Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CENTROAMÉRICA

SIEPAC podría ayudar a bajar costo de energía

Los beneficios de la red eléctrica centroamericana se traducirán en la ejecución de proyectos energéticos de carácter regional En un futuro se espera la interconexión de los sistemas eléctricos de México y Colombia

Ezequiel Galdámez, gerente de EPR El Salvador (izq), junto a personeros de la región.

Ezequiel Galdámez, gerente de EPR El Salvador (izq), junto a personeros de la región.

Ezequiel Galdámez, gerente de EPR El Salvador (izq), junto a personeros de la región.

En un mediano plazo, el Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), incentivará la ejecución de proyectos energéticos regionales, en especial de fuentes renovables que vendrán a disminuir la quema de combustibles fósiles.

Lo anterior propiciaría tarifas más bajas para los consumidores, sostiene Ezequiel Galdámez, gerente de la Empresa Propietaria de la Red (EPR) en El Salvador.

Como parte de esas inversiones, El Salvador tiene contratado el proyecto de 355 MW a base de gas natural licuado, el cual se establecerá en el Puerto de Acajutla, Sonsonate. Ese proyecto es uno de los que se interconectará con el SIEPAC, en la subestación de Ahuachapán.

El SIEPAC es como una moderna carretera que está al servicio de todos los agentes del Mercado Eléctrico Regional (MER), ya sean generadores, distribuidores, comercializadores o grandes consumidores, quienes podrán utilizar la línea transmisora como medio de transporte, en donde unos venderán y otros comprarán energía.

Según Galdámez, los beneficios que ofrece la red se han comenzado a hacer realidad, al poder comercializar la energía y potencia en el Mercado Eléctrico Regional (MER).

Añade que una ventaja importante del sistema es que puede atender la demanda de cualquier país ante una situación deficitaria, tal como le ocurrió a Panamá el año pasado. De hecho, ese ha sido el primer país en contratar energía del SIEPAC a los países de la Zona Norte (El Salvador, Honduras y Nicaragua).

Para El Salvador, el SIEPAC ofrece una mayor estabilidad al sistema mediante el soporte de un mayor voltaje, así como también, la posibilidad de importar y exportar energía con sus países vecinos, en especial Honduras y Guatemala.

Se estima que la transferencia inicial será de 300 MW, lo cual puede propiciar inversiones que antes del SIEPAC no se hubieran podido materializar por una capacidad limitada para transmitir energía.

Además, se tiene una mayor capacidad de transmisión que las interconexiones puramente binacionales, una condición que promueve la libre competencia, aunque regulada de acuerdo con las leyes de cada país, afirmó Alejandro Alle, gerente de Quantum, la firma inversionista del proyecto de gas natural en Acajutla.

"Al existir la carretera regional energética (SIEPAC) donde los diferentes oferentes puedan comercializar su energía generada, existen mayores posibilidades de suplir adecuadamente", expresó.

El SIEPAC está integrado por dos componentes: la red de tendido eléctrico de 1,790 kilómetros desde Guatemala hasta Panamá, además de 15 subestaciones.

La integración eléctrica se da en el marco del Proyecto Mesoamérica, con la perspectiva de impulsar una interconexión de ámbito mesoamericano que incorpore a México y Colombia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación