Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

El precio del petróleo seguirá a la baja

Los analistas estiman que la OPEP posiblemente decidirá recortar su meta de producción el año próximo -especialmente si los precios bajan a 60 dólares por barril-, quizás antes de su próxima reunión prevista para junio.

Los bajos precios del crudo serán un desafío para los productores estadounidenses, particularmente en los depósitos de esquisto que han ayudado a impulsar el bombeo doméstico.

Los bajos precios del crudo serán un desafío para los productores estadounidenses, particularmente en los depósitos de esquisto que han ayudado a impulsar el bombeo doméstico.

Los bajos precios del crudo serán un desafío para los productores estadounidenses, particularmente en los depósitos de esquisto que han ayudado a impulsar el bombeo doméstico.

NUEVA YORK. Los precios globales del petróleo se ubicarán cerca de 70 dólares el barril hasta bien entrado el 2015, lo que podría reducir la producción de crudo de esquisto estadounidense y generar adquisiciones de empresas que puedan verse en problemas, según ocho reportes de analistas compilados por Reuters.

La última ronda de opiniones de analistas se produce después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada por Arabia Saudita, decidió el jueves mantener su meta de producción en 30 millones de barriles por día (bpd) pese al abrupto declive de los precios.

La decisión de la OPEP era previsible, dijeron analistas, al señalar que el cartel de naciones productoras estaba conforme con dejar que el mercado dicte los niveles de precios y bombeo.

"Probablemente sea momento de admitir que estamos en un mundo en el que el petróleo cuesta 70 dólares por barril", dijo Jason Wangler, un analista de Wunderlich Securities.

Los bajos precios del crudo serán un desafío para los productores estadounidenses, particularmente en los depósitos de esquisto que han ayudado a impulsar el bombeo doméstico.

El consenso de analistas prevé que la producción en Estado Unidos posiblemente continuará aumentando tal como se espera en el primer semestre del 2015, pero la tasa de crecimiento se desacelerará en la segunda mitad del año por efecto de la baja en los precios del crudo.

"Pensamos que una desaceleración en el ritmo de la producción estadounidense podría tomar entre tres a seis meses antes de que se produzcan reducciones de gastos que lleven a una ralentización verificable en el crecimiento de los suministros desde Estados Unidos", escribió First Energy Capital.

Los recortes de producción causados por la disminución de los precios finalmente ayudarán a bajar el suministro al mercado y apuntalarán los precios en el 2016, de acuerdo a analistas.

Los precios más bajos del petróleo también pondrán a prueba la solidez de las compañías que dependen demasiado de los precios elevados del crudo, lo que las dejaría expuestas a adquisiciones.

"Las condiciones duras del mercado posiblemente causarán que muchas empresas cambien su estrategia drásticamente", escribió Wangler de Wunderlich Securities. "Creemos que las compañías más sólidas usarán esa oportunidad para hacer compras en el futuro", aseveró.

Los analistas estiman que la OPEP posiblemente decidirá recortar su meta de producción el año próximo -especialmente si los precios bajan a 60 dólares por barril-, quizás antes de su próxima reunión prevista para junio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación