Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

Negociación de TLC con Perú triplicará inversiones y complementará textiles

En los últimos años, las inversiones de Perú en tierra salvadoreña han aumentado. El embajador de Perú en El Salvador, Eric Anderson, anunció la llegada de nuevas empresas para 2015.

Eric Anderson Machado, Embajador del Per?, bebida pisco,

Eric Anderson, embajador del Perú en El Salvador, aseguró que las relaciones diplomáticas entre ambos países se establecieron el 10 de junio de 1857. Desde hace cinco años... | Foto por Leonardo González

A pesar de que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Perú y El Salvador aún no se concretan, en los últimos años las inversiones peruanas establecida en el país han aumentado.  El embajador del Perú en El Salvador, Eric Anderson Machado, informó que el proceso inició hace cinco años, y espera se concrete en 2016.

El diplomático destacó inversiones como la operadora logística Ransa, que llegó hace más de  una década y a la fecha ha invertido $45 millones; OPP Film, una fabrica de material plástico para envoltorios, cuya planta de producción se encuentra en plena construcción en San Juan Opico, con una inversión de $100 millones; y la General de Equipos (Cogesa), una empresa de transporte pesado y maquinaria, con una inversión de 9 millones de dólares.

El embajador anunció además la llegada de la empresa Roker Perú, que invertirá $3 millones en una planta en la que fabricará  productos clínicos.  Para el próximo año, la cifra de inversión alcanzará los $160 millones, aseguró.

“Las inversiones que vienen realizando los empresarios peruanos en el Salvador son una muestra de confianza hacia las instituciones salvadoreñas, en especial, en la  estabilidad económica y jurídica de este país”, expresó.

En su opinión, El Salvador es un país que ofrece oportunidades únicas como la ubicación geográfica, mecanismos comerciales con terceros países y la dolarización de su economía, lo que facilita las operaciones de producción y comercialización. La mano de obra calificada es otro de los atractivos que observa.  “Con este tipo de inversiones, el Perú coopera de manera directa en el desarrollo económico y social de El Salvador generando puestos de trabajo y contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de su población”, dijo el diplomático al semanario Expansión.

¿Cuánto han crecido las inversiones peruanas en El Salvador, en los últimos años?

En los últimos tres años se han triplicado las inversiones. Para el 2016, los capitales peruanos en el Salvador alcanzarán  los  160 millones de dólares.  Esto tiene un gran significado. En primer lugar, El Salvador es ya  un socio estratégico para el Perú. Este país tiene características únicas como son su ubicación estratégica, su economía dolarizada y lo que es más importante, mano de obra calificada. En segundo lugar, El Salvador es miembro del Sistema de la Integración Centroamericana . (SICA) y cuenta con acuerdos comerciales que permiten a una empresa proyectarse y cubrir toda Centroamérica, el Caribe, México y Estados Unidos.  Por último considero que este es un país que transmite confianza a través del respeto a su institucionalidad democrática y jurídica.  Estas inversiones se vienen realizando con el objetivo de quedarse y colaborar con el desarrollo de El Salvador. Un elemento fundamental para combatir la inseguridad, es generando empleo y eso se logra atrayendo este tipo de inversiones.

¿Vendrán nuevas inversiones peruanas?

En efecto, la empresa Roker Perú ha comenzado la adecuación de una planta para la fabricación de productos clínicos en el municipio de Apopa.  La inversión alcanza los tres millones de dólares y se espera genere, en una primera etapa unos 60 empleos. Además existe interés por parte de una empresa del sector textil en instalarse en el país, ya vino una delegación a buscar un terreno, pero aún no hay nada concreto.  

 ¿Cuándo cree que cerrarán las negociaciones del tratado comercial?

Espero que el proceso de negociación concluya en el transcurso del primer trimestre del próximo año. Lo que falta es muy poco pero se trata de los productos más sensibles como es el caso del capítulo referido a textiles. Ambos países tenemos una industria textil importante pero con características diferentes mientras los tejidos peruanos son de algodón, los salvadoreños son básicamente sintéticos y mezclados.  Sin embargo, considero que hay que tener en cuenta que la base del acuerdo comercial no es únicamente el sector textil, ya que aborda el universo arancelario.

¿Qué beneficios traerá para ambos países?

Creo que un acuerdo comercial con el Perú, permitirá  a los exportadores salvadoreños  acceder a un mercado de 30 millones de habitantes y lo que es más interesante, establecer acuerdos de cooperación empresarial para que conjuntamente con empresas peruanas puedan ingresar también a mercados como el boliviano y del resto  de los países de la comunidad andina. No nos olvidemos también que ambos países cuentan con un acuerdo comercial con la Unión Europea a través del cual podemos desarrollar productos, pero acumulando el origen de nuestros insumos por lo que hay un trabajo interesante a realizar por parte de las instituciones promotores de exportaciones identificando estas oportunidades.

En términos comerciales ¿cuál es la importancia de El Salvador para Perú?

Nuestras exportaciones tradicionalmente han estado dirigidas hacia los Estados Unidos, Europa, algunos países asiáticos y países vecinos. Considero que es importante que comiencen a diversificar sus mercados y que mejor que entre dos países cuya población  habla el mismo idioma, y tienen los mismos usos y costumbres.  En el caso concreto  para la industria salvadoreña, hay un potencial interesante en el mercado peruano  para sus productos farmacéuticos,  mangueras, tubos, etiquetas impresas, hilados y tejidos  de poliéster como rayón y licra, suéteres de fibras sintéticas, rociadores y pulverizadores entre otros. Como puede usted ver, se trata de productos con valor agregado que podrían tener una excelente aceptación de existir un acuerdo comercial entre ambos países. Actualmente la balanza comercial entre ambos países es muy reducida. El Salvador apenas exporta dos millones seiscientos mil dólares mientras el Perú  exporta 58 millones de los cuales casi el 70 por ciento son productos relaciones al combustible (gas, gasolina y kerosene).

¿Y cuál es el comportamiento del turismo entre ambas naciones? ¿ha crecido?

Definitivamente ha crecido y esto se debe  gracias al apoyo de Avianca y de los operadores de turismo quienes promueven, junto con los esfuerzos de esta embajada, el destino turístico de Perú y El Salvador.  El incremento de la cifra de visitantes es una muestra del interés por conocer ambos destinos. En los últimos cinco años, de 2,938 salvadoreños que visitaron el Perú hemos pasado a 5,404. Y se pasó de 12,696 a 20,747 peruanos que visitaron El Salvador.  Como usted sabe, el Perú no es solo un país que se caracteriza por haber sido sede de la cultura inca y pre inca. Somos un país diverso con una abundante riqueza ecológica.  De igual manera, somos países que miramos al Océano Pacífico, y por lo tanto, compartimos un mismo deporte que es el surf. Así que una parte de nuestro flujo de turistas son los surfistas que tratan de disfrutar de las perfectas olas de la playa  del Sunzal. También se ha desarrollado en mi país el destino gastronómico y los salvadoreños se han convertido en uno de nuestros clientes favoritos. Hoy en día en San Salvador hay cuatro restaurantes peruanos: el Inka Grill, el Machu Chicken, Kala Mar y Roberto Cuadra,  para que los salvadoreños degusten de nuestra gastronomía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación