Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DESTACADA

Obama pide "dar un aumento de sueldo" a Estados Unidos

El Presidente quiere que el Congreso eleve el salario mínimo de $7.25 por hora a $10.10

El presidente Obama habla a trabajadores en una fábrica de West Mifflin, Pensilvania, donde firmó un decreto para que los contratistas federales eleven el salario mínimo de sus trabajadores a $10.10 la hora.

El presidente Obama habla a trabajadores en una fábrica de West Mifflin, Pensilvania, donde firmó un decreto para que los contratistas federales eleven el salario mínimo de sus...

El presidente Obama habla a trabajadores en una fábrica de West Mifflin, Pensilvania, donde firmó un decreto para que los contratistas federales eleven el salario mínimo de sus trabajadores a $10.10 la hora.

WASHINGTON. El presidente Barack Obama promovió en actos matutinos el miércoles sus propuestas de impulsar las finanzas personales de los estadounidenses de bajos ingresos anunciadas en su discurso sobre el estado de la Unión.

Así, el presidente presionó al Congreso a aprobar un aumento a los salarios mínimos para un mayor número de trabajadores de los que puede beneficiar él mismo.

"Es hora de darle un aumento a Estados Unidos", dijo Obama.

El presidente visitó un supermercado Costco en los suburbios de Maryland donde sostuvo que las empresas que pagan mejor sueldos pueden mejorar sus balances. "Les garantizo que si sus trabajadores tienen más dinero en sus bolsillos gastarán más dinero en Costco", dijo ante los aplausos de los trabajadores ataviados con chalecos rojos y azules.

Obama dijo que los nuevos empleados de Costco ganan 11.50 dólares por hora, con ingresos promedio de 20 dólares la hora sin tiempo extra. El salario mínimo actual es de 7.25 por hora, pero el presidente quiere que el Congreso lo aumente a 10.10.

"Si trabajan duro deben tener dinero para pagar la renta, comprar comida, cuidar a sus hijos", dijo Obama dentro de una oscura bodega cerca de la sección de vegetales donde los clientes pueden comprar uvas sin semilla y plátanos.

Obama también se prepara para firmar una orden ejecutiva que aumente el salario mí­nimo de 7.25 a 10.10 dólares para los trabajadores empleados por nuevos contratos federales, parte de su promesa de que emprenderá acciones ejecutivas durante su periodo final en la presidencia para eludir a un Congreso que ha bloqueado la mayoría de las medidas legislativas en un entorno de disputa partidista.

El gobernador de Maryland, el demócrata Martin O'Malley, también ha propuesto aumentar el salario mínimo en el estado a 10.10.

"A fin de cuentas, el Congreso tiene que hacer su parte para estar a tono con el resto del país en esto", dijo Obama.

Obama elogió la propuesta de O'Malley, que será un argumento empleado por los demócratas en varios estados donde habrá reñidas elecciones para gobernador.

Obama planea promover otra de sus políticas que no requieren intervención del Congreso en una siderúrgica cercana a Pittsburgh.

NUEVO PLAN DE AHORRO PARA RETIRO

El secretario del Tesoro, Jacob Lew, estará a su lado en la planta de U.S. Steel Corp. en West Mifflin, Pensilvania en la que hablará del nuevo plan de ahorro enfocado a los trabajadores cuyos patrones no ofrecen planes de retiro, es decir, cerca de la mitad de los trabajadores de Estados Unidos, de acuerdo con la Casa Blanca.

La idea es ofrecer una cuenta inicial para que la gente comience a ahorrar, aún cuando no tengan la cantidad requerida para abrir una cuenta de retiro privada. Los ahorradores pueden iniciar con 25 dólares y pueden optar porque se les descuenten automáticamente 5 dólares de sus pagos.

Llamado "myRA", el programa operará como el Roth IRA (cuenta individual de retiro) para que las contribuciones al plan sean hechas con sueldos a los que ya se han deducido los impuestos, lo que significa que los ahorradores pueden hacer retiros posteriores sin pagar impuestos adicionales. Los fondos serán respaldados por la deuda del gobierno de Estados Unidos en forma similar a como se hace con las cuentas de ahorro para empleados federales.

El programa será de ensayo y las cuentas estarán disponibles a través de algunos patrones hacia fines de 2014, informó la Casa Blanca. Los ahorradores pueden mantener las cuentas si cambian de empleo o convertirlas en cuentas privadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación