Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Nuevo mecanismo de cambio de dólar en Venezuela

Con el nuevo sistema conocido como "Sicad II", el Gobierno apuesta a elevar la oferta de divisas para acortar la enorme brecha con el dólar en el mercado negro, que cotiza en torno a 80 bolívares.

Un manifestante protesta contra las medidas económicas destruyendo los ventanales de un edificio público. La falta de productos en Venezuela presionó además la inflación, que se disparó hasta un 56 por ciento anual.

Un manifestante protesta contra las medidas económicas destruyendo los ventanales de un edificio público. La falta de productos en Venezuela presionó además la inflación, que se disparó hasta...

Un manifestante protesta contra las medidas económicas destruyendo los ventanales de un edificio público. La falta de productos en Venezuela presionó además la inflación, que se disparó hasta un 56 por ciento anual.

CARACAS. Venezuela lanzó el martes un tercer mecanismo de cambio de divisas, buscando combatir la escalada del dólar en el mercado negro y aliviar la falta de liquidez en moneda extranjera que acentúa la escasez de

productos básicos.

Con el nuevo sistema conocido como "Sicad II", el Gobierno apuesta a elevar la oferta de divisas para acortar la enorme brecha con el dólar en el mercado negro, que cotiza en torno a 80 bolívares.

El vicepresidente Jorge Arreaza dijo que la "primera jornada

será el jueves". El vicepresidente para el área económica, Rafael Ramírez, adelantó que el sistema comenzaría a funcionar "en las próximas horas", sin precisar la fecha.

Antes, el Banco Central debe publicar manuales con las

reglas de operación.

"Vamos a derrotar el dólar paralelo. Vamos a derrotar el mercado ilegal especulativo", dijo en una conferencia de prensa.

"Es un dólar que no tiene ningún fundamento económico y sin

embargo le ha hecho muchísimo daño a nuestra economía. Presiona

la inflación, presiona el desabastecimiento", añadió.

La cotización del dólar del Sicad II será determinada por la

oferta y la demanda y no podrá ser inferior a la tasa oficial de

6,3 bolívares por dólar, según un reglamento publicado el martes

en la Gaceta Oficial.

La oferta de dólares será en efectivo y a través de bonos

denominados en bolívares pero canjeables en dólares. Según el reglamento, el Banco Central podrá intervenir para evitar fluctuaciones bruscas en el sistema, que será operado a través de bancos y casas de bolsa.

Interrogado por periodistas, Ramírez declinó revelar cuánto

dinero destinará el gobierno al Sicad II.

"No tenemos prefijado ningún monto para vender, venderemos

lo que necesite la economía", dijo. "A diferencia de los otros

sistemas no hay ningún cupo (...) Tenemos recursos suficientes".

Venezuela aplica controles de cambios desde hace una década. Actualmente existe una tasa de 6,3 bolívares por dólar para la importación de productos de primera necesidad y otra para el resto de artículos que hasta ahora cotiza cerca de 11 bolívares, conocido como Sicad I.

OTRA COTIZACIÓN

El Sicad II introduce una tercera cotización oficial.

El nuevo mercado operará diariamente. Podrán participar

personas naturales y jurídicas del sector privado, la estatal

Petróleos de Venezuela (PDVSA), el Banco Central y cualquier

otro ente público autorizado.

Para participar en el nuevo mercado es "indispensable" tener

una cuenta en dólares en un banco de Venezuela, apuntó el

ministro de Finanzas, Rodolfo Marcos Torres.

Sólo personas y empresas con residencia en el país podrán

comprar dólares a través del Sicad II. La condición no aplica

para la venta.

El Banco Central publicará todos los días el tipo de cambio

promedio de las operaciones de la jornada.

Empresarios privados esperan desde hace más de un año el

nuevo sistema de cambio, que facilitaría el acceso a dólares

para importar bienes terminados y materias primas.

"Este cambio en el sistema cambiario podría reducir

significativamente las distorsiones de la economía de Venezuela,

lo que daría mucho suporte a la deuda venezolana y de Petróleos

de Venezuela (PDVSA)", dijo Barclays en una nota a clientes.

Los exportadores, muy golpeados por los controles de cambio,

podrán retener hasta un 60 por ciento de sus ingresos en dólares

y vender el resto a través del Sicad II a una tasa de cambio más

competitiva que hasta ahora.

La escasez de productos básicos se acentuó en el último año

en Venezuela, donde a menudo es difícil encontrar leche, harina

o papel higiénico. La falta de liquidez complicó también la

importación de medicamentos y papel de periódico.

La falta de productos presionó además la inflación, que se

disparó hasta un 56 por ciento anual.

Y fue uno de los detonadores de las protestas contra el

gobierno que dejaron más de 20 muertos en el último mes.

El presidente socialista Nicolás Maduro responsabiliza de

los problemas económicos al sector privado, al que acusa de

librar una guerra económica.

En el pasado, las autoridades venezolanas incluso intentaron

sacar del aire páginas web que divulgaban el precio del dólar en

el mercado negro. Pero no impidió el aumento del dólar paralelo.

Un sistema parecido funcionó en Venezuela hasta el 2010,

cuando el fallecido presidente Hugo Chávez lo cerró ante una

escalada del dólar en ese mercado y mandó encarcelar a los

gerentes de casas de bolsa bajo cargos de especulación.

En una decisión sorpresiva, las autoridades desecharon la

semana pasada los cargos contra los gerentes que estaban

detenidos desde entonces.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación