Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

INVERSIONES

“Seguiremos aportando a la economía del país”

Urbánica busca el desarrollo de la industria de la construcción, y contribuir a la economía del país. 

Nuevo Proyecto Puerta La Castellana, ubicado en esta capital.

Puerta La Castellana es proyecto que consta de 47 TownHouses, cuya inversión ronda los 15 millones de dólares. | Foto por MC

San Salvador.- 15102015.- Nuevo Proyecto Puerta La Castellana, ubicado en esta capital.

Urbánica, Desarrollos Inmobiliarios, es una de las firmas de capital salvadoreño que desde 2005 no ha parado de invertir en nuestro país. La empresa desarrolla proyectos inmobiliarios para el segmento medio y alto, y siempre está pensando en grande.

La empresa, que es el brazo inmobiliario de Dueñas Hermanos, asegura que sus planes son continuar aportando al desarrollo de la industria de la construcción, y contribuir así al fortalecimiento de la economía del país.

Los proyectos en ejecución, y otros que se encuentran en el tintero, son muestra de que el directorio de la compañía confía en el país, pero sobre todo, “en la tenacidad de los salvadoreños, quienes tenemos la capacidad de timonear los rumbos del país”, afirmó Alvaro Barraza, gerente comercial de Urbánica.

A pesar del clima adverso a las inversiones por la ola delincuencial que vive El Salvador, la empresa asegura estar comprometida con el país.

“Urbánica continúa la búsqueda de generar progreso y desarrollo con inversión en la rama inmobiliaria y de la construcción, edificando con nuevas tecnologías, protegiendo el medio ambiente y manteniendo diseños y estructuras bajo estrictos controles ambientales”, expresó el gerente.

Barraza aseguró que Urbánica visualiza a El Salvador como un país en donde se pueden hacer ciudades y urbanizaciones de gran trascendencia, no sólo núcleos pequeños.

La apuesta es tratar de consolidar espacios amigables con el medio ambiente, para que se puedan aplicar todas las disciplinas de planificación que garanticen un desarrollo de largo plazo, es decir, que sean funcionales ahora y en 50 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación