Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Profesiones que se perderán para 2020, el futuro del empleo se modifica

Muchas profesiones comienzan a desaparecer y a ser sustituidas por la nueva demanda laboral, que ya no quiere empleos de cuello blanco.

El Foro Económico Mundial realizó un estudio en el que revela que muchas de las profesiones de hoy en día tienden a desaparecer.

El Foro Económico Mundial realizó un estudio en el que revela que muchas de las profesiones de hoy en día tienden a desaparecer. | Foto por shutterstock.com

El Foro Económico Mundial realizó un estudio en el que revela que muchas de las profesiones de hoy en día tienden a desaparecer.

Entre cinco y siete millones de empleos podrían perderse para 2020, a raíz de los acelerados cambios en la demanda del mercado laboral a nivel mundial. Un estudio del Foro Económico Mundial, “El futuro de los empleos”, estima que gran parte de esas pérdidas se producirá en las profesiones de oficina o de “cuello blanco”, así como los de tipo administrativo de menor rango e importancia.

Para visualizar y predecir el futuro cercano del mercado laboral, el organismo censó a oficiales de recursos humanos y ejecutivos principales encargados de las estrategias de más de 350 compañías, en nueve tipos de industrias, en 15 de las economías más grandes del mundo.

Esta investigación  es la primera de su clase y representa a más de 13 millones de empleados, en nueve sectores de la industria de 15 grandes economías que representan el 65 % de la fuerza laboral mundial.

 Lo que recoge es un panorama que se someterá a cambios radicales en los próximos años, pero también predice que habrá algunas profesiones que serán más demandadas que otras y que las empresas necesitarán capacitadores de personal, para redirigir las habilidades de su propia mano de obra.

A partir de 2015, el estudio refleja que el mercado laboral registra crecimientos en la demanda de las siguientes profesiones: negocios y finanzas, administración de alto nivel, computación y matemáticas, arquitectura, ingeniería, ventas, relacionistas, educación y entrenamiento.

Mientras, se registran descensos y transformaciones en la demanda de las siguientes  áreas: oficinas, manufacturas, construcción, extracción, instalación, mantenimiento, legal, deportes, diseño, entretenimiento y medios.

La cuarta revolución industrial

El estudio le llama a esta nueva dinámica laboral “la cuarta revolución industrial”, que viene acompañada además de otros cambios socioeconómicos y demográficos que van a transformar los mercados de trabajo en los próximos cinco años, lo que lleva a una pérdida neta de más de 5 millones de empleos en 15 principales economías desarrolladas y emergentes, advierte.

Mientras, en términos de impacto global, el informe indica que la naturaleza del cambio en los próximos cinco años es tal que hasta 7.1 millones de puestos de trabajo podrían perderse a través de la redundancia, automatización o desintermediación, principalmente en las áreas de “oficina de cuello blanco” y los roles administrativos.

A la vez aclara que esta pérdida se prevé que sería parcialmente compensada por la creación de 2.1 millones de nuevos empleos, principalmente en “familias” de trabajo más especializados, como la computación y matemáticas o la  arquitectura e ingeniería.

Esta “cuarta revolución industrial” afectará a todas las industrias y regiones geográficas del mundo, advierte el informe.

La mayoría de las empresas encuestadas cree que la inversión en habilidades, en lugar de contratar más a corto plazo o de tener trabajadores virtuales, es la clave para manejar con éxito las interrupciones en el mercado de trabajo,  a largo plazo.

El desafío en las naciones

El objetivo de este estudio  es orientar a los negocios y los responsables de políticas nacionales, sobre la forma de equipar a las fuerzas laborales con las habilidades para navegar por la interrupción de la “cuarta revolución industrial”.

Esta nueva era laboral se verá con mayor interrupción generalizada en los próximos cinco años,  no sólo para modelos de negocio, sino también para los mercados de trabajo, advierte el estudio.

 El desafío frente a esta inevitable dinámica representa un  enorme cambio  en el conjunto de habilidades necesarias para prosperar en el nuevo panorama, agrega.

La “cuarta revolución industrial” incluye desarrollos en campos previamente inconexos como la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3-D, la genética y la biotecnología.

“Sin una acción urgente y específica de hoy para gestionar la transición a corto plazo y construir una fuerza de trabajo con habilidades para el  futuro, los gobiernos tendrán que hacer frente al creciente desempleo y la desigualdad, mientras las empresas enfrentarán la contracción del consumo”, dijo Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial.

Las repercusiones se visualizan a la vez en el género de la mano de obra mundial. Se calcula que se perderían cinco puestos de trabajo femeninos, por uno otorgado, y tres en el caso de los hombres. Entre las mejores prácticas que las empresas censadas por el estudio destacan para hacer frente a este impacto están: la recapacitación de empleados actuales, apoyo a la movilidad y la rotación en el empleo, la atracción de talento femenino y de extranjeros.

El impacto varía por rubro y nación

Estas predicciones son propensas a ser relativamente conservadoras  y no dejan lugar para la complacencia, señala el informe.

Las mayores proporciones de puestos de trabajo creados por empleos perdidos se espera que sean en las naciones del sudeste asiático, con 3.72 cargo ganados por uno perdido; le siguen México (3.06), Reino Unido (2.91), Estados Unidos (1.37) y Turquía (1.14). En todos los demás países cubiertos por el informe hay una pérdida neta.

Según el mismo, el impacto varía considerablemente según rubro. Por ejemplo, se espera que en las áreas de  la salud se experimentaría el mayor impacto negativo en términos de puestos de trabajo en los próximos cinco años, seguida conjuntamente por los servicios financieros e inversiones en la energía. Pero, agrega, la industria que se destaca para crear más puestos de trabajo es  la  tecnología de información y comunicación, seguida de los servicios profesionales, así como los que se desempeñan en los medios de comunicación, entretenimiento e información.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación