Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DESTACADO

Obama ofrece ayuda al Caribe para reducir su gigantesca factura eléctrica

El presidente de EE.UU. adelantó que su país aportará un financiamiento inicial de $20 millones para promover inversiones públicas y privadas en proyectos de energía renovable en el Caribe.

El presidente de EE.UU., Barack Obama (centro) habla durante la cumbre con líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom), hoy en Kingston, Jamaica.

El presidente de EE.UU., Barack Obama (centro) habla durante la cumbre con líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom), hoy en Kingston, Jamaica.

El presidente de EE.UU., Barack Obama (centro) habla durante la cumbre con líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom), hoy en Kingston, Jamaica.

KINGSTON. El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció hoy su ayuda a las pequeñas economías de Caribe para que reduzcan sus costos energéticos, de los más altos del mundo, y logren así un mayor crecimiento económico.

"A menudo la gente del Caribe, pese a tener menos recursos, pagan precios significativamente más elevados por la energía", dijo durante su breve visita a Jamaica, antes de partir a Panamá para participar en la VII Cumbre de las Américas.

En una conferencia de prensa, apuntó que "si podemos rebajar esos costos a través del desarrollo de energías renovables y el aumento de la eficiencia energética, creo que podemos liberar toda una serie de inversiones y crecimiento adicional".

"Y creo que va a haber una gran cantidad de áreas (a este respecto) en las que EE.UU. puede ser útil", añadió Obama sin hacer referencia a la actual dependencia que la región tiene del petróleo subsidiado de Venezuela, a través de la iniciativa conocida como Petrocaribe.

PARA MINAR EL VÍNCULO CON VENEZUELA

Muchos analistas ven en esta histórica visita de Obama a Jamaica (la segunda oficial de un presidente estadounidense desde la independencia de la isla) un paso más en el intento de Washington de minar el vínculo energético de la región con Venezuela, país con el que EE.UU. mantiene una tensa relación.

El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, ya convocó en Washington el pasado enero una Cumbre de Seguridad Energética en el Caribe, en la que se presentó una iniciativa en coordinación con el Banco Mundial para crear una red de inversiones en el sector en la región.

"Ya sea en Ucrania o en el Caribe, ningún país debería poder usar sus recursos naturales como herramienta de coerción contra otro", dijo entonces Biden.

$20 MILLONES PARA ENERGÍA RENOVABLE

Hoy, Obama adelantó que su país aportará una financiación inicial de 20 millones de dólares para promover inversiones públicas y privadas en proyectos de energía renovable en el Caribe.

Durante una reunión con líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom), que agrupa en su mayoría a islas anglófonas y francófonas de la región, les dijo que necesitan acceder a energía "más limpia" y a precios "asequibles".

Además de la financiación anunciada, la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC) se ha comprometido a financiar el "mayor parque eólico" del sector privado en Jamaica y dijo que hay "conversaciones" en marcha para dar fondos también a una granja solar.

Asimismo, el Departamento de Energía de EE.UU. y el Ministerio de Ciencia y Energía de Jamaica firmaron hoy una declaración de intenciones para avanzar en infraestructura, almacenamiento y diversificación de combustibles, según detalló la primera ministra jamaiquina, Portia Simpson Miller, en una conferencia de prensa.

Aunque el tema energético fue el asunto prioritario de la visita, Obama también tuvo tiempo en las escasas 24 horas que estuvo en la isla para reunirse con jóvenes estudiantes en la Universidad de las Indias Occidentales.

PROYECTO PARA EMPRENDEDORES

Allí, lanzó un plan para apoyar proyectos de emprendedores y líderes de la sociedad civil de Latinoamérica y el Caribe, que incluye a Cuba.

El programa ofrecerá 250 becas cada año, la mayoría en universidades y organizaciones no gubernamentales de EE.UU., para que los participantes desarrollen negocios conjuntos e iniciativas para la sociedad civil.

Al responder a varias de las preguntas que le hicieron en el foro, Obama volvió a defender, entre aplausos, la apertura de su país hacia Cuba.

"No queremos ser prisioneros del pasado", apuntó al afirmar que la fuerza del "compromiso" es mayor que la del "aislamiento".

Insistió también en sus preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, pero no aludió específicamente a los incidentes ocurridos entre funcionarios y grupos opositores cubanos este miércoles en Panamá, en vísperas de la Cumbre de las Américas.

Sobre la marihuana -asociada inevitablemente a Jamaica y recién despenalizada en la isla-, reiteró su postura de que no cree que la legalización de esa droga sea "una panacea".

"Si legalizamos la marihuana, ¿cómo lidiamos con otras drogas y dónde trazamos la línea?, se preguntó Obama, que también tuvo tiempo para visitar el Museo de Bob Marley, del que se reconoció fan desde su adolescencia.

Un asunto que preocupa también a Estados Unidos y que también se trató en al reunión fue el de la seguridad en la región, zona de paso habitual de las drogas que llegan a su territorio.

"El fortalecimiento de nuestra cooperación, asegurándonos de que nuestra formación, equipamiento, coordinación e inteligencia están sintonía, va a ser muy importante. Y espero con interés a nuestros esfuerzos en este ámbito", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación