Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Opep revisará precios del petróleo, mañana

El barril referencial de la OPEP se vendió el miércoles a $38.46, lejos de los más de $100 que marcó en junio de 2014.

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo.

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo. | Foto por Archivo

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo.

VIENA.  La OPEP se reúne mañana en Viena para acordar el nivel conjunto de su producción de crudo de cara al próximo semestre, en medio de la crisis de los precios del petróleo que han caído hasta mínimos no vistos desde hace casi siete años.

Los observadores del sector consultados hoy por Efe no esperan, como sí lo hacía el mercado hace un año, que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decida este viernes reducir su oferta de crudo para apuntalar las cotizaciones.

Los ministros del grupo que constará de trece miembros cuando se reincorpore, previsiblemente mañana, Indonesia tras seis años de ausencia, han llegado a Viena donde mantienen reuniones oficiosas previas para preparar la 168 conferencia regular de la organización.

Hasta bien entrado el día de hoy, ningún delegado se expresó abiertamente a favor de reducir la cuota de producción que abarca a los doce socios y que desde fines de 2011 está fijada en 30 millones de barriles diarios (mbd). Actualmente, ese tope máximo es superado en cerca de 1,5 mbd.

No esperan reducir producción


"En estos momentos no esperamos ninguna reducción (de la oferta)", dijo a Efe en Viena el analista jefe de la consultora británica KBC Energy Economics, Ehsan Ul-Haq.

No obstante, admitió como posible una discusión sobre un recorte al menos de algunos países, principalmente Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, para "dejar contento a Irán".

Es decir, para hacer espacio a los barriles adicionales que Teherán prevé suministrar al mercado internacional en cuanto se levanten las sanciones internacionales en su contra.

"No quieren problemas en el seno de la OPEP", indicó el experto, y advirtió de que, en todo caso, se estaría hablando de una medida no inmediata, sino que entraría en vigor dentro de varios meses.

Además también Irak piensa abrir sus grifos y exige su aceptación por los demás socios, destacó el analista jefe de la asesora vienesa JBC Energy, Julius Walker.

Por eso calificó de "inimaginable" que se adopte una limitación de los suministros como resultado del encuentro de mañana, a pesar de que así lo quieren algunos socios como Venezuela, Ecuador, Libia o Argelia, entre otros.

Además, la OPEP, que actualmente defiende su cuota de mercado mediante bajos precios, ha dejado claro que cualquier recorte para apuntalarlos debe ir acompañado por otros de sus principales competidores, recordó Walker.

Según las estimaciones de JBC, los "petroprecios" solo podrán repuntar a mediados del próximo año, y lo harían de forma muy moderada, hasta rondar los 55 dólares barril a fines de 2016.

El barril referencial de la OPEP se vendió el miércoles a 38,46 dólares, lejos de los más de 100 dólares que marcó en junio de 2014.

Su valor medio en lo que va de año se sitúa en 50,87 dólares, cuando en 2014 el promedio fue de 96,29 dólares.

Paralela ha sido la caída del valor de otros tipos de crudo, como el Brent europeo o el WTI americano, que rondan los 44 y los 40 dólares/barril, respectivamente.

El fuerte desplome se debió a un exceso de la oferta petrolera mundial frente a una demanda debilitada.

Buena parte del crudo adicional de los últimos años provino del petróleo de esquisto, sobre todo de Estados Unidos, así como de productores como Rusia o Brasil.

Dado que se trata de suministros de fuera de la OPEP, el grupo decidió hace un año mantener su cuota de producción sin cambios, ratificó esa medida en junio pasado y no sorprendería que lo vuelva a hacer mañana.

La organización destacó hoy, en su boletín mensual, que la única manera de salir adelante" en estos "tiempos muy desafiantes para el sector petrolero" es "mediante la cooperación de todas las partes".

Por su parte, el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zangené, dejó claro que su país aumentará de golpe su bombeo en 0,5 mbd a principios de año, para cuando cuenta con el levantamiento del bloqueo internacional a las exportaciones petroleras iraníes.

Otros 0,5 mbd se añadirían a lo largo de 2016, aseguró el ministro a la prensa en Viena.

"Nadie puede limitarnos" a hacerlo (...) No vamos a aceptar nada en este sentido", subrayó Zangené. EFE
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación