Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

La megaplanta de Laboratorios Vijosa estará lista en 2017

La planta se edifica en un terreno de siete manzanas, cerca la zona conocida como la Gran Manzana en Santa Tecla.

Laboratorios Vijosa

Los laboratorios no solo han invertido en infraestructura, sino que también en la capacitación de personal. | Foto por Archivo

Siete edificios integrarán las futuras instalaciones de Laboratorios Vijosa, un complejo que se construye en un terreno de siete manzanas, junto a la carretera entre San Salvador y Santa Tecla, contiguo a residencial Primavera.

En una primera etapa, el complejo albergará siete plantas para la fabricación de medicamentos, control de calidad, bodegas y oficinas administrativas, abonando al polo de desarrollo industrial y comercial que se está generando en esa zona del municipio de Santa Tecla.

La construcción de la megaplanta, como la bautizaron los propietarios del proyecto hace cuatro meses cuando se colocó la primera piedra, se ejecutará con una inversión cercana a los 40 millones de dólares, según informaron en esa ocasión a El Diario de Hoy.

“Ya en el pasado expandimos nuestras instalaciones en dos oportunidades, y constantemente hemos renovado nuestra maquinaria con tecnología europea de última generación. Llegó el momento y la oportunidad de hacerlo nuevamente”, dijo la semana pasada la gerente de Mercadeo,
Mónica Saca, al consultarle sobre los avances del proyecto.

La ejecutiva informó que el proceso de construcción de la primera etapa, que es la que está en ejecución, tomará un poco más de un año.

A la fecha, las obras de terracería han finalizado y se está por comenzar con la construcción. Luego, habrá un período de seis meses después de finalizada la construcción, para la instalación de los equipos y maquinaria de las plantas de fabricación. Este trabajo estará a cargo de los ingenieros y técnicos alemanes de la fábrica Bosch.

 

 

Las obras de terracería han concluído. Pronto iniciará la obra gris.

 

 

Saca dijo que con el complejo industrial buscan incrementar la capacidad de producción de medicamentos, los volúmenes de exportación, y el surtido en el mercado nacional.

La planta agilizará procesos de producción y distribución, además de los administrativos, que en suma tendrán un impacto positivo en el desarrollo del quehacer diario de la empresa.

El proyecto, que fue analizado basándose en los parámetros de crecimiento de la empresa, también permitirá consolidar todas las operaciones en un solo espacio, ya que actualmente ocupa diferentes edificaciones en la zona industrial de Ciudad Merliot.

Con la puesta en marcha del moderno complejo farmacéutico, Vijosa dará paso a la fabricación de nuevas formulaciones, con las cuales espera abrirse camino en nuevos mercados internacionales, destinos que aún se encuentran en evaluación.

Exportaciones

Vijosa, que fue fundada en 1971 por el doctor Víctor Jorge Saca como un laboratorio especializado en productos inyectables, comenzó a exportar tres años después. Uno de sus primeros destinos fue Nicaragua.

Actualmente exporta el 63 % de la producción anual a Centroamérica, Belice, Panamá, y algunos países del Caribe. En 1998 ingresó al mercado estadounidense, donde ahora apuesta por seguirse expandiéndose.

El año pasado, las exportaciones aumentaron un 12 %, comparadas con las de 2014; sin embargo, las ventas locales decrecieron un 11 %.

En la actualidad, el laboratorio cuenta con tres plantas de producción destinadas a la elaboración de inyectables y jarabes, formas farmacéuticas sólidas, y antibióticos.

En total, el laboratorio fabrica más de 600 fármacos orientados al alivio de patologías frecuentes, que se comercializan en diversas marcas.

El ritmo de producción de las plantas alcanza las 500 mil unidades al día, entre medicamentos inyectables y de administración oral. Una cifra que en 2015 aumentó un 2 %, con respecto al año previo.

La empresa cuenta además con un laboratorio que sigue las metodologías internacionales para la medición de la calidad de los medicamentos y de las materias primas.

Saca comentó que además de invertir en infraestructura, cada año la empresa ejecuta inversiones orientadas a la mejora continua en los departamentos de investigación y desarrollo y de control de calidad, así como también en la capacitación del recurso humano y maquinaria de avanzada tecnología.

Todo lo anterior ha propiciado que la empresa goce de una importante participación en los mercados del área, un trabajo que es reconocido por instancias locales.

De hecho, la empresa ha recibido en dos ocasiones el premio al Exportador del Año por parte de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport).

En 2014, Vijosa recibió un reconocimiento de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) como el mayor exportador de la industria farmacéutica.

Asimismo, fue galardonada por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) con el premio Empresa Modelo tanto en 2014 como en 2015.

La Asociación de Industriales Químicos Farmacéuticos de El Salvador (Inquifar), por ejemplo, reveló que en 2014, Vijosa se convirtió en la principal empresa que logró mantener su actividad exportadora con una participación del 25 % , seguida por Corporación Bonima, con 18 %, y Biogalenic, con el 10 %.

Más que determinar el monto total de inversión, lo importante es que una vez más Vijosa cree en El Salvador y se convierte en un vehículo dinamizador de la actividad económica”, dijo Mónica Saca, gerente de mercadeo de Vijosa.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación