Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Mundial de Brasil atrasó obras de infraestructura

A un año del Mundial, el diario Folha de Sao Paulo y el portal G1, de la red Globo, publicaron amplios reportajes sobre el estado actual de las obras en los estadios y en las infraestructuras complementarias, principalmente de movilidad urbana, en l

En Sao Paulo, que acogió el primer partido del Mundial el 12 de junio de 2014 entre Brasil y Croacia (3-1), la conexión del metro con el aeropuerto de Guarulhos -que opera para la ciudad- fue cancelada.

En Sao Paulo, que acogió el primer partido del Mundial el 12 de junio de 2014 entre Brasil y Croacia (3-1), la conexión del metro con el aeropuerto...

En Sao Paulo, que acogió el primer partido del Mundial el 12 de junio de 2014 entre Brasil y Croacia (3-1), la conexión del metro con el aeropuerto de Guarulhos -que opera para la ciudad- fue cancelada.

A un año del Mundial, el diario Folha de Sao Paulo y el portal G1, de la red Globo, publicaron amplios reportajes sobre el estado actual de las obras en los estadios y en las infraestructuras complementarias, principalmente de movilidad urbana, en las doce capitales que recibieron la Copa del Mundo.SAO PAULO. El legado de infraestructuras dejado por el Mundial de fútbol de Brasil 2014 continúa hoy con obras atrasadas, algunas sin salir del papel y otras hasta canceladas exactamente un año después de la inauguración del torneo que se celebró en doce ciudades del país, según analizaron medios locales.

Cuando se cumple un año del comienzo del Mundial, el diario Folha de Sao Paulo y el portal G1, de la red Globo, publicaron amplios reportajes sobre el estado actual de las obras en los estadios y en las infraestructuras complementarias, principalmente de movilidad urbana, en las doce capitales que recibieron la Copa del Mundo.

De acuerdo con Folha, ocho de los doce estadios mundialistas registraron pérdidas en 2014 que suman 126 millones de reales (unos 40,5 millones de dólares) y arrastran dificultades para su viabilidad financiera.

Con saldo positivo terminaron el año los estadios Arena Corinthians (Sao Paulo), Mineirao (Belo Horizonte), Beira-Rio (Porto Alegre) y Arena das Dunas (Natal), aunque en el caso del escenario paulista no comenzó todavía el pago durante doce años de las obras, que será realizado a partir de julio por parte del club que le da nombre.

Las pérdidas de los estadios son encabezadas por el remodelado Maracaná, de Río de Janeiro, que recibió entre otros partidos el de la final entre Alemania y Argentina (1-0) y que acumuló un saldo financiero negativo de 77,2 millones de reales (unos 24,8 millones de dólares).

Los especialistas consultados por el diario indicaron que la baja calidad de los partidos, con horarios poco atractivos -como el de las 22.00 horas-, y los altos costes de la operación así como de mantenimiento de los modernos equipos de seguridad y de la tecnología del escenario contribuyen al déficit.

Plazas como Natal, Fortaleza, Manaus, Brasilia y Cuiabá, que no tienen representantes en la primera división y esporádicamente reciben algunos partidos de grandes clubes, intentan "sobrevivir" sin una agenda de juegos o eventos artísticos definida.

El portal G1, por su parte, detalló los problemas de las otras obras en aeropuertos y para la movilidad urbana que estaban dentro del cronograma mundialista.

En Manaus, el monorraíl y el BRT (autobús rápido) fueron retirados del proyecto y sustituidos por corredores exclusivos para autobuses, mientras que en Salvador se remodeló el puerto, la terminal de transportes y se inauguró una parte del metro y la otra se espera sea concluida en 2017.

Fortaleza , por su parte, entregó un puerto para pasajeros, y el llamado sistema VLT (Vehículo Leve sobre Rieles) solo tuvo un 50 % del proyecto concluido, con las obras paradas hasta una nueva licitación.

En la capital Brasilia, el VLT fue descartado en 2013 y un viaducto entregado durante el mundial deberá pasar por reformas, mientras que otras obras en los alrededores del estadio todavía no comenzaron y el aeropuerto sufre infiltraciones.

Cuiabá, capital de Mato Grosso, presentó un retraso sin excepción en todas sus obras de movilidad, como el VLT que está paralizado y la ampliación de avenidas que fue realizada parcialmente.

En Belo Horizonte, el BRT sufrió modificaciones y atrasos, y uno de los viaductos construidos provocó la muerte de dos personas al venirse abajo en plena celebración del Mundial.

Para Curitiba, el corredor vial entre el aeropuerto y la terminal de trenes y autobuses fue entregado parcialmente, al igual que las vías de integración metropolitana, mientras que en Recife el BRT funciona parcialmente en sus líneas.

Río de Janeiro, sin reformas en sus dos aeropuertos, concluyó todas sus obras, mientras que en Natal se espera todavía por la conclusión de la terminal marítima y el fin de las obras del acceso vial a la terminal aeroportuaria y de otras autopistas.

Ya en Porto Alegre, las obras en el entorno del estadio fueron entregadas con atraso y las líneas del BRT esperan a ser concluidas en 2016.

Una alternativa de línea de tren hasta Guarulhos está prometida para 2017, año en el que deberá comenzar a operar normalmente el monorraíl. La Terminal 3 del principal aeropuerto de la ciudad fue inaugurada después del Mundial

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación