Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

INVERSIÓN

México y China acuerdan invertir $2,400 millones

Tres firmas chinas invertirían hasta 5.000 millones de dólares para financiar proyectos de la petrolera mexicana Pemex, incluyendo el gasoducto Ramones.

El presidente de México, Enrique Pena Nieto (2o der), su esposa, Angelica Rivera; el mandatario chino, Xi Jinping (20 izq) y su esposa, Peng Liyuan.

El presidente de México, Enrique Pena Nieto (2o der), su esposa, Angelica Rivera; el mandatario chino, Xi Jinping (20 izq) y su esposa, Peng Liyuan.

El presidente de México, Enrique Pena Nieto (2o der), su esposa, Angelica Rivera; el mandatario chino, Xi Jinping (20 izq) y su esposa, Peng Liyuan.

PEKÍN. China y México crearán un fondo de inversión de 2.400 millones de dólares para apoyar la infraestructura, la minería y los proyectos de energía y están considerando un acuerdo petrolero de unos 5.000 millones de dólares, dijo hoy jueves el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Desde que Peña Nieto asumió el cargo a finales del 2012, ha tratado de forjar lazos más estrechos con China tras años de rivalidad entre los dos países que buscan abastecer al mercado de Estados Unidos.

"Quiero hacer hincapié en que la base de nuestra relación es la confianza", dijo Peña Nieto a la prensa en Pekín después de reunirse con el presidente chino, Xi Jinping. "Ahora las relaciones entre México y China son más amplias, más estables, más productivas y más beneficiosas para nuestros pueblos".

Peña Nieto también dijo que tres firmas chinas invertirían hasta 5.000 millones de dólares para financiar proyectos de la petrolera mexicana Pemex, incluyendo el gasoducto Ramones.

Peña Nieto y Xi supervisaron la firma de 14 pactos, incluyendo un acuerdo del China Development Bank con Bancomex y Pemex para ayudar con proyectos petroleros, así como uno entre el Commercial Bank of China con Pemex y la petrolera china CNOOC.

No se proporcionaron detalles relativos a los acuerdos.

Peña Nieto tampoco mencionó en sus comentarios públicos la decisión abrupta de México de revocar un acuerdo de 3.750 millones de dólares para construir un tren de alta velocidad, adjudicado originalmente a un consorcio liderado por firmas chinas.

El consorcio era liderado por el constructor ferroviario China Railway Construction Corp e incluía a empresas mexicanas y el fabricante chino de trenes CSR Corp.

México canceló el acuerdo la semana pasada después de que legisladores alegaron que el contrato ferroviario fue manipulada.

China ha expresado su conmoción por la cancelación, y el primer ministro chino, Li Keqiang, dijo a Peña Nieto esta semana que las firmas chinas deben ser tratadas de manera justa.

El Ministerio de Comercio de China dijo el miércoles que cree que hay motivos legales para una compensación después de que se canceló el acuerdo.

Citando la ley de obras públicas de México, el ministerio dijo en su sitio de internet que al licitador seleccionado se le debe una indemnización por una suma que la ley no estipulada si el Gobierno decide no firmar un contrato.

El oferente podía ser compensado por el costo de la elaboración de su propuesta, añadió el ministerio chino, sin precisar una cifra.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación