Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Monedas débiles y a la espera de datos de Estados Unidos

El dólar cayó frente al yen y el resto de monedas latinoamericanas amanecieron débiles. Se espera la revisión del PIB del segundo semestre de Estados Unidos.

Wall Street a la espera de datos de crecimiento de la economía estadounidense, los cuales surgirán la próxima semana.El resto de los mercado de la región en expectativa.

Wall Street a la espera de datos de crecimiento de la economía estadounidense, los cuales surgirán la próxima semana.El resto de los mercado de la región en expectativa.

Wall Street a la espera de datos de crecimiento de la economía estadounidense, los cuales surgirán la próxima semana.El resto de los mercado de la región en expectativa.

BOGOTÁ. Las monedas de América Latina amanecieron en bajada este lunes y a la espera de datos de recuperación en el mercado estadounidense, los cuales comenzarán a surgir la próxima semana.

El peso mexicano se depreciaba el lunes, debido a las persistentes preocupaciones sobre el futuro del plan de estímulo en Estados Unidos y pese a la divulgación de un débil dato de órdenes de bienes duraderos.

En operaciones previas a su apertura oficial, la moneda de México cotizaba en 12.9750 por dólar, con un retroceso del 0.19 por ciento frente a los 12.9500 pesos del precio de referencia de Reuters del viernes.

En Brasil, el real se debilitaba en la apertura de la sesión del lunes, poco antes de la primera subasta de swap tradicionales -equivalentes a una venta de dólares en el mercado futuro- de un programa de intervenciones diarias del Banco Central.

El real retrocedía un 0,57 por ciento a 2,3667 reales, tras haber ganado casi un 3,23 por ciento en la sesión anterior.

El Banco Central de Brasil anunció el jueves un programa de intervención cambiaria que inyectará al menos 60.000 millones de dólares en el mercado de divisas hasta finales de año.

El peso chileno inició la jornada del lunes casi sin variaciones con respecto al cierre previo en su paridad frente al dólar, a la espera de la evolución que muestren los mercados externos tras cifras económicas de Estados Unidos, que se darán a conocer más tarde.

El peso en el mercado spot subía un 0,06 por ciento a 509,80 unidades por dólar comprador y 510,10 unidades vendedor.

DÓLAR CAE FRENTE AL YEN

El dólar cedía en Asia contra el yen este lunes tras replegarse desde los máximos de casi tres semanas del viernes pasado por un indicador estadounidense que mostró una pronunciada caída de las ventas de nuevas viviendas.

El dólar caía un 0,1 por ciento frente al yen a 98,60 unidades tras alcanzar el viernes 99,15, su nivel más alto desde el 5 de agosto.

Sin embargo, los analistas apuntan a que se registrará un comportamiento de sesgo alcista dentro de un rango acotado esta semana, una tendencia que dependerá de las señales que cifras económicas en Estados Unidos entreguen sobre el futuro del plan de estímulo monetario del banco central de la mayor economía del mundo.

La incertidumbre entre los inversores creció el viernes, después de que un dato de ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos fue menor a lo esperado por los mercados, lo que enfrió las expectativas de que la Reserva Federal comience a reducir la inyección de liquidez en su encuentro de septiembre.

"No esperamos que las ganancias que se vieron el viernes continúen, pero sí que las monedas se consoliden a los niveles actuales", dijo Pedro Tuesta, estratega para América Latina de la consultora 4Cast Inc, desde Washington.

"La mayor razón es que el mercado va a esperar por los datos del mercado laboral de Estados Unidos para definir la tendencia, y eso no se sabrá hasta la semana siguiente", agregó.

DATOS CLAVES

Entre los datos que se conocerán en la presente semana en Estados Unidos están la revisión del PIB del segundo trimestre, el indicador de peticiones iniciales de desempleo, órdenes de bienes durables y el índice de confianza del consumidor.

Según los analistas, el real será el que muestre los mayores movimiento, tras cerrar el viernes con un alza de un 3,23 por ciento después de que el Banco Central anunció un plan de intervención que equivale a la venta de moneda estadounidense a futuro por hasta 60.000 millones de dólares en lo que resta del año.

"Creemos que el anuncio será visto como un punto de inflexión para el real, saciando la demanda especulativa", indicó una nota de Nomura, en la que no obstante explicó que las futuras decisiones de la Fed, la evolución de China y la política fiscal local siguen siendo factores de riesgo para la divisa brasileña.

"(...) al anunciar una estrategia de intervención bien pensada cuando el mercado parecía estar alcanzando un pico especulativo, el banco central ha creado las bases para bajar la volatilidad ya realizada y reducir el nivel de riesgo tanto en la divisa como en los mercados de tasas de interés", agregó

El peso mexicano fluctuaría en un rango de 12,85 a 13,10 unidades por dólar, atado al resultado de las cifras económicas de Estados Unidos y a comentarios de miembros de la Reserva Federal que permitan vislumbrar el curso cercano de su plan de estímulo.

Aunque no se descarta una mayor volatilidad, analistas creen que los participantes no se arriesgarán con grandes apuestas hasta no contar con datos más relevantes sobre el empleo y las manufacturas de la mayor economía del mundo, que se publicarán en la primera semana de septiembre.

La moneda peruana, el sol, cotizaría con una ligera tendencia al alza apoyada por acciones del Banco Central, que vendería dólares en el mercado al contado y subastaría papeles, para atenuar los flujos de demanda de inversores ante la incertidumbre sobre el futuro de los planes monetarios de la Fed.

El tipo de cambio se negociaría entre las 2,800 y las 2,820 unidades por dólar, techo que difícilmente romperá por la presencia de la autoridad monetaria en el mercado cambiario.

El peso chileno avanzaría apoyado especialmente por la recuperación de los precios del cobre, el principal producto de exportación del país austral.

"El escenario externo se presenta positivo para el peso ya que a la recuperación que muestra la economía china, que está haciendo subir el precio de las materias primas, se suma la menor expectativa de un pronto retiro de los estímulos monetarios por parte de la Fed", dijo un operador En Santiago.

El peso colombiano reduciría su volatilidad a la espera de la reunión del Banco Central, el viernes, en la que algunos analistas no descartan un anuncio en materia cambiaria, teniendo en cuenta que el plan de compra de dólares del organismo vence a finales de septiembre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación