Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

Para Perú, El Salvador es la puerta de entrada a Centroamérica

Perú y El Salvador planean sellar un tratado comercial el próximo año, con lo que esperan potenciar las inversiones y transacciones mercantiles.

Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador, dijo que la llegada de una nueva y millonaria inversión peruana reafirma las relaciones de amistad entre ambos países.

Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador, dijo que la llegada de una nueva y millonaria inversión peruana reafirma las relaciones de amistad entre ambos países.

Eric Anderson, embajador de Perú en El Salvador, dijo que la llegada de una nueva y millonaria inversión peruana reafirma las relaciones de amistad entre ambos países.

A tres horas y media de distancia -en avión- El Salvador y Perú son mercados potenciales, afirma el embajador de Perú en El Salvador, Eric Anderson.

"Las oportunidades entre ambas naciones son reales. El potencial existe", dice Anderson, lleno de entusiasmo por la inversión de la peruana OPP Film, que este día coloca la primera piedra para la construcción de una planta de producción de película de polipropileno en San Juan Opico con una inversión inicial de $55 millones.

El embajador asegura que Perú ve a El Salvador como un puente de ingreso hacia el mercado centroamericano. En está relación bilateral, también promueve a Perú entre los empresarios salvadoreños como una entrada hacia mercados andinos, como Ecuador y Bolivia.

"Esta inversión demuestra que para nosotros El Salvador se está convirtiendo en una puerta de ingreso a mercados importantes como Centroamérica, El Caribe, Estados Unidos y México", señala el embajador.

Sobre la presencia de inversiones peruanas en territorio salvadoreño, el diplomático destacó a Ransa, un centro de distribución que se estableció hace 10 años con una inversión de unos $29 millones.

La operación se estableció en alianza con el Grupo Calleja. En el centro logístico el operador peruano Ransa Calleja centraliza el almacenamiento de los productos que surte en la cadena de supermercados Selectos. Su ingreso al mercado local le permitió dar un salto hacia Guatemala y Honduras, en donde ahora también tiene operaciones.

Entre las ventajas competitivas para el establecimiento de nuevas empresas, Anderson citó la ubicación geográfica, la moderna infraestructura vial y el centro de conexiones de Avianca en Perú, con tres vuelos diarios que conectan ambas rutas, entre otros.

Comercio

El embajador considera que las relaciones entre ambas naciones se afianzarán más cuando entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio, cuyas negociaciones iniciaron en 2009, y recientemente se reanudaron.

A la fecha, el proceso lleva 90 % de avance y, aunque el 10 % restante se refiere a los productos sensibles, los gobiernos de ambos países esperan concluirlo en unos seis meses.

"Creo que existe muy buena disposición de parte de los negociadores y de los gobiernos. Es importante que este acuerdo comercial se cierre lo más pronto posible, porque son los acuerdos comerciales los que brindan la oportunidad de expandir el comercio y las inversiones", dijo.

En la actualidad, el comercio bilateral alcanza los $33 millones, de los cuales $30 millones son exportados por Perú a El Salvador, la mayoría es gas (un derivado de petróleo), y el resto es producto procesado.

Mientras tanto, El Salvador a penas les vende a los peruanos unos $3 millones en productos como fumigadoras, medicina, textiles sintéticos y azúcar.

A juicio del embajador, las cifras son suficientes para comprender la necesidad de tener cuanto antes el TLC, lo cual permitirá identificar productos complementarios cuyo comercio beneficie a ambas naciones.

Por ejemplo, en textiles El Salvador es fuerte en sintéticos, mientras que en Perú la apuesta es el algodón. De hecho, el diplomático adelantó que ha recibido la notificación de empresarios peruanos que "estarían interesados en instalar acá una planta tipo maquila, y utilizarla como una plataforma exportadora porque ustedes tiene la ventaja de estar más cerca del mercado estadounidense. Pero ustedes también pudieran instalar una planta en el Perú para acceder al mercado andino", dijo.

La esperanza es que cuando el TLC esté listo y entre en vigencia, el comercio y las inversiones se dupliquen.

El diplomático también destacó las inversiones en el rubro gastronómico, como el Inca Grill, Roberto Cuadra y el restaurante KalaMar, inaugurado hace dos semanas en Las Terrazas del centro comercial Multiplaza para ofrecer a los salvadoreños el sabor de Perú.

El negocio, cuya especialidad son los mariscos, se estableció con una inversión de unos $60 mil. "También estamos promoviendo el Perú a través de la gastronomía, la cuales encuentra en camino de ubicarse entre las más reconocidas del mundo", expresó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación