Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Destacada

Mejora el panorama laboral en EE.UU.

Las solicitudes de subsidios por desempleo cayeron en 10,000 la semana pasada; sin embargo, los nuevos pedidos de bienes duraderos cayeron 2% en octubre

Aunque el panorama del empleo está mejorando un poco, la actividad de las fábricas parece estar perdiendo impulso.

Aunque el panorama del empleo está mejorando un poco, la actividad de las fábricas parece estar perdiendo impulso.

Aunque el panorama del empleo está mejorando un poco, la actividad de las fábricas parece estar perdiendo impulso.

WASHINGTON. El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, una señal de que el mercado laboral de Estados Unidos mejora a un ritmo constante.

Aunque el panorama del empleo está mejorando un poco, la actividad de las fábricas parece estar perdiendo impulso. El gasto de las empresas en bienes de capital se ha debilitado y los nuevos pedidos de bienes manufacturados duraderos cayeron el mes pasado.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo bajaron en 10,000, a una cifra desestacionalizada de 316,000, dijo este miércoles el Departamento del Trabajo. Economistas consultados por Reuters pronosticaban que los pedidos iniciales de subsidios subirían a 330,000 la semana pasada.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, que elimina la volatilidad semanal, bajó en 7,500, a 331,750.

CAEN PEDIDOS DE BIENES DE CAPITAL

Un informe por separado del Departamento de Comercio mostró que los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo a aeronaves, un indicador seguido de cerca sobre planes de gastos de las empresas, bajaron un 1.2 por ciento en octubre.

Fue el segundo mes de declive después de que los pedidos de los llamados bienes de capital subyacentes cayeron un 1.4 por ciento en septiembre. Economistas consultados por Reuters esperaban que esa categoría subiera un 0.6 por ciento.

La caída inesperada en los pedidos de bienes de capital sugieren cierta pérdida de impulso en la reciente fortaleza del sector manufacturero. También podría ser un indicio de que la paralización parcial de 16 días del Gobierno federal el mes pasado afectó la confianza de las empresas.

Al mismo tiempo, los pedidos de bienes duraderos -desde tostadoras a aeronaves fabricados para durar al menos tres años- cayeron un 2 por ciento, en gran parte debido a un desplome de los pedidos de aeronaves civiles y de defensa.

Los pedidos de bienes duraderos habían subido un 4.1 por ciento en septiembre.

El dólar extendió sus pérdidas frente al euro tras los datos, pero amplió su valorización ante el yen.

La debilidad en pedidos de bienes de capital subyacentes y de bienes duraderos se opone a sondeos fabriles nacionales, que han mostrado fortaleza en el sector manufacturero.

El tono del reporte de bienes duraderos fue en general mixto, con incrementos en nuevos pedidos de metales primarios, computadores y productos electrónicos, vehículos motorizados y equipamiento eléctrico, electrodomésticos y componentes.

Los envíos de bienes de capital subyacentes, usados para calcular el gasto en equipamiento para la estimación del producto interno bruto (PIB) del Gobierno, bajaron un 0.2 por ciento después de caer en un margen similar en septiembre.

POCAS CONTRATACIONES

Aunque las empresas ya no están despidiendo a trabajadores en un gran volumen, no han elevado significativamente las contrataciones debido a que la demanda interna permanece débil.

El informe de solicitudes mostró que el número de personas que aún recibe beneficios bajo programas estatales regulares tras pedir una semana inicial de ayuda cayó en 91,000, a 2.78 millones, en la semana que terminó el 16 de noviembre, el menor nivel desde enero del 2008.

El dato de las llamadas solicitudes continuas cubrió la semana del sondeo de hogares que se usará para calcular la tasa de desempleo de noviembre.

Las solicitudes continuas cayeron en 74,000 entre los períodos de los sondeos de octubre y noviembre, lo que sugiere cierta mejoría en la tasa de desempleo después de que avanzó a un 7.3 por ciento en octubre.

En tanto, otro informe divulgado el miércoles mostró que el ritmo de crecimiento en la actividad de negocios en la región central de Estados Unidos se desaceleró en noviembre, pese a que el componente de empleo alcanzó su nivel más alto en más de dos años.

La sede de Chicago del Instituto de Gerencia y Abastecimiento dijo que su índice de gerentes de compras (PMI) bajó a 63.0 desde 65.9, pero superó el pronóstico de los analistas, que anticipaban una lectura de 60.0.

El segmento de nuevos pedidos en el índice PMI de Chicago cayó a 68,8 desde 74,3, mientras que el componente de empleo subió a 60.9 desde 57.7, su mayor nivel desde octubre del 2011.

Una lectura sobre 50 indica expansión de la economía regional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación