Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Propuestas concretas para reactivar la economía

Flexibilizar el mercado de trabajo e invertir fondos públicos para construir hoteles son dos medidas que propone el exministro de Economía, Miguel Lacayo

El Estado debería construir hoteles de playa para fomentar polos de desarrollo turístico.

El Estado debería construir hoteles de playa para fomentar polos de desarrollo turístico.

El Estado debería construir hoteles de playa para fomentar polos de desarrollo turístico.

El exministro de Economía Miguel Lacayo recuerda la respuesta que su homólogo de España, Rodrigo Rato, le dio cuando él le pidió que le recomendara una medida "buena, bonita y barata" para reactivar la economía. "Su respuesta fue: flexibilidad laboral".

Lacayo asegura que El Salvador tiene unas leyes que complican demasiado la relación entre empleadores y empleados. En su opinión, el país debería generar condiciones que permitan a las empresas, por ejemplo, contratar empleados temporales para suplir picos en la demanda de producción, sin que después tengan que mantenerlos como permanentes.

El Salvador también debería autorizar, como lo hacen países como Estados Unidos, que jóvenes incluso menores de 18 años puedan trabajar a tiempo parcial, lo cual les permitiría ganarse algún dinero mientras continúan estudiando, añade el economista.

"La flexibilidad laboral también debe ser acompañada, en mi opinión, de un seguro de desempleo, de tal forma que todos los empleadores paguemos un seguro para que en el momento que tengamos que despedir a alguien (…) sea entonces este seguro de desempleo el que les ayude", agregó el empresario.

Lacayo sostiene que esta medida forma parte de una lista que él entregó a dirigentes de ARENA con la recomendación de que las incluyeran en el plan de gobierno del candidato Norman Quijano.

Apoyo estatal al turismo

Otra recomendación del exfuncionario consiste en que el gobierno apoye más al sector turismo, retomando las experiencias exitosas de países como México, Cuba y República Dominicana.

Concretamente, el exministro recomienda que el gobierno invierta para construir hoteles en lugares con potencial para convertirse en polos de desarrollo turístico, principalmente de sol y playa. De esta forma, abriría la brecha para motivar al sector privado a invertir en continuar desarrollando esos polos.

"Lo que han hecho los países en el mundo es construir el primer centro hotelero en ese centro turístico (…) Los primeros tres hoteles de Cancún los hizo el Estado, los diseñaron privados, los administraron privados, pero la inversión la hizo el Estado", ejemplifica el empresario.

Una vez construidos esos hoteles, el Estado los entrega en administración a privados, pero conserva la propiedad de los mismos y obviamente recibe ganancias.

Esta es la manera de atraer grandes operadores turísticos, como Barceló y Sol Meliá, que entran a un país no construyendo sus propios hoteles, sino alquilando infraestructura ya existente, dice el exministro.

Aumentar generación hidroeléctrica

Otra medida que Lacayo considera clave para impulsar el desarrollo del país es la reducción del precio de la energía eléctrica. Él lamenta que en la última década, el precio del Kilovatio/hora subió de 8.5 centavos de dólar a cerca de 22 centavos.

Para hacerlo, recomienda terminar la construcción de la central hidroeléctrica El Chaparral, ubicada al norte del departamento de San Miguel, y la de El Cimarrón, en el departamento de Chalatenango.

El empresario agrega que el país debería facilitar el desarrollo de pequeñas hidroeléctricas privadas, como lo ha hecho Guatemala. El país tiene el potencial para desarrollar al menos unas seis de estas generadoras.

Reducir la burocracia

Otra área en la que Lacayo recomienda mejorar es en la reducción de la burocracia, que a su juicio ha aumentado durante la administración Funes.

Específicamente, el exministro se refiere a las inspecciones en aduanas, que tantas críticas han generado en meses recientes debido a la exigencia de inspecciones con rayos X a un precio de 18 dólares cada una.

"La inspección debe ser aleatoria, y solamente deben tener la aleatoriedad suficiente como para que no se atrasen los camiones", opinó el empresario. A su juicio, el sistema debe inspeccionar tantos camiones como le permita su capacidad, pero una vez que se sature, debe dejar pasar a los demás, para evitar atrasos.

Adicionalmente, Lacayo cree que el costo de esta inspección aleatoria lo debe asumir el Estado, porque la misma permite detectar el contrabando y de esa forma aumentar los ingresos por impuestos.

Por otro lado, actualmente se exige un cheque certificado cada vez que hay que hacer un pago al Estado, lo cual exige a los contribuyentes mayor gasto de dinero y de tiempo. Lo que debería hacerse es permitir los pagos con cheques regulares, y cobrar multa por cada cheque rebotado.

Lacayo agregó que su lista de recomendaciones incluye varias otras medidas, como delimitar las tareas del Fovial al mantenimiento y conservación de las calles y carreteras para que pueda hacerlo adecuadamente con los recursos de que dispone. Ello implica que la reconstrucción de vías se haga con préstamos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación