Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

Peruana OPP Film invierte $55 millones en el país

Hoy coloca la primera piedra de una planta industrial para fabricar material plástico para envoltorios en San Juan Opico. Desde ya planea una segunda fase, con inversión de $45 millones.

El material flexible que produce la empresa peruana se utiliza para fabricar envoltorios de consumo masivo.

El material flexible que produce la empresa peruana se utiliza para fabricar envoltorios de consumo masivo.

El material flexible que produce la empresa peruana se utiliza para fabricar envoltorios de consumo masivo.

La bandera de Perú muy pronto ondeará en el municipio de San Juan Opico, La Libertad, en donde este día la empresa OPP Film, filial de Oben Holdign Group , colocó la primera piedra para la construcción de una planta industrial.

La inversión asciende a un total de $100 millones, distribuidos en $55 millones en una primera fase y $45 millones en la segunda.

OPP Film El Salvador se dedicará al desarrollo, producción y comercialización de películas y recubiertos plásticos para empaques flexibles, un material utilizado en la industria de alimentos (bocadillos, galletas, pan, café y sopas, entre otros).

La empresa peruana, que posee varias plantas y centros de distribución en el continente americano, le puso el ojo a El Salvador para establecer la millonaria inversión, principalmente porque es un país dolarizado, afirmó Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador.

"Creemos que a nivel económico El Salvador tiene una política bastante estable debido a la dolarización de la economía y eso permite controlar la inflación y atraer a compañías como OPP Film, que se provee de insumos importados, comprar y vender en dólares", comentó el diplomático, quien añadió que este tipo de inversiones reafirman las relaciones de amistad entre ambos países.

Unos cinco meses atrás, cuando Alfredo Barreda, vicepresidente corporativo de OPP Perú, visitó el país para anunciar la inversión junto a autoridades del gobierno salvadoreño, destacó lo importante que es para el holding que las operaciones se puedan hacer en dólares.

Para el consorcio, El Salvador también ofrece otras ventajas competitivas, como la mano de obra calificada y eficiente, y una ubicación geográfica clave, lo cual permitirá a la compañía atender a clientes de Centro, Norte y Suramérica a costos logísticos más bajos.

Sobre las ventajas estratégicas, Ligia Hernández, gerente comercial para Centroamérica y El Caribe de OPP Film, la empresa también valoró en forma positiva los tratados comerciales vigentes entre El Salvador y Estados Unidos, la Unión Europea, México y otros países. "Son ventajas comerciales que queremos aprovechar", apuntó Hernández.

La ejecutiva afirmó que desde 2010, cuando se estableció el centro de ventas en El Salvador, las operaciones de la compañía en la región han crecido arriba de dos dígitos.

Sin embargo, ahora que la operación trasladará oficinas comerciales a una planta de producción de 18 mil metros cuadrados de área industrial, el panorama pintará mejor, auguró la ejecutiva.

"Hemos visto que en donde se coloca una línea de producción OPP Film el mercado crece, porque no es lo mismo importar y esperar a que llegue el producto a tocar la puerta y decir: 'Aquí está'. Esto potenciará el mercado de empaques", asegura Hernández, mientras muestra parte del portafolio de productos.

El embajador Anderson aseguró que OPP Film es la inversión más grande de Perú en El Salvador. "Es el mejor proyecto de cooperación empresarial que Perú puede ofrecer a El Salvador, porque por su dimensión son inversiones que vienen para quedarse en el país", agregó Anderson.

La primera inversión peruana que se estableció en el país fue Ransa, un centro de distribución y logística que trabaja en alianza con el Grupo Calleja.

La compañía, brazo logístico del grupo Romero, ha invertido a la fecha cerca de $29 millones y en la actualidad también atiende a otras empresas salvadoreñas, como Pepsico y Grupo Q, detalló el embajador.

Alta tecnología

El portafolio de OPP Film, que incluye películas transparentes, metalizadas, mate, y pigmentadas, entre otras, será fabricado con tecnología de avanzada, en la que destaca una máquina alemana de 180 metros de largo que tiene capacidad para producir 35,000 toneladas de láminas de Polipropileno Biorientado (BOPP, por sus siglas en inglés).

La alemana tiene capacidad para producir una bobina de BOPP que pesa 10 toneladas y mide 8.7 metros de longitud.

Otra de las innovaciones que tendrá la planta es una máquina metalizadora de fabricación inglesa, que mide 4.5 metros de ancho y es considerada la más grande del mundo. "Es una de las metalizadoras más modernas que habrá en toda Latinoamérica y el mundo, y estará aquí en El Salvador", afirmó la gerente comercial.

Hernández estima que las obras concluirán en unos seis meses, pero debido al montaje de la maquinaria, la primera fase de producción comenzará a operar hasta octubre de 2015 y permitirá la generación de 200 empleos directos y 500 indirectos, en su mayoría para habitantes de la zona.

El montaje de la segunda línea de producción, que costará $45 millones, está proyectado para 2016 y será destinado a ampliar presencia en los mercados mexicano y estadounidense.

Cuando las dos líneas se encuentren en operación, la planta alcanzará una capacidad de producción de 70,000 toneladas.

En la región

En sus inicios, Oben Holding Group se estableció en Ecuador, pero años después las operaciones fueron trasladadas a Perú, en donde aún se encuentra la matriz. En el país andino se genera el mayor porcentaje de producción y exportación de materias de empaques para toda América.

El holding, perteneciente al empresario Yamal Zeidan (quien se encuentra en el país para inaugurar la construcción de la nave industrial), cuenta hoy día con plantas de producción en Ecuador, Argentina y Perú.

Asimismo, en septiembre del año pasado, el grupo compró las plantas de producción de la compañía Sigdo Koppers en Chile y Argentina, lo cual le permitió incorporar al portafolio materiales como el Nylon.

Sigdo Koppers de Chile vendió su actividad de películas plásticas a Oben Holding de Perú en $51.6 millones para concentrarse en la actividad minera e industrial.

La consolidación que ha logrado la peruana le permite posicionarse como una de las principales empresas productoras de film de la región.

Además del material de empaques para productos de consumo masivo y otras aplicaciones industriales, el consorcio también produce películas recubiertas para la industria gráfica y algunos artículos termoformados.

En un principio contaba con una capacidad instalada de 3,000 toneladas anuales de film. En la actualidad, las plantas tienen una capacidad instalada superior a las 255,000 toneladas métricas anuales.

El consorcio empresarial también posee centros de comercialización, llamados Pack Film, en Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Estados Unidos y El Salvador. En 2013, las ventas en el mercado local tuvieron un crecimiento del 12 %, frente al año previo.

En la actualidad, el grupo industrial exporta a 24 países en el mundo, incluyendo Canadá, Estados Unidos, Centroamérica, El Caribe, España, Italia, Francia y algunos del continente africano. En El Caribe vende en República Dominicana, Puerto Rico, Jamaica y, recientemente, ingresó al mercado de Trinidad y Tobago.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación