Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

POLÍTICA

Rajoy limpia el partido y la casa, después de pedir perdón

Escándalo de corrupción en España. Involucra a varios alcaldes y cargos públicos.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

MADRID. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, declaró hoy que, en España, "no hay impunidad" ante la corrupción política y que "el que la hace, la paga".

En la rueda de prensa junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien realiza una visita de Estado a España, Rajoy se refirió a los últimos casos de corrupción y subrayó que el Gobierno y los partidos deben trabajar con determinación para evitar que vuelvan a ocurrir.

Una cincuentena de personas, entre esos varios alcaldes y ex dirigentes locales del gobernante Partido Popular (PP), funcionarios y empresarios fueron detenidos esta semana en España en llamada como Operación Púnica como sospechosos de delitos de corrupción, ante lo que Rajoy pidió disculpas a los españoles por confiar a algunos de ellos cargos públicos.

Hoy, el jefe del Gobierno español aprovechó el encuentro con los medios y anunció que el Consejo de Ministros aprobará el viernes la creación de 112 plazas de magistrado y 167 plazas de jueces de adscripción territorial, así como del consejo de transparencia y buen gobierno encargado de velar por el cumplimiento de la Ley de Transparencia.

"¿Hay casos de corrupción? Sí. ¿Hay impunidad? Afortunadamente, ninguno. Quien la hace, la paga, y en España están actuando los tribunales de Justicia, la Agencia Tributaria y el resto de organismos", declaró.

Tras reconocer que es "descorazonador" que haya casos de corrupción, insistió en que debe "reconfortar" que se está actuando contra ellos.

Reiteró asimismo la petición de disculpas que realizó el pasado martes a todos los españoles por nombrar para determinados cargos a personas no dignas de los mismos y consideró que es bueno pedir perdón no sólo en política, sino en cualquier faceta de la vida.

"Pedir disculpas es reconocer un error. Somos seres humanos y la gente se equivoca, aunque es probable que haya quien piense que no se equivoca nunca. Y lo primero para tratar de evitar que algunos acontecimientos se repitan en el futuro es reconocer el error", insistió.

Rajoy rechazó que las reglas actuales por las que se regula la vida democrática estén agotadas, porque muchas son muy útiles y eficaces, aunque recalcó que lo que hay que hacer es mantener siempre el afán de mejora en los controles y en la selección de personal.

"Hay que actualizarse y hay que intentar ser eficaz y hacer las cosas bien", afirmó Rajoy, quien destacó que hay otras medidas contra la corrupción pendientes de tramitación en el Congreso y que sería muy positivo que contasen con el mayor consenso.

También ha recordado que el PP ha adoptado medidas contra personas involucradas en procedimientos judiciales y muchas de ellas ya no están en el partido. EFE

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación