes del apagón

Telefónica, cada vez más "smartphone" antes del apagón

Telefónica, cada vez más \"smartphone\" antes del apagón

Telefónica de España ha estrenado un nuevo director, Lucio Mora, un mexicano cuya meta es colocar a la compañía como un importante protagonista en el mercado de la transmisión de datos de Internet con la generación 4G, antes de que ocurra el apagón análogo.

En Colombia, la compañía fue la primera en lanzar sus servicios 4G al cierre de 2013, le arrebató el lugar a Claro Directv, a ETB y Avantel, que también recibieron licencias. La señal ya la pueden disfrutar los consumidores de Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, según los medios colombianos.

También ha introducido su 4G en Chile, donde el servicio viene acompañado de paquetes de celulares de alta generación, tales como Nokia Lumia 925, el 1020, BlackBerry Q10, Sony Xperia Z1, Samsung Galaxy Note III, Samsung Galaxy S4, el S4 Mini, el Motorola Moto X y LG G2.

Sus estrategias en estos países también lleva incorporado el "Movistar Play", el servicio de vídeo "on-demand", así como conectividad residencial.

Mora le llama a eso "el internet de las cosas", donde el refrigerador, el carro, el reloj, y cada persona tendrá varios aparatos o máquinas interconectadas.

Telefónica ha preparado su infraestructura para este perfil, desde hace tres años, en El Salvador. Ha invertido más de $100 millones en la renovación y estabilidad de la red de datos.

Para los próximos cinco años, el ritmo de inversiones no bajará, se mantendrá en un promedio de $30 a $40 millones anuales y las novedades pueden ser muchas, para asegurar una buena experiencia al usuario. "Obviamente pensamos en nueva generación, pero tiene que ver el plan digital que tenga SIGET", señaló Mora.

Se refiere al proceso de autorización que los reguladores deben ejecutar para que los operadores del mercado desplieguen sus planes y servicios en 4G, un escenario que parece inevitable, pero que por el momento no está a la vuelta de la esquina.

El CEO de Telefónica señala que para que surja un apagón de las tecnologías análogas del actual mercado, deben ocurrir muchas cosas, entre ellas, que los celulares inteligentes sean más accesibles a los consumidores, que sus precios bajen más allá de $100.

Para Mora, esto puede ocurrir dentro de los próximos tres años. Actualmente, razonó, la penetración de teléfonos inteligentes es apenas de 10% (dentro de los 8 millones de celulares del mercado), debido a que los aparatos capaces de procesar altas velocidades se cotizan más arriba de los $100 dólares, por lo cual, los consumidores prefieren otras alternativas y el uso de tecnologías de voz.

Telefónica considera que abarca el 30% de los teléfonos inteligentes que hay en el país y entre sus estrategias está bajar más el precio a la línea de los smartphones, para que estos sean más accesibles al público, un nicho que a la compañía le conviene mantener contento, a la hora del apagón análogo, cuando todos los operadores migren hacia la era del 4G.

Un informe de la Superintendencia de Competencia refleja que actualmente, Telefónica y CTE Personal, propietaria de la marca Claro, poseen la tecnología UMTS o Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles, considerada de tercera generación, o 3G. Telemóvil también la tiene con la tecnología WCDMA, pero a la vez utiliza la HSPA+ que es catalogada como 4G.

Las tres compañías, junto a Digicel, poseen la tecnología GSM, considerada de segunda generación, o 2G, y cada uno implementa una estrategia de migración paulatina.

Digicel es una de ellas. En 2012, la SIGET le autorizó la concesión de nueve pares de frecuencias y, al cierre de 2013, lanzó lo que consideran servicios en 4G.

Pero, para el CEO de Telefónica, si un video en HD se baja en casi dos minutos, en lugar de 30 segundos, o si un juego toma tres minutos, en lugar de 25 segundos, no es 4G, sino 3G.

"Para hablar de 4G tendríamos que estar arriba de 70% (en penetración de smartphone), actualmente estamos entre 10 y 20%", señaló. Esta es una tarea que Telefónica tiene pendiente, abarcar más tajada de dicho pastel y Mora se ha destacado en la compañía por hacer crecer el parque de clientes.

En 2008 fue nombrado subdirector comercial, luego pasó como director en 2011 y desarrolló el canal comercial que en los últimos cinco años ha contribuido a que el número de usuarios suba de un millón a dos millones.

Ahora, su meta es masificar los smartphones y correr a una velocidad de hasta "150 Mbps" (4G). El paso lo ha acelerado con la estructuración de paquetes con planes innovadores, la promesa de una mejor experiencia digital, productos, venta de servicios paquetizados, y un mayor despliegue ofensivo en el negocio de wifi.

Telefónica lo demostró la semana pasada en España. Ha diseñado para el segmento multinacional y de grandes empresas el servicio "Universal wi-fi", con acceso a internet con más de 1.3 millones de puntos de conexión de diversos proveedores, en 110 países.

Los usuarios reducen sus costos y los empleados tendrán señal para trabajar fuera de la oficina, sin estar desconectados.

Corriendo a esta velocidad, la advertencia de Mora con su nueva meta en el mercado es: "Le apostamos a tener la mejor red de datos en el país, ser un actor principal para que suceda la opción de teléfonos inteligentes (...) estamos buscando maneras para ponerle esos teléfonos a la gente".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación