Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BIENES RAÍCES

Un piso de $58 millones en la Torre Trump

La Torre Trump tiene un valor que supera los $300 millones. Un apartamento llega a costar $58 millones. Ronaldo escogió uno de casi $19 millones.

Torre Trump

Para ser vecino de Donald Trump, quien aspira a convertirse en Presidente de Estados Unidos, hay que tener más de 15 millones para adquirir un piso, o disponibilidad para pagar $5,000 mensuales por alquilar una habitación en la Torre Trump, el edificio de residenciales de mayor lujo y ostento de Nueva York.

En la Quinta Avenida de Nueva York, el “penthouse” de Trump ocupa los tres últimos pisos de la torre, la cual está  compuesta por 58 niveles.  Trump se levanta cada mañana rodeado de pisos y paredes tapizadas de mármol, con decorativos bañados en  oro de 24 kilates.  Desde la perspectiva de su terraza visualiza el amanecer con 45% puntos como preferido en la carrera presidencial, cerca de su contrincante Hillary Clinton, por seis puntos de separación.

La revista Forbes valoró su fortuna en $4,100 millones y sólo la Torre Trump se calcula  en $316 millones. El edificio es una combinación de residencias y tiendas de lujo y sede de importantes corporaciones internacionales, entre ellas, la Trump Organization.

La antesala de la torre y los espacios públicos están recubiertos de mármol blanco combinado con vetas rosas y de bronce.

Celebridades

Sofía Loren, quien este año ha sido considerada por la revista “People With Money” como la actriz mejor pagada, con ganancias de 46 millones de dólares, posee un  apartamento en esta propiedad, al igual que algunos príncipes árabes e inversionistas incógnitos como el que recientemente compró la totalidad de una planta de la Torre Trump por 33 millones, según reportes locales.

El inquilino más reciente ha sido Cristiano Ronaldo, quien ha pagado casi $19 millones por un apartamento de tres habitaciones.

La propiedad tiene 2,500 pies cuadrados, consta de un estudio  y baños acabados con mármol, ónix y espejos, además de una vista de 360 grados de la ciudad, según la revista Business Insider.

La decoración fue encargada al diseñador chileno  Juan Pablo Molyneux, quien ha ambientado  el  Palacio Konstantinovinsky, de San Petersburgo,  el Palacio de Bellas Artes, de Buenos Aires, y las residencias de excéntricos millonarios de Manhattan, entre su “target”.

Ronaldo posee ingresos que rondan los $20 millones anuales y entre sus vecinos se encuentran personalidades empresariales y de la farándula que pagan hasta $625,000 por alquilar un estudio o poseer apartamentos valorados en $58 millones.

El lujo y la plusvalía de alto valor es el sello de la Torres Trump, donde quiera que se encuentran, ya sea en  Chicago, Las Vegas, Toronto, Waikiki, Miami, Doonbeg, o Panamá.

En Panamá, por ejemplo, un alquiler de apartamento en  una de las torres del Trump Ocean Club International Hotel y Residencias se cotiza en $3,199 mensuales, por 153 metros cuadrados, con apenas dos habitaciones y dos baños, aunque con derecho a una vista de 360 grados de la bahía de Panamá.

Sus inquilinos gozan de privilegios tales como acceso a cuatro restaurantes, cinco  piscinas en el piso 13, consejería con valet parking, un lujoso spa,  gimnasio y servicio a la habitación las 24 horas. Al aburrirse, los huéspedes o inquilinos de este complejo de 70 pisos y 369 habitaciones, pueden disfrutar de la vida nocturna de Punta Pacífica, en busca de sofisticadas tiendas o bares de la zona financiera.

En la Torre Trump de Nueva York, los inquilinos piden comida a la carta o simplemente bajan de sus apartamentos, y sin necesidad de salir a la calle cruzan el  vestíbulo, el atrio de cinco niveles coronado por una cascada que tiene su propio puente.

Detalles y ambiente cosmopolita es lo que caracteriza a la Torre Trump y sus franquicias y no se pueden dar el lujo de devaluar la propiedad, no siendo estas una de las principales fuentes de ingresos de Donald Trump.

El mismo Trump se ha encargado de enfilar sus mejores armas contra quienes traten de devaluarlo. Demandó a Timothy O’Brien por haber escrito en “The Art of Being the Donald” que su fortuna era menor a la que él pregonaba. La demanda fue por $5,000 millones y Trump perdió el juicio.

Hace cuatro años, Forbes cuestionó la fortuna de Trump, la cual valoró en $2,700 millones y el magnate protestó públicamente. Este 2015, Forbes calcula que la fortuna de Trump ha crecido a $4,100 millones.

Mientras Trump continúe defendiendo  la plusvalía de su imperio de bienes y raíces, los propietarios  de la Torre Trump tendrán la seguridad de que sus apartamentos e inversiones nunca bajarán de valor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación