Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

IINVERSIONES

Parsons administraría la construcción del nuevo aeropuerto de México

La nueva terminal, que tendrá hasta seis pistas para atender hasta 120 millones de pasajeros por año, será construida probablemente por una alianza de empresas locales con una extranjera.

Grupo Carso, propiedad de Slim, y las constructoras ICA y OHL de México, podrían participar en la carrera por contratos de construcción del aeropuerto.

Grupo Carso, propiedad de Slim, y las constructoras ICA y OHL de México, podrían participar en la carrera por contratos de construcción del aeropuerto.

Grupo Carso, propiedad de Slim, y las constructoras ICA y OHL de México, podrían participar en la carrera por contratos de construcción del aeropuerto.

México tiene un acuerdo preliminar con la empresa de ingeniería estadounidense Parsons para que administre un multimillonario plan para construir un nuevo aeropuerto en la capital, dijo el jueves una fuente cercana al proyecto.

La nueva terminal, con valor de unos 9,120 millones de dólares, será edificada al lado del actualmente saturado Aeropuerto Internacional Benito Juárez en el oriente de la capital del país, en tierras propiedad del Gobierno.

"El viernes pasado llegamos a un acuerdo con Parsons para que sean gerentes del proyecto", dijo la fuente.

"Todavía no hay nada contratado de obra", dijo el secretario de Comunicaciones y Transporte, Gerardo Ruíz Esparza, en entrevista el jueves con la cadena Televisa.

"En el aeropuerto y hacia adentro tendremos que elegir una (empresa) experimentada, que ya haya construido este tipo de aeropuertos, lo más seguro es que sea una empresa internacional aliada con empresas mexicanas", destacó.

El presidente Enrique Peña presentó el miércoles el proyecto ganador para el nuevo aeródromo, elaborado por el arquitecto británico Norman Foster en sociedad con el mexicano Fernando Romero, yerno del magnate Carlos Slim.

El proyecto arquitectónico ejecutivo de Foster y Romero tendría un costo de alrededor de 1,800 millones de pesos (137.7 millones de dólares) y será pagado poco a poco, dijo Ruíz Esparza.

Foster es uno de los arquitectos más famosos del mundo y su firma, Foster + Partners, ha diseñado decenas de importantes proyectos alrededor del mundo, incluyendo el aeropuerto de Pekín y el estadio de Wembley en Londres.

Romero, quien está casado con Soumaya Slim, hija de uno de los hombres más ricos del mundo, es el director de FR-EE Fernando Romero Enterprise que diseñó entre otros, el distintivo Museo Soumaya de la Ciudad de México.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación