Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Retraso judicial agrava daños que incendio causó a empresa

A casi tres meses del incendio en Las Cascadas, una empresa sigue sin poder usar equipo valorado en un millón de dólares

Imagen tomada una semana después del incendio, que muestra que el equipo quedó en buen estado. Foto Cortesía Focus.

Imagen tomada una semana después del incendio, que muestra que el equipo quedó en buen estado. Foto Cortesía Focus.

Imagen tomada una semana después del incendio, que muestra que el equipo quedó en buen estado. Foto Cortesía Focus.

Doce semanas después del incendio en el centro comercial Las Cascadas (Ciudad Merliot), una empresa que operaba ahí sigue sin poder usar equipo valorado en un millón de dólares que se salvó de las llamas porque un juzgado le impide el acceso a dichos bienes.

La empresa es el centro de llamadas Focus, que funcionaba en el segundo nivel del edificio, en un área adonde afortunadamente el fuego no llegó y solamente el humo causó daños estéticos, según explicó su director regional, Benjamin Markland.

El empresario detalló que la mayor parte de los activos que Focus tenía en Las Cascadas se encuentra en buenas condiciones, incluyendo computadoras, servidores, cubículos, 'headsets' y demás.

Infortunadamente para la empresa, solo pudo rescatar del edificio unos cuantos equipos que la Fiscalía les autorizó retirar en la semana posterior al incendio, que se registró el pasado 3 de enero. Todo el resto sigue en el centro comercial a la espera de que un juzgado dé luz verde para poder acceder a ellos.

El juzgado que lleva el caso es el de lo Mercantil de Santa Tecla, y se suma a otros en que la lentitud judicial entorpece la inversión y generación de puestos de trabajo.

Markland aseguró que el retraso en la entrega de la autorización judicial pone en riesgo al menos 300 empleos que Focus debe contratar entre abril y junio para hacer frente a servicios que ya comprometió bajo contratos con clientes fuera del país.

La empresa está considerando abrir esas nuevas plazas en Nicaragua, donde recién inició operaciones y donde los costos son más bajos, en vez de hacerlo en El Salvador.

El empresario detalló que Focus cuenta con 500 empleados en El Salvador, quienes siguen laborando en unidades de trabajo que la empresa ha rentado a otros 'call centers' que las tenían disponibles al momento del incendio.

El pago de estos alquileres ha elevado los costos de la compañía en un 40 por ciento, por lo que buscan amortiguar el impacto financiero haciendo uso de las computadoras y bienes que tienen en este momento inutilizados en Las Cascadas. De lo contrario, el costo por cada nueva plaza que Focus contrate en El Salvador se elevaría aún más porque no solo implicaría pagar los sobreprecios de los alquileres, sino además la compra de nuevo mobiliario y equipo.

Markland explicó que el precio de los alquileres en Nicaragua es mucho más bajo que en El Salvador, por lo que "Si yo tengo que comprar todo de nuevo, es mejor hacerlo allá porque allá todo es más barato".

El empresario dijo que todo lo que esperan del juzgado es que realice una inspección en el área que la empresa ocupaba en Las Cascadas y luego extienda un documento que les permita retirar los equipos.

Dado que la empresa tiene cuatro años de operar en El Salvador y aquí cuenta con mayor facilidad para capacitar a los nuevos empleados, preferirían quedarse, sostuvo Markland, pero no pueden esperar mucho tiempo más por el documento del juzgado porque corren riesgo de perder oportunidades de negocios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación