Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EXPANSIÓN

Presentan la salsa con sabor a Campero

El acompañante milenario del Pollo Campero ya está a la venta en supermercados.

La salsa ketchup de la marca Campero se distribuye en Guatemala y El Salvador.

La salsa ketchup de la marca Campero se distribuye en Guatemala y El Salvador. | Foto por David Rezzio

La salsa ketchup de la marca Campero se distribuye en Guatemala y El Salvador.

El mercado del consumo de las salsas “ketchup” en Centroamérica se calcula que factura unos $83 millones anuales. En El Salvador, el peso total de ese mercado es de $5.1 millones por año y Pollo Campero quiere aprovechar ese nicho, según sus propios cálculos.

María José Pellecer, gerente de la categoría salsa, de Molinos Modernos, explicó que la facturación que se calcula en consumo de “ketchup” en el país podría ser una cuota de mercado de 6.3 %, del monto regional, por lo que no se quiere desperdiciar el posicionamiento que tiene la marca Campero, para ganar margen al respecto.

Productos

Las salsas son la nueva categoría del negocio de la Corporación Multi Inversiones (CMI), matriz de la cadena internacional de restaurantes Pollo Campero.

“Campero Salsa Ketchup” ha sido lanzado en Guatemala primero, y ahora en El Salvador,  como el producto legendario que ha acompañado la combinación del pollo “tierno, jugoso y crujiente” en los platillos del restaurante. Ahora, CMI considera que este valor interno tiene que venderse a la vez en los supermercados, y comenzar a acaparar una cuota de facturación, como un competidor más de las “ketchup”.

Según los cálculos de CMI, el consumo de este tipo de salsas abarca el 35 % de su uso en la cocina y el 65 % es de acompañamiento en la mesa. “A cinco años, queremos es estar en la región en total y lograr un lugar importante en el mercado de ketchup”, sentenció Pellecer. La CMI emplea a 36,000 colaboradores. Opera seis divisiones independientes: molinos, comida rápida,  pecuarios, generación de energía renovable,
desarrollo inmobiliario y financiera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación