Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

GRECIA

Un "odioso" y "despiadado" doblegó a Grecia

Al ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, le llaman "el guardián de la austeridad" y el "sepulturero" de la eurozona.Ha sido el responsable de llevar a Alemania a tener déficit cero y de corregir

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, (der. en silla de ruedas), conversa con colegas. foto EFE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, (der. en silla de ruedas), conversa con colegas. foto EFE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, (der. en silla de ruedas), conversa con colegas. foto EFE

BERLÍN. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, un hombre que en algunos despierta odio y en otros admiración y respeto, ha puesto su sello al acuerdo logrado por la eurozona con Grecia, con lo que ha completado un capítulo más de una larga carrera política.

 

 

 

El manejo de la crisis griega ha terminado de definir el perfil de Schäuble tanto para sus seguidores como para sus detractores.

 

 

 

Los primeros lo han visto como el guardián de la austeridad, firme en la decisión de no ceder ante lo que consideran principios innegociables.

 

 

 

Los segundos, como señaló ayer el eurodiputado alemán de Los Verdes Reinhardt Bütikofer, ven en Schäuble la reaparición del rostro del "alemán sin corazón, odioso y dominante".

 

 

 

Todos tienen en mente que puso sobre la mesa de negociaciones la opción del "grexit", irritando incluso a diputados de la actual coalición de gobierno. La figura de Schäuble ha polarizado casi desde el comienzo de su vida política, en buena parte por la claridad de sus posiciones y también por la contundencia retórica con que las defiende.

 

 

 

El Ministro

 

 

 

Llegó al Ministerio de Finanzas en un momento de su carrera en el que, como él mismo dijo al asumir la cartera en 2009, con 67 años, podía prescindir de ciertas consideraciones, puesto que ya no tenía que aspirar a nada.

 

 

 

Fue ministro de la Cancillería y ministro del Interior durante el gobierno de Helmut Kohl.

 

 

 

En 1990 fue víctima de un atentado en un mitin de su partido, cuando un enajenado le disparó dos tiros que lo dejaron postrado en silla de ruedas. Fue además uno de los impulsores de los criterios de estabilidad del Tratado de Maastrich y de la prohibición de la mutualización de la deuda, que años más tarde ha defendido como ministro de Finanzas.

 

 

 

En 2009, en el segundo Gobierno de Merkel, asumió la cartera de Finanzas y fue allí donde se convirtió en el guardián de la austeridad tanto en Alemania, donde pasara a la historia como el ministro que logró el déficit cero, como a nivel europeo, por la manera como ha enfrentado la crisis de la deuda.

 

 

 

Su prestigio en la Unión Cristianodemócrata (CDU) y en el grupo parlamentario ha aumentado por la manera como ha negociado estos últimos meses en Bruselas y las encuestas muestran su popularidad. Eso, sin embargo, no frena las críticas desde determinados sectores de la política alemana, que, como el partido de La Izquierda, lo ven como el sepulturero de la eurozona.

 

 

 

Para Schäuble, y Merkel parece haber asumido también esa postura, los verdaderos sepultureros, si se impusieran, serían aquellos que están dispuestos a renunciar a los principios en la búsqueda del compromiso, es decir, los griegos y conexos- EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación