Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Masesa proyecta crecimiento de 6%

La ensambladora y distribuidora de motocicletas planea cerrar el año con unos 20 nuevos puntos de venta en El Salvador y con siete nuevos modelos. 

Panorámica de una de las plantas ensambladoras de Masesa en Guatemala. La empresa maneja las marcas Bajaj (India) y Yumbo (China).

Panorámica de una de las plantas ensambladoras de Masesa en Guatemala. La empresa maneja las marcas Bajaj (India) y Yumbo (China). | Foto por Cortesía de Masesa.

Panorámica de una de las plantas ensambladoras de Masesa en Guatemala. La empresa maneja las marcas Bajaj (India) y Yumbo (China).

La ensambladora y distribuidora de motos Masesa avanza a buen ritmo en los seis mercados en que opera y proyecta para este año un crecimiento de 6 % en sus ventas en ElSalvador.

El gerente de Canales Directos, Denis Girón, detalló que la compañía tiene presencia en Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, y desde hace aproximadamente un año, en algunos estados del sur de México.

Mayor Servicios S.A. tiene dos plantas ensambladoras en Guatemala, donde la empresa fue fundada hace 25 años. Una de las plantas, que tiene 17,000 metros cuadrados, ensambla motocicletas y mototaxis para el mercado guatemalteco, mientras que la otra, de 6,000 metros cuadrados, lo hace para el resto de países.

Girón detalló que Masesa vende motos y mototaxis, además de repuestos y accesorios, incluyendo cascos y ropa para motociclistas. La empresa también provee servicios de mantenimiento y reparación a través de una red de talleres autorizados, y ofrece crédito directo para la compra de sus vehículos.

Crecimiento constante

Masesa inició operaciones en El Salvador en 2003 con una planta ensambladora ubicada en la Zona Franca American Park, en la carretera entre San Salvador y Santa Ana.

La compañía montaba ahí las motos y los mototaxis que vendía tanto en Guatemala como en otros países de Centroamérica.

Los mototaxis fueron un éxito en el mercado salvadoreño, y su presencia comenzó a aumentar, principalmente en pequeñas poblaciones, donde se constituyeron en una alternativa al transporte tradicional.

En 2007, Masesa decidió trasladar su planta de ensamblaje a Guatemala, donde opera desde entonces.

Al preguntar a Girón por qué decidieron trasladar las operaciones, este se limitó a decir que la medida se debió a una estrategia para “centralizar” operaciones en el vecino país, que fue donde nació la compañía.

Pero ese año, el sector de los mototaxis, que había dinamizado las ventas de Masesa en el país, luchaba por obtener permisos del Viceministerio de Transporte (VMT) ante la oposición de empresarios de buses y microbuses.

La presión de buseros y microbuseros desembocó en 2009, cuando se aprobó un decreto que prohíbe la introducción al país de mototaxis.

Se calcula que  en el país hay un total de aproximadamente 3,100 mototaxis. El director de Masesa explicó que los propietarios solamente pueden comprar unidades para sustituir las que ya tienen.

Girón añadió que a pesar de esta complicación, las ventas de Masesa en El Salvador crecen a un ritmo de 6 por ciento anual, mientras que en los cinco países en que opera, el incremento es cercano al 30 por ciento.

Las ventas de la compañía en El Salvador, que rondan el millón de dólares al año, representan cerca del 6 % del total, según explicó el director.

Girón sostuvo que un factor que impide un mayor aumento en las ventas de motos en el país es que solamente dos bancos tienen líneas de créditos específicas para este propósito: el Banco Azteca y el Banco de América Central. Por eso la compañía mantiene gestiones con otros bancos para crear esta opción de financiamiento.  

Para este año, Masesa espera cerrar con 158 puntos de venta en El Salvador y con un total de 24 modelos, incluyendo algunos que presentarán en octubre próximo.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación