Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CENTROAMÉRICA

Proyectos de energía fotovoltaica, con un mejor panorama en Costa Rica

Las empresas que se dedican a ejecutar proyectos de energía solar en Costa Rica consideran que el nuevo panorama jurídico dinamizará la inversión en 2016.

ENERGÍA SOLAR

Proyecto de energía solar en Guanacaste, Costa Rica.  | Foto por elsalv

SAN JOSÉ. Un reglamento de generación distribuida creado por Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), permitirá que los dueños de paneles puedan comercializar la energía generada (la que no usen inmediatamente) a la red pública y, luego, descargarla si la vuelven a necesitar.

El reglamento, que entró en vigencia recientemente, sin duda impulsará la ejecución de proyectos fotovoltaicos, de acuerdo con el sector empresarial, sostiene el periódico La Nación de Costa Rica.

Pierre Lambot, quien es dueño de la empresa de energía Purasol, cree que este año podría llegar a redoblar su planilla de empleados, gracias a que el reglamente permitirá desarrollar nuevos proyectos de energía solar. El año pasado, en cambio, se vio obligado a despedir personal.

Se espera que en abril próximo, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), deje en firme la metodología para calcular la tarifa que pagarán las personas jurídicas y naturales por descargar la potencia que anteriormente le había cargado a la red eléctrica.

A ese proceso se le llama autogeneración distribuida, pero el proceso se mantuvo en el limbo legal durante un año, lo cual desestimuló la inversión, a pesar de que los paneles son más baratos. Ahora con el nuevo respaldo legal, los empresarios como Lambot tienen mejores expectativas.

“Desde hace casi un año estamos acumulando una lista de clientes que nos han manifestado interés. Una vez que tengamos la tarifa de acceso, podremos volver con algo concreto para ellos”, dijo Lambot.

La Asociación Costarricense de Energía Solar (Acesolar), que agrupa a empresarios y promotores del uso de ese tipo de energía, también espera que el sector resucite a partir de los nuevos acuerdos con las instituciones. Por ahora, buena parte del sector se enfocará en fábricas pequeñas y mipymes, pues creen que la tarifa de acceso resultará un buen negocio para este tipo de emprendimientos y no para grandes industrias.

Otros empresarios, como Mauricio Rojas, de GBT, creen que el mercado debe diversificarse y no limitarse a vender paneles para llegar a grandes industrias.

No obstante, según el sector aún está pendiente la negociación de los contratos con los distribuidores, proceso que también debe finiquitar el Minae este año y que debería uniformar las condiciones para todas las regiones, sin importar si es el ICE, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) o alguna empresa de servicios públicos la encargada de esa distribución.

Para los empresarios, también es necesario estimular el financiamiento para estas alternativas por parte de los bancos, tal como lo está haciendo Promérica y el BAC San José, que cuentan con planes específicos para la compra de soluciones verdes para el hogar. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación